La Junta señala desde Albacete la educación y la visibilización como ejes fundamentales para acabar con los techos de cristal

Jornada ‘Rompiendo techos de cristal: casos de éxito’

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha señalado la educación en primera instancia, y después la visibilización, como “ejes fundamentales sobre los que debe pivotar el camino para que las mujeres podamos romper los techos de cristal y despegarnos de los suelos pegajosos que impiden nuestro desarrollo profesional”.

En estos términos se ha pronunciado la viceconsejera de la Política Agraria Común y Política Agroforestal, Gracia Canales Duque, durante su participación en la Jornada ‘Rompiendo techos de cristal: casos de éxito’ en la que se ha reconocido a mujeres del sector agropecuario, entre ellas la propia viceconsejera, y que ha tenido lugar en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes y Biotecnología de Albacete.

Gracia Canales, ingeniera Agrónoma de profesión, ha relatado que gracias a la educación “he podido hacer de mi pasión por el campo mi profesión”. Sin embargo, la viceconsejera ha explicado que “yo nunca tuve referentes; desde mi situación de barrio humilde nunca conocí ninguna mujer que estudiara ingeniería, mucho menos agronómica y mucho menos aún ingenieras que ejercieran su profesión”. 

En materia educativa, aunque se van cerrando brechas, la viceconsejera ha abogado por “impulsar con fuerza las vocaciones STEAM en las niñas y jóvenes dado que aún existe una marcada diferenciación en las ramas universitarias que eligen mujeres y hombres”, como así lo ratifica que en la Universidad regional, en estudios de grado, las mujeres solo representan el 26,2 por ciento de matriculaciones en Ingeniería y Arquitectura, mientras que son más del 75 por ciento en Ciencias de la Salud y más del 62 por ciento en Ciencia Sociales y Jurídicas.

Todo ello, ha explicado, repercute en la falta de visibilidad de las mujeres en materia de ciencia y de investigación; “mujeres que, por otro lado, han estado a la sombra secularmente pero que, sin embargo, han sido clave en el desarrollo y el progreso de nuestra sociedad”.

“Esta situación ha provocado una falta de referentes para las jóvenes a la hora de estudiar carreras STEAM”, por lo que la viceconsejera ha abogado por seguir impulsando un sistema educativo y formativo que elimine estereotipos de género asociados a determinadas vocaciones y profesiones, que impulse el empoderamiento femenino y la visibilidad en estas disciplinas.

Jornada ‘Rompiendo techos de cristal: casos de éxito’/ JCCM

Acciones positivas para impulsar a las mujeres rurales en Castilla-La Mancha

La viceconsejera ha recordado que Castilla-La Mancha viene destacando desde hace décadas por su legislación en materia de igualdad, de erradicación de la violencia machista, en el reconocimiento de derechos de las mujeres y en su incorporación al mercado laboral.

“Fuimos una de las primeras regiones en Europa en legislar contra los malos tratos en 2001, pusimos en marcha, en 2018, la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género y un año más tarde, en 2019, aprobamos el Estatuto de las Mujeres Rurales para favorecer la incorporación de las mujeres al campo, a las direcciones y puestos de representación de explotaciones o cooperativas, para fomentar el empoderamiento femenino en el ámbito rural o para combatir los efectos y los retos que plantea la despoblación para las mujeres” ha dicho la viceconsejera al respecto.

También ha explicado que desde la Consejería tienen prioridad en todas las líneas de ayudas y subvenciones las mujeres; las explotaciones de titularidad compartida; y las personas jurídicas en las que el porcentaje o las participaciones sociales en manos de mujeres sean como mínimo el 50 por ciento o, para el caso de cooperativas, que tengan implantado un plan de igualdad de oportunidades o que el porcentaje de representación de las mujeres en los órganos de toma de decisiones sea igual o mayor al porcentaje que representan en su base social.

Gracias a este tipo de acciones, desde 2016 se han incorporado 4.000 chicos y chicas a la agricultura y ganadería con ayudas del Gobierno regional, siendo en la última convocatoria el 33 por ciento mujeres; se ha multiplicado por nueve el número de titularidades compartidas hasta ser la segunda región del país con mayor número y, además, las mujeres representan un tercio de las solicitudes de la PAC.

Para finalizar, Gracia Canales ha abogado por continuar este camino y ha mostrado el compromiso del Gobierno regional para que “niñas y chicas jóvenes puedan alcanzar las mismas cotas de responsabilidad, de visibilidad y de representación que los hombres”, de la misma manera que deben ser conscientes de que “aún tenemos más dificultades y por tanto tenemos que seguir avanzando”.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba