Captaban mulas económicas y desplumaron a muchos vecinos de Castilla-La Mancha

Un detenido y 22 investigados en Castilla-La Mancha

La Guardia Civil ha detenido a una persona e investigado a 22 más que formaban parte de un grupo criminal especializado en estafas bancarias en Ciudad Real.

La investigación se inició tras observar un gran aumento de hechos delictivos consistentes en estafas bancarias por el método de ‘phising’, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

El grupo criminal investigado a través de una elaborada ingeniería informática procedía al envío masivo de SMS a teléfonos móviles de clientes, simulando ser su entidad bancaria, estos ciberdelincuentes les informaban de que sus tarjetas bancarias habían sido bloqueadas y por lo tanto debían urgentemente realizar el desbloqueo a través de un enlace aportado.

Una vez que el cliente accedía a este enlace se redireccionaba a una página controlada por el grupo criminal donde al introducir los credenciales este grupo pasaba a tener el control de la cuenta bancaria, realizando inmediatamente transferencias bancarias no consentidas, oscilando éstas entre los 800 y los 34.000 euros.

Tras la gran complejidad de esta investigación por la labor de análisis e interpretación de una gran cantidad de datos informáticos, esta operación ha finalizado con la detención de un hombre de nacionalidad española y la investigación de otras 22 personas de diferentes nacionalidades a los que se les atribuyen los delitos de estafa bancaria y pertenencia a grupo criminal.

MODUS OPERANDI

Las personas investigadas se repartían las tareas para la captación de “mulas económicas”, estas creaban cuentas en entidades bancarias extranjeras donde se recibía el dinero, dificultando su trazabilidad. Tras tener formalizadas estas cuentas procedían al envío de SMS al teléfono de las víctimas, que al acceder a un enlace que simulaba la aplicación de sus entidades bancarias e introducir sus credenciales daba acceso automático a sus cuentas.

Estas se realizaban fundamentalmente durante los fines de semana con el fin de que la víctima no se percatara de la transferencia no consentida y evitar que contactara con los servicios de Atención al Cliente para bloquear y retraer las transferencias. En uno de los casos se pudo recuperar 16.000 euros de los 34.000 ya transferidos desde la cuenta de la víctima.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba