El Gobierno regional trabaja para conseguir la certificación de sostenibilidad de los cotos sociales de Castilla-La Mancha

El viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, ha apuntado hoy que desde el Gobierno regional se está trabajando para que los cotos sociales consigan el certificado de sostenibilidad tanto de los servicios ecosistémicos que producen para el conjunto de la sociedad, como del propio aprovechamiento cinegético. De hecho, cinco de los cotos sociales van a empezar a funcionar en esta próxima temporada de caza, que dará inicio el próximo 8 de octubre. El certificado de sostenibilidad ya se puede encontrar en el coto de Cañadillas, en Sevilleja de la Jara (Toledo).

Marchán ha manifestado que, desde el año 2015, el Ejecutivo regional encabezado por el presidente Emiliano García-Page está llevando a cabo un importante trabajo junto al sector cinegético de la región en varios ámbitos. Uno de ellos es la apuesta por la caza social, “una práctica que recuperamos ese año, para facilitar el ejercicio de la caza en igualdad de oportunidades, con especial atención a los cazadores de la región”, ha asegurado.

En este sentido, se recuperaron tres cotos sociales sobre terrenos propiedad de la Junta de Comunidades como son los de Cañadillas, en Sevilleja de la Jara (Toledo); el de Cuarto Alarcón, en Ayna (Albacete); y Oriñuela en San Pedro (Albacete), entre los cuales se han adjudicado permisos para cazar a 753 personas.

“Teniendo en cuenta que tuvimos más de 5.000 solicitudes para poder practicar la caza en estos espacios, este mismo año hemos sumado cinco más, cuatro en la provincia de Ciudad Real: Peñas Negrillas, en Almuradiel; Caparroso, Gallego y Umbría Colonia; Valdegracia, Colonias, Plaza de Ver, Valtravieso y otros, todos ellos en Anchuras; uno en la provincia de Toledo, Solanillas; y Valderromero, en Sevilleja de la Jara/Puerto de San Vicente”, ha dicho el viceconsejero.

Ahora el trabajo de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad se está enfocando en conseguir ese certificado que verifica el estado de la biodiversidad que ya tiene el coto social de Cañadillas. “Es la primera vez que en España se recibe un certificado de estas características con los estándares más elevados, como espacios de intercambio de las mejores prácticas y ejemplo para el conjunto de cazadores. Algo que, ahora, queremos extender al resto de cotos sociales de la región”, ha manifestado Marchán.

De esta forma lo ha indicado el viceconsejero de Medio Ambiente en la inauguración de la Feria de la Caza, Pesca y Turismo de Naturaleza (FERCATUR 2022), que se celebra este fin de semana del 23 al 25 de septiembre en el Pabellón Ferial de Ciudad Real, y en el que ha participado junto al presidente de FECIR Ceoe-Cepyme, Carlos Marín; el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero; y la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías. También han asistido el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero; y el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín, además de numerosos representantes del sector.

Trabajo de la mano del sector, reglamento y Guía de caza

Fernando Marchán ha destacado el trabajo conjunto realizado con expertos y técnicos del sector desde hace dos años para la elaboración del Reglamento de Caza, aprobado el pasado 3 de marzo, y que precisamente hace una semana fue presentado “en un documento del que estamos muy satisfechos como es la guía ‘Normas básicas para cazar en Castilla-La Mancha’, que todas las personas con licencia han recibido de forma gratuita por sms en su móvil y en formato pdf”. Una guía, realizada junto con la Asociación Aproca, que ayuda a cazadores y profesionales del sector a facilitar la interpretación y el manejo del reglamento.

En este sentido, el viceconsejero ha indicado que “la aprobación del nuevo Reglamento de Caza contribuye decididamente a ponernos a la vanguardia en materia de gestión cinegética de forma respetuosa con la biodiversidad, reforzando el papel de una caza de valor social, económico y ecológico”. Un reglamento llamado a consolidar el sector como una actividad socioeconómica sostenible, como herramienta de planificación, gestión y puesta en valor del medio natural.

Marchán ha recordado que, desde el 8 de febrero de este año, Castilla-La Mancha es la primera región cuya licencia de caza y pesca es gratuita para los residentes en la Comunidad Autónoma. Así, ha avanzado que este año se espera alcanzar en torno a 110.000 licencias de caza, de las cuales unas 40.000 serán gratuitas. Y en cuanto a pesca, de las 90.000 licencias que se calculan, 53.000 serán gratuitas.

Castilla-La Mancha cuenta con unos siete millones de hectáreas cinegéticas y 5.700 cotos de caza. El sector mueve más de 13.700 puestos de trabajo en la Comunidad Autónoma, de los cuales 9.780 son empleos directos generados por titulares de cotos y con una facturación anual aproximada cercana a los 600 millones de euros.

Finalmente, el viceconsejero ha manifestado el apoyo del Gobierno regional a FERCATUR y ha agradecido a los organizadores el intenso e interesante programa que se desarrollará a lo largo del fin de semana pues, como ha manifestado, “volverá a convertirse en referente de la actividad cinegética a nivel nacional y en punto de encuentro para profesionales y aficionados, poniendo a Ciudad Real como un verdadero punto neurálgico para el sector”.

Tras las declaraciones, el viceconsejero ha visitado también junto al resto de representantes institucionales los distintos stands de la Feria y, entre ellos, el de la Consejería de Desarrollo Sostenible, que estará atendido por agentes medioambientales y en el que se dará información sobre la gestión de la caza y de la pesca de la región.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba