Estos ‘cuarentones disfrutones’ muy de Albacete arrasan en redes sociales

Virginia Molina, natural de Almansa (Albacete) y Rubén Vega, más conocidos como ‘Cuarentones disfrutones’, arrasan en redes sociales con sus vídeos

Catadores ‘profesionales’ de todo tipo de comida, la almanseña Virginia Molina y Rubén Vega se han convertido en todo unos expertos en cuanto a catas se refiere. La pareja compuesta por la de Albacete y el madrileño  arrasan en redes sociales con sus vídeos probando nuevos sabores y productos. Bajo el nombre @cuarentonesdisfrutones en redes sociales, este dúo disfruta de nuevos lanzamientos de productos de diferentes supermercados y de nuevas recetas y platos. A esta pareja de ‘Cuarentones disfrutones’, tal y como se hace llamar en redes sociales, no se les resiste nada.

Virginia y Rubén cuentan sus experiencias con diferentes productos a través de sus redes sociales (@cuarentonesdisfrones) en Youtube, Instagram y ‘Tiktok’. Un proyecto que arrancó de una manera natural y que a día de hoy se ha convertido en un proyecto común, tal y como ha expresado la pareja a El Digital de Albacete. “Tenía ganas de hace tiempo de hacer algo y darle suelta a mi potencial ‘payasil’”, confiesa Rubén, a lo que Virginia Molina confiesa que “soy bastante tímida, al principio me costaba mucho”. 

Virginia Molina y Rubén Vega, ‘Cuarentones Disfrutones’ / Foto: Cedida

Cuando empezaron en redes sociales, Rubén y Virginia recuerdan que fue casi de casualidad. “Al final, nos decidimos por las catas porque somos de los que nos encanta recorrernos los supermercados”, recuerda la almanseña, que manifiesta que “ya que lo probamos y caemos en la tentación, o en el horror, pues lo compartimos”. “Como nos encanta comer, lo teníamos fácil”, matiza Rubén. Actualmente, esta pareja de catadores gastronómicos profesionales, cuenta con más de once mil seguidores solamente en ‘TikTok’.

Los grandes descubrimientos de los ‘Cuarentones disfrutones’

Desde mayo del 2023, Virginia y Rubén se han aventurado en esta experiencia, que les ha traído muchas cosas buenas y ha sumado cantidad de productos nuevos en su nevera, y también otros muchos que han sido “un horror”, tal y como ellos mismos aseguran a El Digital de Albacete. “El peor yo creo que ha sido el brocomole”, recuerda Vega, que explica que se trata de una salsa como el guacamole, pero a base de brócoli. “Lo que más nos llamó la atención es que ni siquiera nos lo pudimos terminar”, manifiesta la de Albacete entre risas.  Sin embargo, esta pareja también ha encontrado muchas cosas buenas, como la tortilla empaquetada de Mercadona, que nos encantó”, explica Virginia. Rubén también añade que un gran descubrimiento ha sido “la tarta de queso de Mercadona, que también está muy buena”.

@cuarentonesdisfrutones / Foto: TikTok

La pareja compuesta por la albaceteña y el madrileño, van casi a vídeo diario, lo que les ha permitido descubrir muchos tesoros ocultos, y también les ha abierto las puertas a la gran comunidad que han formado, gracias a las redes sociales. “La gente suele recomendarnos muchos productos”, apunta Rubén. Por su parte, Virginia Molina explica que lo mejor de estar en redes sociales, “es la gente y la acogida que nos dan. Es verdad que estamos expuestos a las críticas, pero lo asumimos como parte de la experiencia”. 

Muchas son las recomendaciones que llegan a través de diferentes plataformas a este dúo gastronómico, aunque “luego hay muchos pillines que nos recomiendan cosas que saben que están malas, para ver qué cara se nos queda”, explica Virginia.

“El pisto y los gazpachos son sagrados en mi casa”

La gastronomía albaceteña también se ha colado en la cocina de los ‘Cuarentones disfrutones’. “Siempre he cocinado y es algo que me gusta”, apunta Rubén, que explica que “hay que experimentar, la cosa es ir mejorando. Cuando estás metido en la cocina al final te enganchas y consigues recetas top”. Si algo hay en la cocina de Rubén, son gazpachos manchegos, y confiesa que esta receta típica de Castilla-La Mancha ha cautivado al madrileño. “Me he criado en casa de manchegos”, apunta Virginia, que recuerda que “el pisto y los gazpachos son sagrados en mi casa. Persona que viene, persona que lo prueba”. 

@cuarentonesdisfrutones / Foto: TikTok

Rubén por su parte, explica que “un fin de semana en la casa de Virginia es sinónimo de gazpachos y cocido”. Virginia Molina se ha criado en Almansa (Albacete) y tiene muy claro que va a continuar con las tradiciones familiares. “En mi casa en Nochebuena de toda la vida se cenan ‘pelotas de relleno’”, apunta la albaceteña. El madrileño por su parte, apunta que el mejor plato de su gastronomía es sin duda el cocido, aunque matiza que “curiosamente el mejor cocido madrileño que he probado lo hace mi suegra”, que reside en la localidad albaceteña de Almansa. “Ella domina lo mejor de los mundos”, asegura Rubén.

Los gazpachos regresan a la Feria de Albacete
Gazpachos / Foto de archivo

La cata de los Miguelitos de La Roda

Una de las grandes catas en honor a la tierra de Virginia fue sin duda una cata de Miguelitos de La Roda, que hicieron para el canal, dando a conocer uno de los dulces más representativos de la provincia de Albacete. Como pequeño adelanto, Rubén apunta a Virginia que “no me importaría hacer una ruta de gazpachos manchegos en Albacete o una cata de ‘Las Tascas’”.

Cata de Miguelitos de La Roda en el canal de Youtube de Cuarentones disfrutones / Foto: Youtube

Además del gusto por la gastronomía de Albacete, Rubén confiesa que de Virginia también ha aprendido unas palabras. “Ahora digo ‘bonico’, y acabo muchas palabras en -ico. Me lo ha pegado”, manifiesta, entre risas, el madrileño.

De momento, esta pareja continua con su andadura como catadores en las redes sociales y los seguidores albaceteños de este dúo gastronómico espera esa ruta de gazpachos manchegos y conocer el veredicto de los ‘Cuarentones disfrutones’ en relación a la gastronomía albaceteña.

Noelia López

Natural de Albacete, Graduada en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández. Experiencia en medios de comunicación como VIsión6, Es Radio y Telemadrid
Botón volver arriba