ALBAMOCION


JUNTA PREMIUN

«Se puede vivir con Esclerosis y ser feliz»

TOyota

/ Llanos Esmeralda García /

El año 2000 fue un año complicado para Cristina Gómez, una joven albaceteña que padece desde hace 16 años esclerosis múltiple, una afección neurológica que sufre desde que a los 17 años le diagnosticaran la enfermedad. Cristina era deportista de alto rendimiento, jugaba al fútbol en el Albacete, practicaba karate como primera Dan, y de un día para otro sus expectativas se truncaron «me dijeron que no me levantaría de una silla de ruedas».

De hecho, los médicos le diagnosticaron la patología a Cristina en el momento en que se encontraba preparándose las pruebas físicas para hacer INEF «todo comenzó porque los pies se me dormían. En un par de días estaba ingresada y perdí fuerza, sensibilidad y movilidad desde el pecho hacia abajo. Me quedé en silla de ruedas. Realmente en se momento se me acabó el mundo, porque todo por lo que había luchado veía que se acababa».

albaluz

Su caso es un ejemplo de superación y lucha contra la enfermedad, “me volví a levantar”,  incide Cristina «volví a practicar deporte, hacía gimnasia de mantenimiento»,  incluso llegó a trabajar en Toledo de gerente de COCEMFE en Castilla-La Mancha, «he intentado vincular mi vida lo máximo posible al deporte, incluso soy maestra de Eduación Física, que aunque no he llegado a ejercer, he intentado compatibilizar un poco de actividad física con el trabajo e incluso los idiomas». Para esta albaceteña era un sueño «ser maestra de Educación Física, fue muy importante, al final no he trabajado de eso pero era mi sueño, ojalá y pudiera algún día volver aunque sea a pisar un tatami”.

digital albacete esclerosis 2

Una  enfermedad, que ya le dejó postrada en una cama a consecuencia de los fuertes brotes, aun así no se rinde, “hace cinco años me dieron tres brotes en tres meses y me quedé en cama, perdí fuerza, sensibilidad y movilidad en las piernas, la lengua, la mano e incluso el oído”.  A partir de ahí tuvo que volver a Albacete, a casa de sus padres, “ahora mi vida es ir a rehabilitación por la mañana, y para no dejar de trabajar, porque a nivel cognitivo también nos afecta, me puse a estudiar inglés», asegura Cristina que su vida es así,  «intentar dar paseos, por ejemplo dar la vuelta a la manzana es un logro. Pero puedo andar, voy con muletas y dependiendo de la distancia o voy con ellas, agarrada a mi pareja o con la silla de ruedas, dependiendo de la distancia. Siempre llevo en el coche las muletas y la silla de ruedas, depende de lo que vayamos a hacer para utilizar una cosas u otra».

digital albacete esclerosis 3

Cristina asegura que llevar una vida normal es una experiencia “porque cuando abres los ojos por la mañana no sabes si te puedes levantar de la cama o no, cada día es totalmente diferente”. Con casi 16 años de enfermedad y más de 30 brotes acumulados Cristina se define como “una persona feliz, tengo mis rachas, pero intento disfrutar de las pocas cosas que puedo hacer”.  Una normalidad de vida que insiste es “relativa”, para esta enfermedad en concreto “pienso que cada día es diferente y no sabes lo que te va a tocar, no sabes si vas a tener que llamar para que te ayuden a levantarte, aunque yo tengo la ventaja de contar con mi pareja y mis padres, cuento con el apoyo de mi entorno que en estos casos es importante”, incluso especifica que es muy valioso “salir, estar con los amigos, ir al cine, siempre controlando los sitios y las distancias, ahí si que existe cierta normalidad”. Se trata de una enfermedad “complicada”, especifica esta albaceteña pero “se puede vivir con ella y se puede ser feliz. Hay que intentar normalizarlo lo máximo posible, integrarla en tu vida, porque al final la condiciona mucho”.

Celebración

Ante un día como el 17 de mayo, Cristina especifica que celebrar el día de la esclerosis múltiple “es muy importante, sobre todo para hacer visible y concienciar a la gente, porque hay mucha a la que le hablas de esclerosis múltiple y parece que le hablas en chino. Esta es una forma de intentar acercar la enfermedad a la sociedad y que la sociedad conozca que existe esta patología que se suele dar en adultos jóvenes”.

Luchadora, esta albaceteña incluso se ha atrevido a jugar  en el equipo de AMIAB “siempre he intentado estar haciendo cosas, hay que adecuarlas a lo que puedas en cada momento. Quedarte en casa con los brazos cruzados mirando lo que podrías estar haciendo y no puedes eso no es opción”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.