De Albacete al Soho de Nueva York

Javier Jiménez y Nacho Bautista, en un mundo de cartón

La última aventura en el mundo del diseño en cartón de los albaceteños Javier Jiménez (‘Studio Animal’- Barcelona), y Nacho Bautista (‘Cartonlab’- Murcia), les ha llevado hasta el Soho de Nueva York para diseñar una tienda con este material tan sostenible. 

Se trata de una Pop-Up store sostenible, un concepto de tienda efímera que apuesta por un diseño colorista e innovador como reclamo. El arquitecto albaceteño Nacho Bautista, socio cofundador de ‘Cartonlab’, nos cuenta que “el proyecto surge gracias a la fuerte presencia online de la empresa. Si buscas cosas de cartón en internet, enseguida aparece ‘Cartonlab’, eso hace que ahora mismo nos encontremos en plena expansión internacional, ya que más de la mitad de nuestros clientes son de cualquier parte del mundo. Un día recibimos un correo de ‘Nuhü Division’, una marca de ropa norteamericana que tiene una filosofía de diseño, producción, y de materias primas sostenibles. Nos contaban que iban a abrir una tienda en Nueva York, y querían amueblarla con muebles de cartón. Tras varias reuniones, les propusimos la idea de hacer un concepto más global de la tienda, algo que respondiera a lo ambicioso de su marca, considerando que no solo con poner mobiliario de cartón iban a conseguir lo que querían. Les gusto mucho la propuesta, así que la aceptaron y nos pusimos en marcha”.

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

Una vez puesto en marcha el proyecto, entraron en contacto con el arquitecto albaceteño Javier Jiménez de ‘Studio animal’. “Con Javi hemos trabajado ya en numerosas ocasiones en proyectos de retail, de comercios de ropa, y en esta línea de diseño ecológico y sostenible con cartón nos parecía que encajaba fenomenal. Javi es un arquitecto brillante para este tipo de propuestas que nosotros llamamos Pop- Up stores, tiendas que tienen una duración relativamente efímera. En realidad, efímera puede ser unos meses, o pueden ser años. Ha habido veces que nos han contratado para hacer un diseño de cartón para una tienda, que en un principio iba a estar tres meses, y al final ha estado varios años. El cartón, a pesar de ser un material no tan duradero como la madera, si lo tratas bien tiene una durabilidad increíble. Yo tengo toda mi casa amueblada con muebles de cartón desde hace muchos años y están en perfecto estado”, asegura. 

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

Los colores de Nueva York como fuente de inspiración

La paleta de colores utilizada por estos albaceteños, es la que emplea ‘Nuhü Division’ para su colección, inspirada en zonas o elementos urbanos de Nueva York, ya que la marca tiene un vínculo muy estrecho con la ciudad. La gran experiencia de ‘Studio Animal’ en la aplicación del color ha sido fundamental para trasladar ese concepto a la tienda física. Bautista pone de relieve que “Javi es muy bueno a la hora de trasportar los conceptos espaciales de una marca a un proyecto, y hacerlo además a través del color. Y es que el color juega un papel muy importante en esta tienda. La marca tiene una serie de prendas básicas, y son los colores los que las van diferenciando de unas colecciones a otras. En este caso, son colores inspirados en la propia ciudad de Manhatan. Colores como los que se pueden ver en el metro, o en los taxis, integran una variada gama con la que han creado la colección”.

Javier Jiménez y Nacho Bautista, en un mundo de cartón / Michael Vahrenwald

El resultado es un diseño basado en pórticos coloristas perfectamente integrados con las prendas expuestas. En conjunto, se genera un espacio dinámico, con un uso imaginativo de la geometría diagonal y muy llamativo desde el exterior, especialmente de noche con la tienda iluminada. El impulsor del proyecto explica que “el color es vital a la hora de generar esa experiencia espacial en el cliente. En el caso de esta marca lo teníamos a huevo, porque su colección de ropa está basada en una gama de colores. Cogiendo esa gama y con una idea muy potente basada en la geometría de túnel estrecho y alargado que tenía el local, se creó una especie de biombo con cartón que va haciendo zigzag. Cada uno de estos pliegues espaciales va cambiando el color, al igual que van cambiando el color de las prendas que se exponen en cada zona. Esto genera un efecto túnel multicolor, que al mismo tiempo se va extendiendo hacia el fondo del espacio. Las aperturas del hueco que va dejando el interior del biombo, se van haciendo cada vez más pequeñitas, generando un efecto de perspectiva que, aparte de que deja ver perfectamente todos los colores en secuencia, hace que se vea el local más grande y profundo de lo que realmente es. La sensación cuando se ve desde la calle es alucinante”.

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

Normalmente, las tiendas dedican mucho esfuerzo en diseñar un escaparate que quede bonito para llamar la atención, pero en este caso, la tienda se convierte en un perfecto escaparate. Y es que la propia disposición de la tienda es una especie de diseño de escaparatismo brutal que invita a la gente a entrar. Desde fuera se puede ver esa profundidad y esos colores, que brillan cuando llega la noche y la tienda se ilumina, creando una atracción especial a todo el que pasa por delante de ella. “La línea de trabajo de Javi es casi la de crear una experiencia artística, y ha conseguido que a la gente le apetezca entrar a la tienda, sin saber en realidad lo que hay dentro. Hoy en día es tan fácil comprar online, que las tiendas físicas buscan algo diferente, una tienda que ofrezca una experiencia para el usuario, y es lo que hemos logrado con este proyecto. Además, el hecho de que esté diseñada con cartón, encaja perfectamente con la filosofía sostenible de la marca”, resalta.

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

Compromiso medioambiental

Además de colorista, el espacio debía ser sostenible. Ahí es donde ‘Cartonlab’ ha jugado un gran papel en el diseño estructural y la producción. Una vez más, han optado por el cartón como material principal y elemento de conexión con la filosofía de la marca. Su ligereza, capacidad de adaptación e innumerables posibilidades de personalización han sido grandes ventajas para una producción transoceánica de estas características. “En ‘Cartonlab’ está pasando eso. Las marcas y empresas están intentando dar una vuelta de tuerca a como plantear la sostenibilidad en sus productos y en cómo presentarlos, y encuentran en el cartón y en nuestros diseños, una forma de sacar esos planteamientos adelante”, detalla.

El propósito está conseguido, otro proyecto con final feliz que se suma a la ya dilatada experiencia internacional de la empresa. “La tienda está funcionado muy bien en medios sociales a la hora de dar a conocer la marca. Y es que se ha convertido en una especie de photocall en donde no dejan de pasar influencers para hacerse la foto. Como curiosidad, han paseado por los pasillos de la tienda hasta Cira y Kenia, una pareja de perros caniches muy conocidos en Estados Unidos, con más de 14mil seguidores en Instagram. También han utilizado la tienda como un reclamo para sus propias campañas de publicidad. Están moviendo muy bien la marca y llevan a modelos para que posen, se hagan fotos, y graben videos desfilando entre todos los colores”, señala. 

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

12 años de ‘Cartonlab’

‘Cartonlab’ lleva funcionando desde el año 2010. Una aventura que arrancó con tres socios fundadores: Nacho Bautista, Pablo García y Carlos Abadía. “Empezamos muy poco a poco y los propios clientes nos han ido llevando a afrontar cada vez retos mayores. Empezamos como un estudio de arquitectos en una oficina en el centro de Murcia, y ahora somos un equipo entre 15 o 20 personas trabajando, estamos en una nave de un polígono industrial a las afueras, con nuestras propias máquinas, y pensando en ampliar. La empresa va encontrando su propio camino dentro del sector, y según van evolucionando las circunstancias. Cuando empezó todo sabíamos que podía haber futuro y que la economía, la conciencia medioambiental y la construcción iban a ir por ahí, pero de ahí a construir el equipo que tenemos ahora mismo y ver las perspectivas y el horizonte que se plantea, la verdad es que no”, reconoce. 

Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS:  Michael Vahrenwald
Dos albaceteños diseñan una tienda de cartón en Nueva York / FOTOS: Michael Vahrenwald

Tras doce años en el mundo del cartón, ‘Cartonlab’ sigue en contante progreso y con la misma ilusión. “La gente nos pregunta que si nos aburrimos del cartón, y pasa todo lo contrario. Cuanto más te especializas en algo, más se te abre un mundo de posibilidades dentro ese campo, por muy concreto que parezca. El cartón está hecho con papel, y la industria del papel es alucinante. Los desarrollos y e investigaciones que hay en la actualidad con el papel, basadas en hacer el mundo más sostenible y evitar los plásticos, es alucinante. Papeles y cartones resistentes al agua, al fuego, y miles de aplicaciones que la industria papelera está generando para cambiar la manera en de entender las cosas, con vistas a lograr una economía que no dependa tanto del petróleo y los plásticos, y que haya menos gasto de CO2, y nosotros vamos en esa línea”, aclara. 

La línea de trabajo de ‘Cartonlab’ está muy orientada a stands para ferias y eventos, exposiciones, interiorismo, decoración de centros comerciales, o campañas concretas en empresas. También producciones de escenografía para programas de televisión y obras de teatro. “El cartón es un material muy transversal que puede utilizarse para miles de cosas, nos han pedido de todo. Hace un par de años hicimos un kayak de cartón y estuvimos navegando para comprobar que funcionaba a la perfección”, apunta Bautista, añadiendo que “además de proyectos por encargo, en ‘Cartonlab’ se realizan también producciones propias. Tenemos una tienda online con más de 70 productos de todo tipo, como sillas, estanterías, elementos de decoración, artículos de navidad, etc”.

Maniquí de cartón / Michael Vahrenwald

‘Cartonlab’ está demostrando que, desde un contexto local, hoy en día se puede trabajar para firmas importantes de todo el mundo. “Nos hemos especializado en el cartón, encontrando así un nicho de mercado. Si eres arquitecto, pero no te especializas en algo en concreto, es difícil que alguien llame a tu puerta para hacerse una vivienda. Nosotros no solo somos arquitectos, sino que nos hemos especializado en arquitectura sostenible, y en arquitectura hecha con cartón, a partir de ahí, ya te conviertes en especialista, y de ese modo es más fácil abrirte camino y hacerte un nombre, para que te puedan contactar desde cualquier parte del mundo”, concluye. ‘Cartónlab’ y ‘Studio Animal’, dos empresas con alma de cartón y esencia albaceteña.

Modesto Colorado

Comunicador y cantante de Albacete. Más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, especializado en información y reportajes de ámbito cultural.
Botón volver arriba