El Albacete cambia el chip y ya está en ‘Modo Copa’

Rubén Martínez compareció ante la prensa tras el entrenamiento del Albacete

Tras su llegada la temporada pasada, Rubén Martínez cumple 50 partidos con el equipo manchego. Cuarenta de ellos en Primera RFEF y diez en la categoría de plata. Unos números que son, individualmente, de gran valor para el atacante.

“Estoy muy contento. Echo la vista atrás y es para estar contento por esos 50 partidos. Desde que llegamos el equipo está muy bien y eso también es fundamental para rendir. Lo que quiero es aportar, me siento cómodo, disfruto y las cosas están saliendo bien”, declaró satisfecho el ’11’ del Albacete Balompié.

No es su primer contacto con la segunda división. Cuando militó en el Logroñés pudo disfrutar de esta categoría pero, para él, poder hacerlo con su familia en las gradas se lo hace mucho más especial. “El año pasado fue un año muy bonito y duro a la vez. Se consiguió el Riazorazo pero si me tengo que quedar con algún momento es que mi familia me ha podido ver en segunda división”.

Finalizada la vorágine de encuentros de los últimos días, llega la semana de copa y el Alba ya está mentalizado y preparado para las dificultades que se presentarán ante un ilusionado Huétor Tájar. “Será un partido condicionado por las dimensiones y césped artificial. Muchos estamos acostumbrados a eso por lo tanto no es excusa. Estos partidos, mínimo hay que igualarlos en intensidad. Está claro que vamos a por la eliminatoria e intentar pasar”.

Para ellos será importante y se miden con un equipo de categoría superior pero si nosotros no ponemos intensidad, se nos puede complicar mucho” adjuntó.

Un inicio de temporada más que interesante y esperanzador el que está realizando el equipo. Pese a la derrota que sufrió el domingo pasado ante el Levante, el Alba se adentra en noviembre con 22 puntos y un festín de buenas sensaciones. “Ha sido un inicio muy bueno pero todavía queda mucho por hacer. La dinámica está siendo buena pero el grupo es consciente de que tiene que llegar a los 50 puntos”.

La temporada se prevé larga y competitiva, y Rubén bien lo sabe. “La segunda división siempre es muy larga, está muy igualada. Este año todavía no se ha escapado ningún equipo”.

“Somos más verticales, la categoría también te lo demanda, pero creo que estamos haciendo muchas ocasiones en cada partido. El equipo está bien y estamos muy contentos” concretó el ’23’.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba