El edificio más alto de Castilla-La Mancha está en Albacete capital 

El edificio de La Pajarita, en Albacete, es actualmente el edificio más alto de Castilla-La Mancha y uno de los edificios residenciales más altos de España.

Si nos preguntan a los albaceteños por los edificios que coronan Albacete, seguramente se nos vengan a la cabeza construcciones icónicas de la ciudad como la Puerta de Hierros o la Torre del Agua, sin embargo, si hablamos de altura, el edificio más alto de la ciudad de Albacete quizá esté un poco escondido. Se trata de un edificio residencial, construido en los setenta, que ha visto crecer  a varias generaciones de familias muy cerca del corazón de Albacete.

La Pajarita – Albacete

Con 20 plantas y 68 metros de altura, la torre “La Pajarita” es el edificio más alto, no solo de Albacete, sino también de Castilla-La Mancha. Solo por debajo de la Torre del Agua, en el Parque de La Fiesta del Árbol, (que lo sobrepasa por apenas dos metros), y que se puede divisar desde la azotea de la propia torre de “La Pajarita”.

Vistas desde La Pajarita – Albacete

La torre, situada en la calle Nuestra Señora de la Victoria, en el barrio La Pajarita, fue obra del promotor Jiménez Hermanos y de los arquitectos A. Pascual y Julio Carrilero. Su nombre proviene de la antigua fábrica de chocolate que estuvo en ese lugar hasta su cierre, en 1969, para dar paso a la construcción de lo que hoy conocemos como “La Pajarita”. 

Vistas desde La Pajarita – Albacete

Albacete y la fábrica de chocolate

La fábrica de chocolate fue fundada por Jacinto Fernández y Francisco Fontecha en 1910 (ambos llegaron a ser alcaldes de Albacete) y más tarde adquirida por José María Jiménez. Unos años después, pasaría a manos de Jiménez Hermanos La Pajarita S.A, llegando a situarse como una de las empresas más importantes de la época en Albacete. De hecho, la fábrica fue pionera en España, ya que fue una de las primeras marcas albaceteñas registradas por la ley de marcas de la época, según los datos del archivo municipal del Ayuntamiento de Albacete. Con los años, además de chocolate y dulces, comenzó con la exportación de té y café y algunas especias típicas de la zona de Albacete como el azafrán.

Plano de la fábrica de chocolate “La Pajarita” (Albacete) // Fuente: AMAB – Ayuntamiento de Albacete

Antiguamente, situada en la calle Alcalde Conangla, ocupaba un gran solar desde la actual calle Muelle hasta la calle León de Albacete, según los datos del archivo municipal del Ayuntamiento de Albacete. En funcionamiento desde aproximadamente 1899, la fábrica de chocolate sufrió un primer incendio el 18 de abril de 1924 que les obligó a reconstruir la fábrica para no paralizar la producción.

A la mañana siguiente, la prensa de la época recogió este incendio en el que decían que el humo habría llegado hasta el Paseo de la Feria. Años más tarde, la fábrica volvió a incendiarse, y las pérdidas se estimaron en 60.000 pesetas y 100 trabajadores se quedaron sin empleo durante el período de reconstrucción. Durante este período, los vecinos trasladaron sus quejas al Ayuntamiento de Albacete debido a las malas condiciones higiénicas para intentar paralizar la obra.

Trabajadores de la fábrica La Pajarita (Albacete) // Fuente: AMAB – Ayuntamiento de Albacete – Julián Collado

Cinco años después del incendio presentaron un nuevo proyecto definitivo de reconstrucción con una ampliación de la nave para ampliar la producción de dulces, peladillas, bombones y tostaderos de cacao y café. En 1933, el molino de especias volvió a provocar un nuevo incendio de la fábrica. Finalmente, la antigua nave que albergaba la fábrica de chocolate fue demolida para dar paso a lo que hoy conocemos como “La Pajarita”, dejando como legado el nombre a esta zona residencial de Albacete.

La Pajarita – Albacete

Los edificios más altos de cada provincia castellanomanchega

Situado en la zona centro-este de Albacete, el barrio La Pajarita destaca por sus altos edificios que cuentan con quince, dieciséis y hasta veinte plantas. Con la torre “La Pajarita” supervisando la ciudad, Albacete se impone con este edificio como el más alto de la región frente a otros como la Torre Blanca en la Plaza de Santa Ana en Cuenca, la Torre Caja de Guadalajara, que cuenta con 48 metros, las torres de la zona sur del Alcázar de Toledo que alcanzan los 60 metros y un edificio residencial situado en la Plaza del Pilar de Ciudad Real.

/Fotos: Miguel Ángel Romero/

Noelia López

Natural de Albacete, Graduada en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández. Experiencia en medios de comunicación como VIsión6, Es Radio y Telemadrid
Botón volver arriba