Este pan hecho en un pueblo de Albacete es uno de los mejores de España

Reconocimiento que logra esta panadería albaceteña por cuarto año consecutivo por sus productos naturales y artesanos

El trabajo de una panadería de Villamalea ha sido galardonado con la Estrella Dir Informática de la Ruta del Buen Pan 2021. En concreto este es el cuarto año consecutivo que los productos que elaboran desde la panadería Sahuquillo se cuelan entre los mejores de todo el país.

Productos panadería Sahuquillo en Villamalea

TODO CONSISTE EN HACER UN PAN LO MÁS NATURAL POSIBLE

“El certamen es organizado por Panatics y Panorama Panadero y ponen unos ingredientes concretos con los que tenemos que elaborar un pan”, detallaba a El Digital de Albacete el propietario de la panadería Sahuquillo, Miguel Ángel Sahuquillo. De este modo especificaba que “todo consiste en hacer un pan lo más natural posible y que incluso cumpla con ciertos valores nutricionales”.

Un jurado profesional galardonaba a un total de 80 panaderos como los mejores de España. Reconocimiento que lograba de nuevo Miguel Ángel Sahuquillo gracias al amor que siente por su profesión y por la riqueza de sus elaboraciones. Puntualizaba que el pan que tienen que presentar estos profesionales al certamen “tiene que cumplir con unos requisitos específicos y el nuestro lo hizo”.

El jurado del certamen valora la naturalidad del pan

LA COCCIÓN, EL VOLUMEN Y EL PESO ENTRE LOS ASPECTOS MÁS VALORADOS DEL PAN

En concreto este jurado profesional valora “la cocción y que el pan tenga un volumen que entre dentro de los estándares de producción y peso”. Pero además explicaba Miguel Ángel Sahuquillo que “también se tienen en cuenta aspectos como el sabor, el aroma, y el brillo y densidad de la miga”. De este modo reconocía que “se valoran aspectos visuales, pero también entran en juego otros sentidos como el tacto, el olfato y el gusto”.

Además “a lo largo del año los organizadores del certamen realizan ciertas inspecciones anónimas para constatar que lo que hacemos es cierto, que no elaboramos solo un par perfecto el día de la prueba por un golpe de suerte”, indicaba. Incluso señalaba que “estas inspecciones también se extienden a nuestras redes sociales”, valorándose de este modo “la parte más personal de cada panadero”.

El peso, la cocción, el volumen y el sabor son algunos de los requisitos que debe cumplir el pan

UNO DE LOS PANADEROS TOP DE ESPAÑA POR CUARTO AÑO CONSECUTIVO

Miguel Ángel Sahuquillo es por cuarto año consecutivo uno de los 80 panaderos Top de España. En concreto, un panadero Top es aquel que “elabora en su obrador un buen pan artesano, que sabe presentarlo en tienda y que tiene un buen trato con los clientes”, especificaban los organizadores de este certamen nacional. Además, en una selección de los mejores panaderos de cada Comunidad Autónoma se entrega La Miga de Oro al mejor panadero de la región, reconocimiento con el que se alzó Miguel Ángel Sahuquillo en la edición de 2019.

Miguel Ángel Sahuquillo

LA IMPORTANCIA DEL PAN EN NUESTRA GASTRONOMÍA

“Para nosotros todo valor es poco para dar al pan”, subrayaba Miguel Ángel Sahuquillo. Al respecto remarcaba que el pan “cuenta con importante valor gastronómico en Castilla-La Mancha”. También sostenía que “un buen pan alegra una comida”, pero también recordaba que “un pan que no tenga calidad puede llegar incluso a hacer que nuestra digestión sea más pesada”. 

Por todo ello apostaba por trabajar para “poner al pan en el lugar que merece y darle un valor gastronómico añadido”. De este modo recordaba que la panadería Sahuquillo cuenta con “cerca de 22 especialidades distintas de pan” que se caracterizan por “estar elaboradas de la misma forma: natural y sin aditivos”.

Miguel Ángel Sahuquillo junto a su mujer Rosa María

LA FAMILIA UN PILAR FUNDAMENTAL

Aseguraba este profesional de la panadería que “cada vez se escucha más lo del pan de masa madre y parece que es una nueva moda”, pero desvelaba que esta panadería de Villamalea que también cuenta con un despacho en Albacete lleva utilizando la masa madre “desde 1996”.

Miguel Ángel es natural de la localidad conquense de El Herrumbral pero el amor le hizo trasladarse a Villamalea tras estudiar Panadería en Valencia. “Cuando conocí a mi mujer montamos un despacho y compramos una casa al lado para montar una panadería que continúa abierta a día de hoy”, explicaba.

Sobre su mujer, Rosa María, indicaba que “si no hubiese nacido la tendrían que haber inventado”, porque reconocía que “es el motor de la panadería y de la familia”. Una familia a la que Miguel Ángel Sahuquillo está especialmente agradecido por compartir la pasión que siente por su profesión, subrayando especialmente “el apoyo incondicional de nuestros hijos”.

La familia es el principal apoyo y motor de este panadero

EL OFICIO DE PANADERO HA EVOLUCIONADO

Reconocía que con el paso del tiempo “el oficio de panadero ha evolucionado y los horarios de trabajo ya no son tan potentes como antes”. De este modo exponía que “ahora mi jornada de trabajo empieza sobre las 5:00 horas de la mañana, algo que en los primeros años de los 2000 era imposible porque teníamos que empezar a trabajar sobre las 21:30 horas”.

En concreto matizaba que “han evolucionado muchísimo tanto los sistemas de trabajo como las técnicas de fermentación”, gracias a lo que “podemos trabajar con cierta libertad horaria”. Así apuntaba que todo ello ha hecho posible que estos profesionales tengan “un horario más asequible y llevadero”.

Una de las creaciones de Miguel Ángel Sahuquillo

ANIMABA A LOS JÓVENES A APOSTAR POR LA PANADERÍA

Animaba a las generaciones futuras a apostar por la panadería porque “es un oficio muy bonito, creativo y que además se disfruta muchísimo”. Aclaraba que “es cierto que al principio cuesta, pero es como todo, porque una vez que has entrado en harina te sorprende y puedes vivir de este trabajo”.

Miguel Ángel Sahuquillo confesaba que “ya no solo intentamos vender pan, sino que también queremos vender salud a nuestros clientes”. Así especificaba que “no queremos que la gente coma pan con productos químicos”, motivo por el que añadía que todas sus elaboraciones “las hacemos con nuestras manos y de forma totalmente natural”.

Además ponía de manifiesto que en el mundo de la panadería “también se celebran importantes campeonatos, puedes hacer demostraciones y presentar tus trabajos a diferentes eventos”, aspectos que consideraba “alicientes para que la gente joven se interese por este universo”.

Reconcía que la panadería es un oficio muy creativo

Confesaba a El Digital de Albacete que su vida como panadero “es muy satisfactoria, aunque también sacrificada”. Sin embargo aseguraba que “he intentado vivir todo lo que yo consideraba que tenía que vivir”, y para ello su profesión no ha supuesto ningún impedimento. “Mi trabajo es sacrificado, pero a la vez no lo es porque esto en mi casa y hago lo que quiero”, algo que para Miguel Ángel Sahuquillo “no tiene precio”. Por todo ello animaba, especialmente a la gente joven “a meterse en harina y con el tiempo poder llegar a tener su propio obrador”.

La localidad albaceteña de Villamalea tiene un diamante en bruto que en forma de pan, producto que desde la panadería Sahuquillo “vamos a continuar trabajando para no bajar el listón y no perder la estela de lo que estamos haciendo”, concluía.

Marta Lopez

Periodista natural de Albacete. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Murcia con más de 3 años de experiencia en medios de comunicación.
Botón volver arriba