Luto en la Guardia Civil tras una tragedia sin parangón

Un camión mata a 6 personas tras arrollarlas en Sevilla durante un control de la Guardia Civil

La tragedia ha vuelto a sacudir a la Guardia Civil y si hace unas semanas dos agentes fallecían arrollados por una narcolancha en Barbate (Cádiz), durante la madrugada de ayer lunes a hoy martes otra vez la muerte impregnaba de fatalidad a la Benemérita. Un camión se saltaba un control antidroga y mataba a seis personas, dos agentes de la Guardia Civil y cuatro civiles, en una tragedia sin parangón en la provincia de Sevilla.

La madrugada de este martes ha dejado uno de los accidentes de tráfico más graves que se recuerdan en los últimos tiempos en la provincia de Sevilla, al arrollar un camión articulado un control de drogas que había instalado la Guardia Civil en el punto kilométrico 24 del sentido Sevilla de la autovía AP-4, en el término municipal de Los Palacios y Villafranca. El siniestro, fruto de una “distracción o despiste” del camionero, quizá incluso una “somnolencia” del mismo, se ha traducido en la muerte de seis personas, en concreto dos agentes de la Guardia Civil y cuatro civiles cuyos coches particulares estaban detenidos en el control.

El accidente ha ocurrido sobre las 4,40 horas de la madrugada en el kilómetro 24 del sentido Sevilla de la autovía AP-4, en Los Palacios, donde el Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil había instalado un control de interceptación de traslados de sustancias estupefacientes, conformado por un total de 17 agentes, el doble del mínimo de ocho efectivos que marca el protocolo del Instituto Armado para este tipo de dispositivos.

Aunque el control estaba en un punto “de visibilidad” de la autovía y estaba debidamente señalizado, según el subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Francisco Toscano Rodero, fue “barrido” según sus palabras por un camión articulado cargado de productos hortifrutícolas que había partido de La Línea de la Concepción (Cádiz) con destino a Guarromán (Jaén).

Mientras el comandante de la Guardia Civil Rafael Jiménez Onetti explicaba a los medios de comunicación en el lugar del siniestro que se indagaría la posibilidad de “una somnolencia o una falta de atención” del camionero como posibles causas del siniestro, el subdelegado del Gobierno central ha reiterado que se trata de un “siniestro vial por causas accidentales”, aludiendo a “una distracción, un destello o un despiste” del conductor del camión, que antes de la colisión sólo dio “un frenazo o volantazo” dirigiendo el vehículo hacia el arcén, pero sin evitar que el mismo impactase contra tres coches patrulla del GAR y dos turismos particulares.

SEIS FALLECIDOS

Como consecuencia de ello, han fallecido dos agentes del GAR de la Guardia Civil y cuatro personas más que habrían estado en los vehículos particulares detenidos con motivo del control.

Merced a lo trascendido durante la jornada, los agentes fallecidos son el cabo primero Eneko del GAR, de 37 años de edad, quien tenía su residencia en Vitoria (Álava) aunque era natural de Baracaldo (Vizcaya); y el guardia civil Juan Jesús, de 34 años de edad, vecino de El Ejido, en la provincia de Almería.

Los cuatro civiles fallecidos son un vecino de Dos Hermanas (Sevilla) de 47 años de edad, un vecino de Barbate (Cádiz) de 50 años, un ciudadano de Ceuta de 53 años y un joven de 20 años de edad inicialmente de nacionalidad extranjera y que residiría en Vizcaya.

Hay además cinco heridos, todos miembros de la Guardia Civil. Dos de ellos han sufrido lesiones leves y se han desplazado a centros sanitarios por sus propios medios, mientras otros tres revisten más gravedad y se encuentran ingresados en centros hospitalarios.

Uno de ellos, el de mayor gravedad, sufriría un neumotórax bilateral y otros traumatismos y estaría ingresado en el hospital Virgen del Rocío; mientras otro más estaría afectado con una fractura en una pierna y un último herido sufriría una fractura de fémur y además lesiones en el páncreas y el hígado. Estos dos últimos heridos estarían siendo atendidos en el hospital de Valme.

A PRISIÓN SIN FIANZA EL CAMIONERO

El conductor del camión, de 59 años de edad, nacionalidad española, sin antecedentes y que ha arrojado un resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas, ha pasado la mañana de este mismo martes a disposición judicial. Tras escucharle como investigado, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Utrera, en funciones de guardia, ha ordenado a petición de la Fiscalía su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Inicialmente, se le atribuyen seis presuntos delitos de homicidio por imprudencia y tres delitos de lesiones graves por imprudencia, toda vez que la causa en sí la llevará el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Utrera, que estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos.

El siniestro ha motivado numerosas reacciones de las autoridades y representantes institucionales, con condolencias del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; del presidente de la Diputación de Sevilla, Javier Fernández; del alcalde hispalense, José Luis Sanz; y del primer edil de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle, entre otros.

La Guardia Civil, de su lado, ha lamentado los seis fallecimientos con especial mención a sus dos agentes muertos en acto de servicio, mientras el Ministerio de Interior ha lamentado también “profundamente” todas estas muertes, con sus correspondientes condolencias a las familias de las víctimas.

PENDIENTES DE LOS HERIDOS

El delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández, ha manifestado igualmente sus condolencias y ha señalado que las autoridades están “muy pendientes de la evolución de los heridos”.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), la Asociación Profesional Guardia Civil (Jucil) y la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) han mostrado también su pesar por el accidente y han mostrado sus condolencias a los familiares de los agentes fallecidos y del resto de víctimas. Además, han reclamado una “profunda” investigación de los hechos, más recursos humanos y materiales para la Benemérita y que la profesión de los efectivos sea declarada como de alto riesgo.

Esta tragedia se suma por cierto a la reciente muerte de dos guardias civiles, uno de ellos además del GAR, al ser arrollados por una narcolancha en el puerto de Barbate (Cádiz) cuando participaban en una operación contra el tráfico de drogas.

/FOTOS: Francisco J. Olmo / Europa Press/

Nacho Lopez

Nacido en Albacete. Más de 10 años de experiencia en medios de comunicación en radio, televisión y digital, como Intereconomía radio, Cadena SER, Punto Radio, ABTeVe y VOZ Castilla-La Mancha.
Botón volver arriba