¿Se han interpuesto reclamaciones en la Oficina Municipal de Información al Consumidor durante la primera semana de la ‘No Feria’ de Albacete?

Desde el 7 de septiembre

Hace una semana daba comienzo la ‘No Feria’ de Albacete 2021. El pasado 7 de septiembre, la imagen de la Virgen de los Llanos que habitualmente se encuentra en el Ayuntamiento de la capital era trasladada por la Policía Local hasta el Recinto Ferial, una estampa muy alejada de la tradicional Cabalgata de Apertura.

Debido a la pandemia de COVID-19 Albacete ha visto suspendida por segundo año consecutivo la celebración de su tradicional Feria. Los albaceteños no han podido disfrutar de la Batalla de Flores, la Ofrenda a la Virgen de los Llanos, y además como medida preventiva el Ayuntamiento de Albacete decidía prescindir de las carpas y de los establecimientos hosteleros que habitualmente se instalan en el interior del Recinto Ferial y en los Ejidos.

Así, la apuesta del Consistorio se ha centrado en trasladar a diferentes barrios de la ciudad espectáculos culturales, musicales, teatrales y humorísticos, para evitar aglomeraciones, además de la celebración de la Feria Taurina de Albacete 2021. Del mismo modo tras un acuerdo con la Asociación de Empresarios Feriantes la Feria de Albacete y Provincia las atracciones volvían a tomar este año el Paseo y los Ejidos de la Feria, así como se permitía la instalación de determinados puestos de comida en el mismo Paseo de la Feria.

Hasta El Digital de Albacete, trasladaban usuarios de estos espacios de comida que han llegado a encontrarse precios excesivamente elevados, llegando incluso a tener que pagar “40 euros por un plato con 2 pinchos, 2 chorizos, 2 trozos de lomo, 1 trozo de panceta, 2 salchichas y 2 trozos de pimiento”. Del mismo modo también ponían de manifiesto a este medio de comunicación el incumplimiento por parte de algunas atracciones de las tarifas reducidas en el día destinado a precios populares.

A ello se suma la repentina cancelación del concierto de Loquillo en la Caseta de los Jardinillos previsto para la noche del 13 de septiembre. En concreto, los seguidores de Loquillo se enteraban por un cartel en la puerta del lugar de la suspensión del concierto que se iba a celebrar este lunes en Albacete, ya que desde la Concejalía de Cultura, que encabeza Vicente Casañ, no se informaba de la suspensión del mismo previamente, lo que provocaba que los asistentes tuvieran que ir hasta el lugar para enterarse de lo sucedido.

La Caseta de los Jardinillos iba a ser el lugar donde se celebraría el concierto, pero debido a la lluvia el espectáculo fue suspendido sin avisar desde la concejalía de Vicente Casañ por las redes sociales del Ayuntamiento de Albacete ni comunicados de prensa a los asistentes. Ha sido a las 23:00 cuando el Ayuntamiento lo ha comunicado en sus redes, estando el cartel informando de la situación desde las 21:30 en el recinto. Muchos de los asistentes trasladaban a El Digital de Albacete su enfado, no tanto por la suspensión, comprensible por la climatología, sino por la falta de información, que ha provocado que fueran al lugar cuando se había suspendido el evento.

Así, en el comunicado hecho público por el Ayuntamiento de Albacete a través de redes sociales en relación a la suspensión de este concierto apuntaban que se procederá a la devolución del importe de las entradas a los asistentes a través de las mismas plataformas por las que las compraron a partir del próximo 20 de septiembre.

Pese a todas estas incidencias trasladadas por diferentes usuarios a El Digital de Albacete fuentes oficiales aseguraban a este medio de comunicación que desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), tras revisar todos los registros desde el pasado 7 de septiembre, no se han recibido reclamaciones relacionadas con la ‘No Feria’. Del mismo modo recordaban que la OMIC también se encarga de tramitar las actas remitidas al Servicio desde la Policía Local, y apuntaban que a través de esta vía tampoco constan por el momento reclamaciones sobre los precios de las atracciones, la suspensión del concierto de Loquillo y en relación a locales hosteleros.

OFICINA MUNICIPAL DE INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

La Oficina Municipal de Información al Consumidor es un servicio gratuito de educación, consulta, información y resolución de conflictos que el Ayuntamiento de Albacete pone a disposición de los Consumidores y Usuarios.

Las oficinas de la OMIC se encuentran en la 5ª planta del Ayuntamiento de Albacete, pero debido a la actual situación sanitaria no se presta atención presencial. Así, los usuarios y consumidores pueden ponerse en contacto con la OMIC a través del teléfono 967 59 61 11, por el e-mail [email protected], o mediante correo ordinario.

Este servicio proporciona información, ayuda y orientación a los consumidores, se encarga de la recepción, tramitación y mediación de las reclamaciones presentadas por los consumidores, y fomenta la educación y formación de los mismos. Además la OMIC también tiene entre sus funciones la colaboración con otras entidades públicas y privadas dedicadas a la protección de los consumidores, y se encarga de remitir a la Junta Arbitral de Consumo aquellas reclamaciones que no hayan podido solucionarse a través de su intermediación.

Los asuntos que tramita la OMIC son todos los relacionados con el ámbito del consumo. Así, estructuran estos asuntos en diferentes sectores como Bienes (automóviles, electrodomésticos, juguetes, ropa…), Suministros (agua, electricidad, gas, teléfono…), y Servicios (seguros, transportes, agencias de viaje, bares, restaurantes…).

HOJAS DE RECLAMACIONES

Se puede dar el caso en el que usuarios y consumidores descontentos por el servicio recibido, especialmente en locales de hostelería, decidan solicitar al propietario de la correspondiente hoja de reclamaciones para dejar constancia por escrito de su malestar, y dar traslado del mismo a la OMIC.

La legislación regional establece que todas las personas físicas o jurídicas titulares de establecimientos o centros que comercialicen productos y bienes o presente servicios en Castilla-La Mancha, deben tener a disposición de los consumidores y usuarios hojas de reclamaciones debidamente anunciadas, selladas y numeradas por los Servicios Provinciales de Consumo correspondientes a las provincias donde ejerzan su actividad.

Sin embargo, puede ocurrir que el titular del establecimiento se niegue a facilitar la hoja de reclamaciones al cliente o usuario que la solicite. En este caso lo que procede es dar aviso de la situación a la Policía Local para que los agentes levante acta y den traslado de la misma a la OMIC para iniciar el correspondiente expediente.

Botón volver arriba