ALBAMOCION



Ayuntamiento Todos los Santos

La importancia de los Grupos de Desarrollo Rural para el progreso de los municipios albaceteños

TOyota

/Sandra Manzanares/

La capital albaceteña aglutina el 50% de la población de toda la provincia, y es que, el fenómeno de la despoblación mengua el número de habitantes de las zonas rurales, que se trasladan a los grandes núcleos de la provincia como son la propia capital, Almansa, Villarrobledo o Hellín.

albaluz

Aunque “nuestra provincia no aparece en ningún ranking de despoblamiento, ya que en términos absolutos apenas perdemos población, nuestras zonas rurales se están despoblando y mucho”, apuntaba el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, destacando que más del 75% de la población albaceteña se concentra en cinco grandes municipios, mientras que en los otros 82 únicamente se aglutina el 25%.

La despoblación es una realidad “compleja” que debe abordarse de manera transversal, ya que no afecta únicamente al ámbito de la agricultura, sino a variados y necesarios sectores para el buen funcionamiento diario de la vida de cualquier vecino como puede ser la sanidad, la educación o los servicios sociales. Precisamente por ello, y de forma pionera en España, se creaba el pasado año la Mesa de Desarrollo Rural formada por la Administración y los Grupos de Desarrollo Rural, que en Albacete son seis.

Como indicaba el presidente del Grupo de Desarrollo Rural de la comarca de La Manchuela y alcalde de Alcalá del Júcar, Pedro Antonio González, este organismo se creó para que los verdaderos protagonistas del mundo rural decidan sobre él, pues son los mejores conocedores del entorno y sus demandas.

Puntos que poner en común para elaborar las políticas adecuadas con las que ayudar de manera eficiente a los municipios, algo que, además, debería ser tratado en el ámbito estatal, incidía González, añadiendo que la creación de puestos de trabajo tanto públicos como privados constituye el camino a seguir para repoblar las zonas rurales.

En este sentido, el presidente del Grupo de Desarrollo de La Manchuela recordaba que dichas agrupaciones gestionan los fondos para el desarrollo rural, cantidades que son asignadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, con el objetivo de favorecer actuaciones de emprendimiento y mejora de negocios privados como puede ser la reforma de un restaurante o la apertura de un comercio; o en el ámbito público a través de la toma de medidas medioambientales o de carácter social, por ejemplo.

Estos Grupos Locales tienen un papel “dinamizador” del conjunto de la comarca, y no “se limitan simplemente a la gestión de subvenciones”; sino que su labor va más allá con orientación de los emprendedores que quieren comenzar su actividad en el medio rural y también asesorar a las existentes. Las ayudas económicas pueden suponer un “punto de inflexión”, pero sino se enfocan de la manera adecuada no cumplirán su función de cohesión en la comarca.

Y es que, como remarcan los vecinos de estos municipios antes de crear una Ley de Medio Rural a nivel nacional, antes hay que escuchar a los Grupos de Acción Local, conocedores de su territorio y arma efectiva para revertir la dinámica de despoblación.

Con la colaboración de

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.