Home » Consumo Responsable » Los regalos “sostenibles” también son posibles en Albacete

Los regalos “sostenibles” también son posibles en Albacete

/Sandra Manzanares/

Apostar por un consumo responsable va más allá de suprimir la vertiente puramente económica del consumismo, a través de la que los clientes adquieren y acumulan productos o bienes que no son de primera necesidad, ya que el consumo responsable implica también el fomento de actuaciones sostenibles que repercuten en toda la cadena de producción, compra y posterior retirada de residuos.

El consumismo a grandes niveles perjudica los recursos naturales y al desarrollo sostenible, por lo que, especialmente en fechas navideñas, se aboga por un uso y un consumo responsable. La creatividad y el reciclaje constituyen dos de las mejores opciones para contribuir a un desarrollo sostenible; en un primer caso, es el consumidor el que puede buscar los materiales necesarios para crear un regalo especial.

Materias primas con las que dar lugar a un original presente, aunque también se puede apostar por comprar los regalos en establecimientos comerciales, algo “totalmente compatible” con un modelo sostenible, pues como indica el responsable de Relaciones Institucionales de El Corte Inglés en Albacete, Víctor Hernández, el porcentaje de compras sostenibles aumenta cada vez más, debido a la creciente demanda de los consumidores.

En el caso de esta gran superficie, comprometida con el medioambiente, se siguen estándares de responsabilidad social, tanto a nivel de reciclado como de distribución y venta. “La clave no es donde se fabrica el producto, sino que la empresa que fabrica el producto asuma el código ético que se le impone”; detalla Hernández, refiriéndose a que El Corte Inglés apuesta por la sostenibilidad también a través de políticas de compra responsable, lo que incluye que sus proveedores cumplan con los principios de código ético y los estándares internacionales que sigue la entidad.

Actualmente existen secciones de productos sostenibles que se amplían de manera constante, áreas que sobrepasan el sector alimentario, llegando a cosmética, papelería o textil. Uno de los ejemplos que podemos encontrar son las colecciones “cápsula” que salen al mercado de manera puntual. En concreto y a modo de ejemplo, destacar una colección compuesta íntegramente por prendas vaqueras reutilizadas: se recoge la prenda usada, se envía a Cáritas, donde es tratada, y se vuelve a fabricar un nuevo hilo vaquero.

En textil también se emplea esta técnica con el uso de tintes y el agua; mientras que en papelería, los productos cuentan con un sello de calidad ambiental que certifica que no se ha utilizado madera de bosques protegidos o de otros tipos de árboles que no se pueden utilizar. A la hora del empaquetado y embalaje de los regalos, cabe destacar que se ha ampliado la certificación FSC, para demostrar un manejo de los bosques sostenibles, a todo el papel de regalo y empaquetado de Navidad, incluso los ticket de aparcamiento o sobres de facturación.

Relacionado con ello, se fomenta un menor uso del plástico entre los clientes, algo que se hace desde hace meses y que se ha intensificado desde que entrara en vigor el pasado 1 de julio una normativa con la que disuadir a la ciudadanía del uso de plástico a través de Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores. Algo que se extiende a las bolsas de plásticos reciclados, que son resistentes y se adaptan a las necesidades de los usuarios. Esta bolsa está exenta de cobro, ya que su porcentaje de material biodegradable es superior al 70%, algo que certifica la empresa y que traslada al comerciante.

Medidas todas ellas que buscan que “la cadena no se rompa y llegar a una economía circular”, incide Hernández, invitando al cliente que busque realizar compras sostenibles y consumir de manera responsable a leer las etiquetas de todo tipo de productos, no solo en la alimentación, y comprobar cuales de ellos son verdaderamente ecológicos y respetuosos con el medioambiente.


 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.