Home » Gran Selección 2018 » Nuestro oro líquido

Nuestro oro líquido

Recorrer Castilla-La Mancha es descubrir miles de hectáreas de olivar que, campaña tras campaña, posicionan a la región en la cúspide en producción de aceite de oliva. Y es que Castilla-La Mancha se alza como la segunda productora de aceite de oliva, con más de 100.000 toneladas en la campaña 2017-2018, lo que supone el 8,4% del aceite español y elaborando el 3% de la producción mundial.

En concreto, en olivar, la región cuenta con 420.000 hectáreas, la mayoría de secano siendo cultivos sociales que han formado parte de la historia de los puntos donde se asientan. 

Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma productora de aceite, por detrás de Andalucía, cuenta con 267 almazaras y 83.000 oleicultores. Es relevante que un producto de calidad como es el aceite de oliva llegue al consumidor porque su ingesta pone de relieve los efectos saludables en el organismo, siendo el producto más representativo de la dieta Mediterránea. 

El aceite de oliva es muy importante, no solo por la calidad, sino también por lo que el producto implica desde el punto de vista social y económico.

Dada la importancia del aceite de oliva en las mesas de todo el mundo, desde el Gobierno regional lo reconocen además de ayudar a las empresas y profesionales de este sector agroalimentario castellano-manchego. Así, se han entregado los ya tradicionales galardones ‘Gran Selección’ 2018 entre los que se encuentra el mejor aceite de oliva virgen extra de calidad diferenciada de la región al elaborado por ‘Casas de Hualdo’, de El Carpio de Tajo (Toledo). 

Se trata de un aceite elaborado a partir de las aceitunas cultivadas en la finca Hualdo, bajo la Denominación de Origen Protegida Montes de Toledo, Casas de Hualdo Cornicabra. Tradición y vanguardia se conjugan en este aceite de la variedad más tradicional de su zona. Robusto, amargo y picante son los atributos que definen esta extraordinaria variedad. Intensidad elevada y matices herbáceos lo caracterizan. En boca desprende sensaciones frescas de lechuga, alloza, endivia y canónigos. Se trata de un aceite armonioso, equilibrado, complejo y rotundo.

La empresa Casas de Hualdo es un joven proyecto nacido de la pasión y el compromiso con el campo y la naturaleza, cuyo objetivo final es la elaboración de aceite de oliva virgen extra de alta calidad. La finca se sitúa en la provincia de Toledo, en las estribaciones de sus montes, muy cerca de su capital, en el paraje que da nombre a su aceite. La producción 100% propia de la aceituna dentro de la finca así como la ubicación de la almazara, en el corazón del olivar, equipada con la más avanzada tecnología, permite controlar todos los procesos y obtener el aceite a las pocas horas de la recolección de la aceituna. El buen hacer de la empresa se ve respaldado por la consecución de importantes reconocimientos y premios a nivel nacional e internacional, ganando la confianza y respeto de clientes en más de 30 países.

Además cabe destacar que dentro de la calidad del producto, el aceite de oliva castellano-manchego es un elemento fundamental en nuestra dieta que es sometido a numerosos controles antes de su comercialización.

Además, se han entregado dentro de los premios ‘Gran Selección’ los galardones a los vinos, quesos y jamones, junto a los mejores productos de carne de cordero manchego, miel de La Alcarria, azafrán de La Mancha, pan de cruz, berenjena de Almagro, carne de caza, melón de La Mancha y ajo morado de Las Pedroñeras. 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.