El secreto de la eterna juventud, el atleta de Albacete que ha hecho historia 

Seve Felipe se proclamó Campeón del Mundo Master en 50 kilómetros el pasado mes de noviembre

El albaceteño Seve Felipe es el ejemplo de que nunca es tarde para cumplir un sueño. Este atleta de 48 años se proclamó Campeón del Mundo Master en 50 kilómetros, celebrado en la India, el pasado mes de noviembre. Son muchos los que se impresionan al conocer la historia de este albaceteño. 

Seve lleva corriendo desde niño, pero le ha llegado la internacional con la experiencia. Este albaceteño se convirtió en atleta internacional absoluto a la edad de 47 años, cuando fue convocado para representar a nuestro país por primera vez. Esta hazaña ha logrado sorprender a más de uno. Su historia llamó la atención a numerosos medios de comunicación deseosos de contar el secreto de la eterna juventud de Seve Felipe.

El atleta albaceteño Seve Felipe durante una carrera. (Cedida por Seve Felipe)

Este atleta ha contado a El Digital de Albacete algunos de sus secretos mejor guardados y ha compartido ejercicios indispensables para su entrenamiento que le han llevado a permanecer en la élite de este deporte e incluso llegar a convertirse en deportista internacional. 

La carrera de Seve Felipe como atleta

Este albaceteño explica que lleva corriendo desde que era un niño. “Empecé en las escuelas de atletismo. En este deporte necesitas empezar desde niño para poder conseguir lo que yo he logrado, ya que ser internacional es algo que requiere muchos años”, cuenta Seve a El Digital de Albacete. 

Aunque este albaceteño ya había ganado alguna medalla durante su carrera, los mayores triunfos los ha logrado superando los 40 años de edad, algo muy llamativo que deja boquiabierto a todo aquel que no ha oído hablar de su leyenda. “Fui bronce en el campeonato de España a de maratón absoluto en 2014 y he ganado bastantes media maratones en categorías nacionales”, narra Seve. Este deportista contaba con una presencia en el panorama nacional, pero en 2022 dio un paso muy importante al ser internacional en un campeonato de Europa por primera vez. 

Para Seve fue toda una sorpresa ser uno de los convocados. “Era un sueño que tenía de niño, soñaba con ser internacional y vestir la camiseta de España en los 100 metros lisos, y, finalmente, lo he sido en la categoría de 50 kilómetros (km). He tenido que esperar 40 años y aumentar la distancia 49 km para conseguir mi sueño”, relata este albaceteño a El Digital de Albacete. 

Seve explica que para llegar a este nivel hay que ser paciente y perseverante. “Nunca hay que dejar de perseguir los sueños porque no sabes cuándo se van a cumplir”, afirma este deportista.  

El atleta albaceteño ha experimentado una gran mejoría en los resultados de los últimos años

Para Seve cambiar la distancia del recorrido y un entrenamiento constante le ha dado la oportunidad de llegar a lo más alto en el mundo del atletismo. “He ido alargando la distancia en la que compito y me encuentro mejor. Cuanto mayor es la distancia, mis prestaciones son mejores, esto tiene que ver mucho con la genética. También he sabido rodearme muy bien, tengo un médico deportivo, un entrenador y me cuido mucho, la nutrición también es fundamental”, explica Seve.

Además, lleva a cabo una serie de ejercicios que le ayudan a mantenerse en forma. “He ido incorporando a mi vida deportiva algunos trucos ‘medio secretos’ que han sido producto de recomendaciones de mi médico deportivo y otras han sido un poco ensayo error. Las cosas que no me han ido bien las he ido apartando y las que sí la he incorporado a mi vida”, cuenta este atleta. 

Seve Felipe durante una carrera. (Miguelez Team, cedida por Seve)

En qué se basa su entrenamiento 

Seve entrena prácticamente todos los días, también en invierno. “Salgo a correr todos los días, hago 120 km a la semana, unos 500 km al mes. En un año, quitando un mes que a lo mejor descanso, pues hago cerca de 5000 km”, cuenta este albaceteño. 

Una de las prácticas más llamativas que realiza Seve como parte de su entrenamiento es meterse en el agua de la piscina, incluso en invierno, de cintura para abajo después de haber ido a correr sobre asfalto. “Estoy ahí entre 8 y 12 minutos, el efecto del agua es antiinflamatorio, esto hace que me recupere mejor del entrenamiento y también que tenga menos lesiones deportivas y que pueda tener más continuidad”, explica.

Seve Felipe en la piscina. (Cedida por Seve)

Seve cuenta que en invierno es especialmente duro aguantar, pero que recomienda esta práctica. “En días de mucho frío aquí en Albacete, meterse en la piscina, que puede estar a 1 grado o 2 grados de temperatura y aguantar 8 minutos es difícil, las paso canutas”, confiesa Seve. 

Otra de las prácticas que ha ido incorporado a su entrenamiento y que le ha dado un empujón en sus últimos éxitos es la hipoxia intermitente. Seve utiliza una máquina de Albacete que simula entrenamientos en altitudes de casi 4.000 metros. “Es una máquina a la que conectas una mascarilla que te quita oxígeno y es una especie de simulación de que estás entrenando a altitudes muy elevadas, como si estuvieras en el Teide”, relata este deportista. Seve cuenta que realiza este ejercicio dos o tres veces a la semana y que le ha otorgado una mejoría en el rendimiento deportivo aunque “es un sacrificio”. 

Seve realizando un entrenamiento de hipoxia intermitente. (Cedida por Seve)

¿Hasta cuándo espera seguir compitiendo?

A lo largo de un año realiza una competición por mes, más o menos, de las cuales 3 son importantes y las otras son competiciones menores. “No es lo mismo correr en un campeonato de Europa o en un Mundial como el de la India, que correr un maratón en Albacete”, explica. 

Sobre cómo ve su futuro, Seve cuenta que muchas veces ha pensado que esto se está acabando, pero sus buenos resultados le quitan esos pensamientos. “Como sigo compitiendo y sigo consiguiendo cosas no voy a ser yo el que se ponga límites. Creo que he llegado donde estoy porque nadie me ha dicho que no se podía hacer. Como me gusta tanto correr, lo disfruto tanto, que yo no voy a ser el que ponga los límites, el cuerpo lo dirá”, relata Seve. 

Seve Felipe en la piscina. (Cedida por Seve)

A aquellas personas que se sorprenden de sus logros a sus más de 45 años o a aquellos que se ven reflejados en la situación de Seve, les manda un mensaje. “Le diría a la gente que no deje que nadie le diga qué se puede o no hacer, yo soy el mejor ejemplo, y sobre todo que practique el deporte que sea con pasión y que lo haga en el formato en el que disfrute de verdad”, concluye este atleta. 

Aunque es un deporte que debe compaginar con otro trabajo, porque los ingresos no son tan elevados como en otras disciplinas, su pasión por correr le incita a seguir compitiendo hasta que su cuerpo aguante. 

María José Timoteo

Natural de Pozo Cañada (Albacete), Licenciada en Periodismo por la Universidad de Murcia. Experiencia en medios de comunicación como La Verdad (Murcia)
Botón volver arriba