¿Han detectado los peluqueros de Albacete una mayor caída de cabello en sus clientes tras la llegada del COVID-19?

Una de las secuelas del COVID-19 es una mayor caída del pelo

El estrés, estilo de vida, e incluso una mala alimentación pueden desencadenar o favorecer una mayor caída del cabello. Unas causas a las que también podrían sumarse determinados tratamientos hormonales o las secuelas del COVID-19, tal y como han podido detectar en las peluquerías de Albacete.

“El COVID-19 ha tenido presencia en el aumento de la caída del cabello” en Albacete

El presidente de la Asociación Provincial de Peluquería y Afines de Albacete, Santi Moliné, especificaba “no hemos detectado un aumento alarmante de clientes con este tipo de problema a raíz de la llegada de la pandemia”. Sin embargo, especificaba que “es cierto que cualquier tipo de alopecia u anomalía que pueda producirse, donde primeramente afecta es a la parte más visible de nuestro organismo, por lo tanto, el COVID-19 ha tenido presencia en el aumento de la caída del cabello”.

Una anomalía que puede tratarse y solventarse

Pese a todo, aseguraba Santi Moliné que “es una anomalía que se puede llegar a solventar”. Así, expresaba que “la buena noticia es que en la gran mayoría de estos casos, (albaceteños que a raíz del pasar el COVID-19 han detectado una mayor caída de cabello), el pelo volverá a crecer al ser un proceso reversible”.

Concretamente detallaba que esta caída puntual de cabello “se puede resolver tratándolo con una cama de productos de salud capilar y contar con la ayuda de un tricólogo, que es el encargado de tratar y recomendar algún tratamiento para su recuperación”. Además, “en el caso de detectar alguna patología se derivaría a un dermatólogo”, puntualizaba el presidente de la Asociación Provincial de Peluquería y Afines de Albacete.

¿Existe un perfil determinado de personas a las que afecte esta situación en Albacete?

Explicaba Santi Moliné que “el proceso de caída del cabello, al ser una anomalía, no tiene rango ni de sexo ni de edad”, por tanto, subrayaba que “puede afectar tanto a hombres como a mujeres  en diferentes rangos de edad”. Además, recordaba que la caída de pelo “es un proceso que se puede tratar y frenar”.

Para ello, ponía de relieve que es prioritario “realizar un diagnóstico capilar para marcar un protocolo de actuación y utilizar unos productos adecuados”. Además, compartía Santi Moliné con El Digital de Albacete que “siempre se observan más las alopecias androgénicas que las carenciales”.

Una mayor caída del cabello es una las secuelas que deja el COVID-19 a algunas de las personas que lo padecen. Así, cabría preguntarse si a raíz de la irrupción de la pandemia y por ende un ligero repunte de personas con problemas capilares, se han detectado en peluquerías vinculadas a esta situación en Albacete.

A respecto, matizaba Santi Moliné que “en Albacete hemos mantenido siempre un muy buen protocolo de salud capilar, y por lo tanto no se ha observado algún tipo de anomalías de este tipo”.

De este modo, el presidente de la Asociación Provincial de Peluquería y Afines de Albacete recordaba que es fundamental “mantener una perfecta salud capital”, con el objetivo de frenar o evitar la caída de cabello. Además, recomendaba a los albaceteños “dejarse aconsejar por los profesionales dela peluquería para poder tratar correctamente ese problema de calidad del cabello”.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba