Tendencia

Fallece en Albacete un querido médico

“Un gran médico, amable y de sencilla cercanía con sus pacientes”

Toda la plantilla de Quirónsalud Albacete expresaba a través de un comunicado “nuestro más hondo sentir por el inesperado fallecimiento de un compañero ejemplar, de un magnífico traumatólogo, el doctor Gonzalo Manuel Olazábal Fernández”. La misa funeral por este doctor de QuirónSalud Albacete tendrá lugar este miércoles, 16 de junio, a las 20.00 horas en la Catedral de Albacete.

Recordaban en este comunicado que el doctor Olazábal “salió de su país para realizar una misión en Angola y Yemen”. El sanitario fallecido “llegó a Albacete desde su Cuba natal el ocho de junio de 2009 tras el apoyo y la ayuda de otro prestigioso médico, primo suyo, el doctor Guillermo Fernández, también tristemente desaparecido”. Detallaban que “tras homologar en España su titulación comenzó su fructífera andadura profesional en la antiguamente llamada clínica Recoletas, hoy Quirónsalud en la plaza del Madroño”. Gonzalo Manuel Olazábal Fernández desarrolló su especialidad en el quirófano del centro sanitario albacetense, donde “ha sido muy querido y estimado por todo el personal por sus excelentes capacidades profesionales y humanas, también por sus pacientes a los que daba un trato especial muy humano, tremendamente cercano y con una amabilidad exquisita”, exponían.

“Su sonrisa continua, su preocupación constante por el paciente, su rigor en el trabajo han sido ejemplares y muy valorados por todos dentro y fuera de nuestro hospital”, apuntaban. Subrayaban que este profesional sanitario era “vitalista a ultranza, con un sentido del deber que impresionaba y una sencillez entusiasta fueron cauces vitales de su ser y existir, circunstancias que propiciaban que el doctor Olazábal fuera especialmente querido y estimado por todos”. “Era una buena persona, feliz con su esposa Elizabeth y sus dos hijos, Luis Oswaldo y Manuel Alejandro, con sus compañeros, su multitud de amigos a los que siempre ofrecía una palabra amable”, indicaban en el comunicado. 

Recordaban sus compañeros de QuirónSalud Albacete que “vivía deprisa, pero con apasionado sentir y con un ansia tremendo de libertad, otro aspecto vital en su existencia. Entregó su vida a algo tan hermoso como la Medicina, por eso su legado será recordado siempre como un ejemplo y estímulo profesional para todos sus compañeros, a los que nos duele mucho su adiós tan repentino”.

/El Digital de Albacete/

Botón volver arriba