Un restaurante de este pueblo de Albacete recibe un ‘Broche gastronómico del medio rural 2023’

Otorgado por la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha

Los restaurantes Felipe II, en Ayna (Albacete); Hermanos Medina, en la Puebla del Príncipe (Ciudad Real); La Muralla, en Cañete (Cuenca); Bajá, en Peregrina (Guadalajara) y El Andén, en Belvís de la Jara (Toledo) han sido galardonados con los ‘Broches gastronómicos del medio rural 2023’ que otorga la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha.

Así lo ha indicado el presidente de dicha Academia, José María San Román, que acompañado del consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, ha dado a conocer el listado de galardonados, entre los más de 40 establecimientos que han participado.

Con estos premios, que según ha avanzado San Román se otorgarán el 13 de diciembre en el Museo Paleontológico de Cuenca, se reconoce a esos restaurantes que “siguen luchando por mantenerse en zonas poco pobladas, que apuestan por la dieta mediterránea y que conservan y apuestan por la comida tradicional de sus zonas”.

“Con los Broches Gastronómicos de este año seguimos premiando a los que no se van de nuestra tierra. El objetivo de estos galardones no es recuperar talento, sino evitar que el talento se vaya de nuestros pueblos, evitar que un restaurante se cierre en un pueblo. Cuando en un pueblo se cierra un restaurante, normalmente se cierra el pueblo. Hay que premiar a esos restaurantes de pueblos con pocos habitantes que solo pueden trabajar los fines de semana”, ha apelado.

RESTAURANTES QUE SE AJUSTAN AL BOLSILLO DE LAS FAMILIAS

La Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha valora también, según ha explicado, el precio de los menús que ofrecen estos establecimientos, que oscilan entre los 11 y los 30 euros, y que son asequibles a los bolsillos de las familias.

“¿Cuántas familias con dos hijos pueden ir a comer un fin de semana a un restaurante con Estrella Michelin?” ha preguntado San Román, que ha destacado que, además de ajustarse a los bolsillos de un amplío espectro de población, estos establecimientos apuestan por los productos de zona, por la sostenibilidad y sirven de revulsivo para el turismo rural de comarcas poco pobladas.

“Quien necesita el turismo, quien necesita el apoyo a su gastronomía y quien necesitamos que no se nos vayan de nuestra tierra porque hacen una labor ímproba son estas familias, estos restaurantes, estos emprendedores, estos jóvenes autónomos que se quedan aquí y que apuestan por nosotros” ha agradecido.

De igual modo, José María San Román ha avanzado que además de otorgar al Ayuntamiento de Cuenca una placa por unir este año que ostenta la Capitalidad Gastronómica turismo y gastronomía, la Academia otorgará reconocimientos a la DO ‘Nueces de Nerpio’, de Albacete; a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Berenjena de Almagro’ de Ciudad Real, a la IGP ‘Ajo morado de Las Pedroñeras’; a la DO ‘Miel de la Alcarria’ de Guadalajara, y a la IGP ‘Mazapán de Toledo’.

AGRICULTURA Y RESTAURACIÓN, “MARIDAJE PERFECTO”

Por su parte, el titular regional de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha agradecido a la Academia Gastronómica castellanomenchaga estos galardones que, a su entender, “ponen de manifiesto la unión de producciones agroalimentarias con la gastronomía y la restauración”.

“Hacen un perfecto maridaje en el concepto de valorización de los productos agroalimentarios que nuestros agricultores y ganaderos ponen de manifiesto en su día a día, en las labores que realizan en el campo y en el sector ganadero”, ha dicho.

“En ese sentido, si hay algo que realmente adquiere mayor valor añadido, es la transformación de esos alimentos en los productos que se llevan a la mesa, elaborados por manos experimentadas y manos que, con cariño, tratan esos productos para poder ofrecerlos a los turistas que puedan llegar a los restaurantes o, simplemente, a los vecinos que quieran degustar los platos que en cada uno de esos restaurantes se hacen”.

Martínez Lizán ha destacado que al margen de esos reconocimientos, los listados que elabora la Academia ofrecen restaurantes asequibles para las economías de cualquier familia de la región.

Dicho esto, ha reparado en el potencial del sector agroalimentario castellanomanchego, destacando que la gastronomía contribuye a la mejora de la economía de esos pueblos en los que se asientan los restaurantes galardonados.

En cuanto a las DO e IPG reconocidas, ha asegurado que todas con las que cuenta Castilla-La Mancha son merecedoras de los máximos reconocimientos, pues cuentan con un prestigio y un reconocimiento internacional y pueden contribuir de manera definitiva a engrandecer el listado de restaurantes.

El consejero ha concluido ratificando la colaboración de la Consejería con la Academia de Gastronomía, con el objetivo de visibilizar y engrandecer los recursos que mantienen y fijan la población en el medio rural.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba