LA REVOLERA | Laberinto sin salida

Artículo de opinión de Ángel Calamardo

El pifostio político nacional de los últimos días está siendo notable. Curiosamente, en pleno 2024 falta información clara y veraz, salvo excepciones, para que todo el mundo explique con el mismo guion lo que es el partido independentista Junts, el de Puigdemont, el que está marcando la pauta al Gobierno de Pedro Sánchez. Decir que es un partido de extrema derecha o muy de derechas no sería tendencioso, decir que no es un partido progresista tampoco es mentir, por tanto, no se puede sentar doctrina diaria para que la ciudadanía crea que estamos hablando de dos partidos progresistas que se entienden y votan lo mismo. El PSOE sí es de izquierdas y digamos que progresista, hasta ahí podemos estar más o menos de acuerdo. Todo esto hay que explicarlo muy bien porque si no estamos ocultando la primera premisa y eso no es decente, al menos periodísticamente. Políticamente sí aparecen algunos dirigentes del PSOE escandalizados, porque dicen que no entienden que el partido de Puigdemont no apoye medidas tan cojonudas para la ciudadanía y siempre para los más vulnerables. Aquí todo pasa por la vulnerabilidad de las personas, si estas en ese epígrafe estás salvado, si no, te quedas a la intemperie y no te ampara ni la Macarena. A partir de aquí, ya cada cual, la izquierda o la derecha mediática que le ponga su aditivo correspondiente y así poder obtener algún beneficio “divino”. Cuando veo y escucho a esos periodistas que además los premian, cuando repreguntan dependiendo del político que tengan delante, tengo la sensación de que el sistema se queda cojo. Uno puede ser un repreguntón o mosca cojonera, pero debería ser siempre igual, sin mirarle el carnet del partido al que pertenece la persona que tienes delante. Dicho, de verdad, con toda humildad, sin dar lecciones, pero cada vez más los posicionamientos, las barreras están más claras y eso no es bueno, de mi punto de vista.

Se demuestra con claridad que “no es fácil gobernar así”, lo ha dicho la vicepresidenta que es de SUMAR. El Gobierno tiene una incapacidad clara para lograr mayorías estables y se ve con nitidez que el nacionalismo de Puigdemont no es de fiar, a ellos los de las medidas para los más vulnerables les importa poco, persiguen lo que persiguen y se ve a la legua. Es necesario, es urgente, convocar elecciones para clarificar todo el mapa político y que los dos grandes partidos marquen pautas claras, no puede ser que un PSOE, con esa historia, dependa de media docena de votos y de un puñado de exigencias que se escapan de lo políticamente correcto.

Hay que reconocer que el salario mínimo interprofesional ha subido desde 2018 un 54%. Será de 1.134 € este 2024. Todo perfecto y han hecho lo que procedía, lo peor ha sido no negociar esa subida con los empresarios y eso puede acarrear problemas. Ahora bien, reconociéndolo todo, por mucho que se desgañite la vicepresidenta Yolanda Diaz de SUMAR, explicando el gran logro, con esos 1.134 € se está mejor, relativamente, que con 1.080 € de 2023, pero todas esas personas, contadas por millones que se beneficiarán de la subida, pagarán más por los alimentos, por la luz y por el gas.  A muchos les servirá de poco y tendrán que acudir a lugares de caridad donde les proporcionen alimentos porque con esos mil y pico euros no podrán llegar a fin de mes. Menos alborozo por parte de todos los que han vendido el logro, más trabajar en silencio, porque solo se podrían tirar cohetes el día que el SMI sea el 30 % de lo que cobra la vicepresidenta, por ejemplo. Lo que digo es imposible, pues a lo mejor debería ser un objetivo, mientras tanto, los de los 1.134 € en muchos casos pasarán necesidades, por no decir hambre. Es más, leo que la subida del SMI costará a las empresas 1.260 € más por trabajador al año. Ya hay quien ha echado cuentas y el sueldo neto, lo que se lleva uno a su bolsillo, lo que se cobre de más a partir de ahora, a lo mejor está alrededor de los 30 € mensuales. Habrá asesores laborales avispados que esta cuestión la pueden explicar mucho mejor. Firmar solo con los sindicatos y digamos que en contra de los empresarios no es algo acertado. A ver Garamendi, el jefe de los empresarios que ficha mueve, recordarán que fue quien se puso un sueldo astronómico. 

La foto de la vicepresidenta en una playa gallega, recogiendo bolitas (pellets) me ha conmovido. No es de recibo acudir con una cohorte de “secretarios” para hacerse una fotografía. Molesta a la vista, la verdad. 

Menos mal que el presidente Page se está mojando y poniendo cordura a la situación esperpéntica que se está viviendo en España. Entiendo que algunos desde el PP digan que no es suficiente, pero hay que tirar de empatía y ponerse en su piel para comprobar que tiene mayoría absoluta en la Comunidad que gobierna y no tendría ninguna necesidad de enfrentarse a Sánchez y lo está haciendo. Está demostrando no ser un pelele y por mucho que la progresía mediática le pongan lo que dice a ministros que se calientan fácilmente para que en ausencia suya puedan responderle, no van a doblegarle. Tan solo un exministro y exdirigente del PSOE, ha dicho algo, lo que pasa es que el hombre tiene el crédito justo. Page podrá equivocarse en muchas cosas, pero en estas circunstancias de investidura, concesiones, negociaciones, que estamos viviendo, está demostrando un liderazgo y personalidad. Conozco a muchos socialistas de esta Región, de Albacete, que están con él, pero sinceramente me gustaría saber si diputados nacionales, regionales, provinciales, senadores, alcaldes y otros están con Page o con Sánchez. No es curiosidad por mi parte, pero en las próximas elecciones, en las primeras que se celebren, van a tener que decirle a la ciudadanía de esta tierra, a quien representan, con quién están. Las ambigüedades te llevan siempre a la ruina electoral. Aquí ahora mismo, en esta tierra, hay dos formas de hacer política por parte del PSOE: la que hace el presidente del Gobierno y la que critica y por tanto no haría Page.

Ha pedido el líder regional socialista de Castilla-La Mancha al gobierno reflexionar, sobre si interesa seguir en un “laberinto sin salida” con el partido de Puigdemont. “Si fuese por él, yo sería extranjero” -ha manifestado-.

Mientras tanto, por aquí, poca cosa. Digamos que normalidad.

Han pasado las fiestas navideñas, el equipo de gobierno municipal ha hecho su balance, sacando pecho, presumiendo de todo y es legitimo porque objetivamente los datos así lo avalan. Esto no quiere decir que la Navidad del año 2022 con otro equipo de gobierno fuese la peor de los últimos años. No es así. El año del anterior equipo tuvo unas particularidades que la ciudadanía valoró bien y este año ha tenido otras que igualmente la misma ciudadanía en líneas generales ha aplaudido. Es verdad que en esta ocasión se han incluido novedades que han caído bien, por eso el gobierno municipal de Serrano sale y lo cuenta. Lo que se recuerda siempre es lo último y más si mejora lo del año anterior. Pero nadie se equivocaría si dijese que las navidades de 2022 y 2023 han sido buenas. Criticar el medio de locomoción para llegar a la Plaza de Toros de los Reyes Magos o si las actuaciones musicales del Altozano tenían que parar cuando se ponía en marcha el espectáculo de luz y sonido de la calle Ancha, es un exiguo argumento. Ya se ha hecho público el cartel anunciador de la feria de Albacete y pasa como siempre, a unos les gusta mucho, a otros un poco y a otros nada. Los hay también quienes echan de menos algún símbolo de nuestra feria, como puede ser alguna alusión taurina. Todas las opiniones y valoraciones, hechas desde el respeto, valen lo mismo y todas deben considerarse. Sin rehuir mi opinión al respecto, sí diré que, seguramente por el paso del tiempo y tras haber visto decenas de carteles, no me ha causado un especial impacto, tampoco rechazo. Parto de valorar el trabajo de la chica de Ontur, Isabel María del Ramo, que ha puesto todo su trabajo, su esfuerzo, en hacer algo que hable bien de la feria, su feria y eso para mí ya merece un reconocimiento. Supongo que habrá un jurado y ellos con buen criterio habrán estimado que era el mejor cartel, si nos hubiesen preguntado al resto de la ciudadanía, seguramente cada cual hubiese elegido el suyo. De todo lo que he escuchado y leído, me he detenido, en Antonio Magan (periodista) que es un tipo que me cae bien, porque coincida o no con él, leo con atención lo que escribe y me gusta su desparpajo, su claridad y también su astucia literaria: “Septiembre en vena. La desgracia convertida en eslogan”. “El cartel a mí me parece un truño para ser sinceros, feo, soso, con fondo verde claro hospital”. Una opinión más que es mucho más larga y que he leído en su Facebook. Pues ya está, opiniones distintas y variadas, siempre sucede lo mismo, el que más y el que menos tiene su punto de vista al respecto. 

En lo que si hay unanimidad es en la designación del periodista albaceteño Pedro Piqueras, como hijo predilecto de la ciudad. Lo propuso el alcalde y todos los grupos han apoyado la idea. Me alegro que sea así y me sumo a esa iniciativa. 

COSAS QUE PASAN

También me detengo en lo que me cuenta Galiacho (Javier) sobre el futuro del edificio del Banco de España, en la Plaza del Altozano. “Un gran centro cultural, una casa encendida, como en Madrid…” que diría nuestro paisano más reivindicativo. Menos mal que lo que quiso Ciudadanos en su día no prosperó, ahora hace falta retomar el asunto, llamar a las puertas que hagan falta y sin gasto convencer a quien sea menester para darle la mejor solución al asunto.

El fallecimiento repentino del alcalde de Bogarra, Andrés Carreño, a los 36 años ha conmocionado a toda la provincia. No lo he conocido, pero he escuchado distintos testimonios, unidos por el dolor, que alaban su vitalidad y forma de ser. D.E.P.

Me pasa Javier Romero, editor y director de este medio, la noticia del liderazgo absoluto de la audiencia en Castilla-La Mancha de El Digital de Albacete. En el último mes del año 1.352.551 navegadores únicos, lo que supone casi 130.000 usuarios más que el segundo medio en Castilla-la Mancha (El Español) y más de 625.000 usuarios que el tercer medio digital de la región en diciembre.

Ya ni les cuento el número de visitas en el último mes del año: 2.696.411.

Podría decirse aquello de datos de infarto, pero no, son datos de trabajo, de periodismo serio, fuera de trincheras, en definitiva, un periodismo que en líneas generales podría decirse que está para contar cosas, no para derribar gobiernos, ni personas, que es una práctica muy extendida últimamente. Lo de escuchar todas las campanas y si es posible al campanero, es algo que no debería olvidarse.

Si tuviese intereses personales no diría nada, por pudor, pero como lo único que hago es escribir un articulo los domingos, además salgo barato, digo lo que quiero porque no tengo que rendir cuentas a nadie, ni hincar la rodilla, por eso puedo permitirme algunas licencias. Nadie me dice lo que tengo que escribir, mi libertad es absoluta y eso en estos tiempos de tanto tragaldabas ya les digo yo que no es lo corriente. 

“La mejor forma de no ser criticado es no decir nada, no hacer nada, no ser nadie”. (Aristóteles)

Ángel Calamardo

X: @AFCalamardo 

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba