Home » Albacete » Miccionar en la vía pública, los «gorrillas» o hacer botellón copan el «podio incívico” de las sanciones en Albacete

Miccionar en la vía pública, los «gorrillas» o hacer botellón copan el «podio incívico” de las sanciones en Albacete

TOyota

/Sandra Manzanares/

Más de 1.500 albaceteños resultaron sancionados durante 2018 por conductas incívicas, entre las que destacan, un año más, las micciones en la vía pública, pedir dinero por “ayudar” a aparcar y por realizar la práctica del botellón. Además, en el pasado año se registraron 10.311 intervenciones de la Policía Local por demandas, bien provenientes de programación o de requerimientos ciudadanos, lo que supone un 6 % menos que en 2017.

Si bien es cierto que “en multitud de ocasiones, sólo con la presencia policial se han podido evitar o resolver determinadas situaciones incívicas”, lo cierto es que en 2018 fueron 1.544 los vecinos de la ciudad sancionados, un 15% menos que en 2017. Miccionar en la vía pública es la infracción más común entre nuestros vecinos, que se enfrentan a sanciones entre 121 y 1.500 euros, por una acción que es considerada como grave según la Ordenanza Cívica municipal.

Un total de 419 albaceteños fueron sancionados por hacer sus necesidades fisiológicas en la calle, número ligeramente menor que en 2017, cuando se interpusieron 531 denuncias, éste año sí que se produjo un aumento destacado respecto a 2016, cuando fueron 286 los sancionados.

El segundo precepto por el que más sanciones se han emitido es el de pedir dinero por ayudar a aparcar, que puede poner en riesgo la circulación a la vez que podría implicar un tipo de mendicidad encubierta. Así, fueron un total de 386 los “gorrillas” multados, personas que prestan este servicio no regulado de “colaboración” en el estacionamiento, y que en su mayoría son reincidentes.

La práctica del botellón se sitúa en el tercer lugar de este “ranking incívico”, con 242 denuncias, casi un centenar menos que en 2017. Sin embargo, ésta continúa siendo una de las infracciones más comunes entre la población, considerada como grave con sanciones que oscilan entre los 121 y los 1.500 euros.

Los ruidos transmitidos por particulares, que ocasionaron la perturbación del descanso entre las 22:00 y las 8:00 horas, están dentro de la categoría de contaminación acústica y por este motivo fueron sancionadas 174 personas. Con una reducción de prácticamente la mitad de las multas, el apartado de tenencia de animales de compañía ha registrado 82 sanciones, en este punto remarcar que, por ejemplo, si los dueños no recogen los excrementos de sus mascotas se arriesgan a sanciones que van desde los 120 a los 1.500 euros, incluso, a las más graves, llegan a los 3.000 euros, cuantía que depende de dónde se cometa la infracción, ya que no es lo mismo que sea en una calle que en un parque de juegos infantiles.

Más normas incumplidas

Otras de las nombras incumplidas por los albaceteños ha sido el correcto depósito de basuras, lo que ha ocasionado 65 sanciones; también han recibido multas 64 albaceteños por vandalismo y deterioro de mobiliario urbano; además se dieron 47 denuncias por venta de alcohol fuera de horario, mientras que en 2017 fueron 115 las sanciones por este tema.

Por degradación virtual del entorno, principalmente por la realización de grafitis, se llevaron a cabo 33 sanciones. Y es que elaborar grafitis en zonas no acotadas para ello puede llegar a sancionarse con multas que entre los 300 y los 1.500 euros, diferenciándose en ellas el tipo de edificio, pues no recibe la misma sanción una pintada en una pared de la calle, que en un edificio municipal o en un inmueble protegido. Además, la reincidencia por la misma infracción también se paga más cara. En el último puesto se encuentran las sanciones por prostitución, que fueron 32, tres más que en 2017.

Cabe recordar que la Ordenanza Cívica de nuestra ciudad busca garantizar un transcurso óptimo de la convivencia entre los albaceteños por lo que, a través de los servicios municipales, se penalizan las actuaciones que puedan perjudicar o alterar tal armonía. También, que el número de denuncias que la Policía Local emite constituye un trámite diferente a los expedientes sancionadores que el área de Medio Ambiente instruye, ya que los tiempos son distintos, produciéndose denuncias que todavía no han visto iniciado el expediente sancionador.

Mapfre

Un comentario

  1. Ya está bien!
    Pero es que somos gilipollas?
    Por cada ciudadano incivico qué orina en la vía pública hay 1000 ciudadanos incivicos que sacan a sus chuchos dos veces al día a mear en las vías públicas!
    Que denuncien de una puñetera vez a esos ciudadanos o que pongan a los perros a mear en el salón de su casa!
    Cuando llega el vamos hay calles en las que el hedor es insoportable. Y por si fuera poco, ahora al tiberio le ha dado por tener en casa dos o tres chuchos, por si no les bastaba con uno! Que los pongan a mear y catar en sus casas o que paguen un impuesto para sufragar la limpieza de los excrementos de sus caprichos!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.