Home » Agricultura » El agua, la PAC o el Brexit entre los desafíos de ASAJA Albacete en 2019

El agua, la PAC o el Brexit entre los desafíos de ASAJA Albacete en 2019

palazon

/Sandra Manzanares/Foto: Víctor Fernández/

A pesar de que este año ha sido “bastante bueno” en cuanto a producción agraria, desde ASAJA Albacete apuestan por “controlar las producciones”, ya que así se ganará en rentabilidad y “prestigio”. Reivindican también una subida en los precios finales que les permita cubrir costes y la apuesta de las administraciones y de la sociedad en general por los productos de la tierra.

Como indicaba el presidente de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores, ASAJA, José Pérez, hay que “controlar las producciones, pues dependemos del tiempo, e intentar ajustarlas lo más posible al mercado”, de este modo, aseguraba, “ganaremos en dinero, prestigio y nos evitaremos costos”. Y es que, en “La Mancha somos un mar de vino y queremos que cada vez sea mayor y nos estamos equivocando”, sostenía.

Ligado al control de la producción en el sector vinícola, que este año, a diferencia del pasado, sí que  ha sido “buena”, el vicepresidente de la asociación y presidente de la DO Manchuela, Juan Miguel Cebrián, reivindicaba que se reconozca el mercado del vino en Albacete, con 84.000 hectáreas de viñedo en la provincia, “una de las mayores empresas en creación de puestos de trabajo”, por lo que “no entienden” que en la Feria o en cualquier restaurante de la ciudad se ofrezca un Rioja o un vino francés antes que un vino de la tierra.

Además, indicaban que “la calidad es lo que hay que llevar a las empresas”, por lo que instaban a que “se cumpla” la Ley del vino y se regule el mercado. En relación a ello, destacar que los productos vinícolas son los que más se exportan a Reino Unido, que es “un mercado bastante potente”, por lo que si finalmente Inglaterra sale de la Unión Europea habría que estudiar el impacto de este cambio para los agricultores. Así, el secretario provincial de ASAJA, Jorge Navarro, se refería al Brexit como un “grave problema que afrontar”, igual que la nueva Política Agraria Común de 2021, con la llegada de las elecciones europeas. 

Preocupación por la PAC

Respecto a la PAC, Pérez auguraba que la “negociación va a ser dura”, y desde este sector “esperan” que el Ministerio “esté a la altura y el presupuesto, al menos, se quede como está”. De esta manera, ASAJA muestra su “preocupación” por la nueva PAC, y aunque Pérez decía no ser “muy partidario” de las subvenciones, pues si las condiciones para el mundo agrario estuvieran como en los años 60, y se “guardara relación” entre costos y precios, “no serían necesarias”, confía en que las subvenciones lleguen en tiempo y forma a los agricultores.

Lo que además ayudaría a poblar los espacios rurales, que “se están quedando sin gente”, por lo que ASAJA pide “cuidar” la incorporación de los jóvenes al sector, que en Albacete en 2018 superó el millar, solicitando más facilidades y “fórmulas asequibles” que permitan a este colectivo optar por el campo como medio de vida.

“Nos sentimos engañados”

El aspecto del agua, como desde hace tres décadas, sigue preocupando a los agricultores, que se sienten “engañados”, y lamentan el “postureo” de los políticos ahora que “se acercan elecciones”. Por ello, reclaman un plan de regadío para la provincia y la región, sobre todo para los cultivos leñosos, y que las administraciones se “comprometan” verdaderamente con este tema, ya que con una óptima gestión “y muy poquita agua”, añaden, “se puede resolver el problema”.

En cuanto a la ganadería, Pérez destacaba los “problemas” con la leche de oveja, pues aunque “el queso manchego se sigue vendiendo bien”, instan a que “se controlen las mezclas”, ya que existen de “todo tipo”, incluso “de leche polvo”, que luego recibe la procedencia manchega.

“Inseguridad” en el mercado

La “gran inseguridad” en el mercado internacional se traslada a los agricultores de Albacete, que lamentan la bajada de precios en muchas de sus producciones, que a su vez, provoca que los profesionales se “cambien” a los cultivos leñosos, que “de momento están funcionando”. Como indicaba Navarro, los maíces que llegan de Brasil o el trigo procedente del Mar Negro, Ucrania y Rusia principalmente, están que “hundiendo” los precios en mercados, así recuerda que el girasol en los años 70 se vendía a cien pesetas el kilo, y ahora, por menos de la mitad.

Los precios “no remontan” y la subida de impuestos, especialmente del petróleo y el gasóleo, no contribuyen al buen funcionamiento de las labores del campo, aseguran desde ASAJA, quienes sí destacan que, aunque “no están contentos” con la subida del 1,25% a las cuotas de los autónomos, sí que se ha conseguido que la subida no fuese mayor y la “promesa” de mejoras en Seguridad Social y jubilación, prestaciones sociales y paro, manteniendo el sistema de módulos para los agricultores. Con grandes retos se enfrenta el mundo rural al 2019, que esperan, al menos, dé producciones como las de 2018, que ha conseguido llegar al nivel de las de 2013.

Mapfre

Un comentario

  1. Antonio Martínez

    Pues para ser jovenes agricultores estan un poco granaicos ya !!! No ???

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.