OPINIÓN | La ciudad que se ‘mueve’

La movilidad es ya una de las claves que determina la vida diaria en las ciudades. Hace ya más de 20 años que se puso en marcha la iniciativa ‘Día sin mi coche’, que se ha ido transformando en la Semana Europea de la Movilidad en la que participan en torno a 3.000 municipios de 47 países. El propio cambio de denominación ya no focaliza las actividades en el vehículo privado, sino en las posibilidades que se generan buscando alternativas más saludables y sostenibles. Las medidas puntuales, como cortes de calles, que se realizaban en los años noventa se han convertido en actuaciones permanentes que ponen al peatón y, por ende, a la persona, en el centro de las políticas municipales.

Escribió Platón que la ciudad nacía “por darse la circunstancia de que ninguno de nosotros se basta a sí mismo, sino que necesita de muchas cosas”, y entre esas cosas, algo fundamental son los puntos de encuentro. Y en ese camino hay que seguir trabajando, ya que las ciudades tienen por delante importantes retos en materia de movilidad. Aunque también es cierto que nunca antes la ciudadanía ha estado tan sensibilizada con el tema y en la actualidad existe una conciencia colectiva de que el cambio de paradigma es necesario y posible.

Por ello, los Planes de Movilidad han de dar respuesta a las necesidades de desplazamiento de las personas, pero creando alternativas reales y diversas. La movilidad en bicicleta con la creación de infraestructuras ciclistas, calmar el tráfico para asegurar la convivencia entre todos y todas, un transporte colectivo que dé respuesta a la demanda, el reparto de mercancías en la última milla… son algunos de los retos a los que hay que dar respuesta.

Proyectos como la ampliación de los carriles bici, las obras de la estación de autobuses, la instalación de aparcabicicletas seguros, o la modificación de las ordenanzas de circulación son acciones que se están llevando a cabo para facilitar el cambio de movilidad del que hablamos.

El último Plan de Movilidad Urbana Sostenible del Ayuntamiento de Albacete contemplaba la transformación del centro urbano, ampliando el espacio peatonal y reduciendo la superficie ocupada por los coches, y en la actualidad se está ejecutando gran parte de lo propuesto.

Han sido años de trabajo y debate, con la participación de distintos grupos políticos y la sociedad articulada, y no con pocos obstáculos. Trabajos y planteamientos que necesitaban de un Equipo de Gobierno valiente que liderase la gran actuación urbana de la ciudad en últimos años, la transformación del eje histórico principal de Albacete (Tesifonte Gallego, Marqués de Molins, Altozano y Paseo de la Libertad) y la peatonalización de un tramo de la vía. El momento no ha podido ser más oportuno, ya que los fondos Next Generation van a financiar gran parte de la intervención.

Todavía es prematuro analizar el impacto de la medida, máxime cuando ni siquiera han concluido las obras, pero es indudable que además de la apertura de nuevos comercios en la zona, nuestra calle Ancha está recuperando su espíritu de lugar de encuentro y disfrute.

Otro año más nos sumamos a la celebración de la Semana de la Movilidad con la programación una serie de actos y actividades para visibilizar y poner en valor la importancia de los cambios en materia de movilidad. Pero si cabe, este año, lo hacemos con mas ilusión que nunca al poder constatar que la transformación es posible, ya que una vía ocupada por 8.000 vehículos diarios ahora es lugar de encuentro y convivencia.

Celebremos y disfrutemos la Semana Europea de la Movilidad. La ciudad de Albacete debe sentirse orgullosa de transitar por el camino que nos marca Europa, por la salud y el bienestar de sus vecinos y vecinas.

Artículo de José González

Concejal de Movilidad Urbana del Ayuntamiento de Albacete

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba