Pudo haber muerto en un balneario, un niño de Albacete está en la UCI tras absorberlo un motor

El suceso ha ocurrido en Marina d'Or, donde el niño de Albacete y su familia pasaban las vacaciones

El SAMU estabilizó el pasado 7 de septiembre a un niño de 8 años semiahogado en la piscina de un balneario en Oropesa del Mar (Castellón), según ha informado el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) de la Comunidad Valenciana. El niño, según apuntan diversas fuentes, es natural de Caudete (Albacete) y ahí vive con su familia, con la que se había desplazado a la localidad castellonense a disfrutar de unos días de vacaciones.

Fue sobre las 12 horas del pasado miércoles, 7 de septiembre, cuando se alertó a los servicios de emergencia de que había un niño con una mano atrapada en una rejilla de una piscina. El incidente ocurrió en un balneario de Oropesa del Mar, hasta donde se ha desplazado una unidad del SAMU.

Una vez fuera del agua, los socorristas de la piscina, familiares del menor y una pediatra, que se encontraba en el lugar, realizaron la reanimación cardiopulmonar básica al niño, hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

A su llegada, el equipo médico del SAMU continuó con la reanimación cardiopulmonar avanzada y otras maniobras, hasta que lograron recuperar las constantes vitales del niño, de 8 años y natural y vecino de Caudete (Albacete).

Tras ser estabilizado, el niño ha fue trasladado con síntomas de ahogamiento al hospital General Universitario de Castellón en ambulancia.

Horas después del accidente que llevó a su hijo hasta la UCI de un hospital en Castellón, Amalia, que así se llama la madre del menor, atendía a los compañeros del Periódico Mediterráneo, quienes en su sección ‘Caso Abierto’ recogían unas declaraciones de la progenitora del menor en las que argumentaba que el suceso “se podría haber evitado. Quiero que quede constancia de que no había rejilla pese a que cuesta muy poco ponerla y espero que no vuelva a pasarle nunca más a otro niño”.

Foto de archivo de una piscina
Foto de archivo de una piscina

Estaban de vacaciones y se habían desplazado desde Caudete (Albacete)

Según las mismas fuentes, Amalia llegó junto a su marido y sus dos hijos mellizos este lunes a Marina d’Or desde Caudete (Albacete) para disfrutar de unas merecidas vacaciones, sin embargo, el pasado miércoles y justo un día antes de volver a casa, el destino les tenía preparada una amarga sorpresa. La madre del menor argumenta al Periódico Mediterráneo que a su hijo lo sacaron de la piscina “entre su padre y el socorrista, cuando este pudo apagar el motor que le atrapaba la mano”.

Las mismas fuentes recogen que la madre asegura que su hijo “sabe nadar perfectamente; de hecho ahora iba a empezar a competir. El niño estaba buceando y el motor le absorbió la mano. Estuvo mucho tiempo hasta que se pudo parar el motor”.

Según Amalia, y así recoge el Periódico Mediterráneo, la salud de su hijo “está mejorando poco a poco. Parece que no hay daño cerebral, pero falta saber cómo tiene los pulmones. Nos van dando la información con cuentagotas, pero parece que va bien”. 

Dede el Periódico Mediterráneo añaden que el menor se encuentra ingresado en la UCI Pediátrica del Hospital General de Castellón con pronóstico reservado y está estable tras sufrir el citado semiahogamiento.

Nacho Lopez

Nacido en Albacete. Más de 10 años de experiencia en medios de comunicación en radio, televisión y digital, como Intereconomía radio, Cadena SER, Punto Radio, ABTeVe y VOZ Castilla-La Mancha.
Botón volver arriba