Ana Milán, criada en Almansa y a ‘zasca’ por día; el último, por el sujetador

Derroche de espontaneidad

TOyota

La actriz Ana Milán se hizo viral durante los instantes más crudos del confinamiento gracias a los animados directos que decidió realizar junto a sus seguidores en redes sociales. La actriz, criada en Almansa derrocha en cada una de sus intervenciones cercanía y sinceridad.

Tal es así que en uno de sus últimos vídeos Milán contestaba con naturalidad a una seguidora que le preguntaba si se había puesto pómulos. “¿Pero tú eres tonta?”, se cuestionaba la actriz ante semejante pregunta.

En estos vídeos casi diarios, la actriz demuestra continuamente su naturalidad y espontaneidad y no se corta en dar sus opiniones sin tapujos. Así en uno de sus ya famosos directos en Instagram Ana Milán volvía a dar una respuesta épica a otra usuaria de redes sociales.

La pregunta que lanzaba esta seguidora a la actriz era: “¿Llevas sujetador en casa? Eso es de pobres”. Así, sin tapujos Milán indicaba: “Mira, pasa una cosa, que es que acabo de llegar de rodar porque los pobres también trabajamos, es lo que tenemos”. Así añadía tirando del desparpajo que le caracteriza: “¡Qué poca vergüenza!”.

La tremenda liada de Ana Milán en Almansa

La espontaneidad y cercanía que demuestra la actriz Ana Milán en sus directos en Instagram la convirtieron en un auténtico fenómeno viral durante el confinamiento. La actriz cuenta, sin tapujos, anécdotas y vivencias al tiempo que se expresa con total naturalidad sobre momentos cotidianos.

Así, en uno de estos vídeos en directo en su cuenta de Instagram, Milán relataba a sus seguidores una anécdota que ocurrió en Almansa cuando la actriz aún iba al colegio. “Vivía en Almansa y estudiaba en un colegio que se llamaba ‘Esclavas de María’, contaba a sus seguidores, y añadía que “había una monja que se llamaba Sor Presentación que era como mi profesora”. 

Del mismo modo, explicaba que para ir al colegio desde su casa únicamente tenía que atravesar un parque, y que un día a la salida del cole “había nevado y mi amiga Rosana y yo nos quedamos en el parque jugando con la nieve, maravilladas, flipadas, y de repente yo me di cuenta de que se estaba haciendo de noche y me fui a casa corriendo porque mi madre me iba a dar un bofetón tamaño DIN-A4”. 

Con total naturalidad, Ana Milán continuaba relatando que mientras subía a casa en el ascensor iba pensando: “Di algo hermosa que te libre del bofetón”. Así, cuando se abrió la puerta de casa su madre le preguntó dónde estaba, a lo que la actriz le dijo: “Es que Sor Presentación se ha muerto”, y confiesa que “no sé por qué salió eso de mi boca”.

Ante la impactante e inesperada noticia “se hizo el silencio”, y su madre estupefacta le preguntó “¿Se ha muerto Sor Presentación? ¿Y cómo no han avisado del colegio?”. Al rato, confesaba Ana Milán que “escuché que mi madre llamaba a mi padre por teléfono y le decía: Antonio, que se ha muerto Sor Presentación, encarga una corona”. Así que, “encargaron la corona, llegó al día siguiente y mis padres con mis hermanos vestiditos de oscuro se fueron al colegio a dar el pésame”, apuntaba, y “allí no se había muerto ni Dios”, añadía.

Sor Antonia, la directora del colegio, recibió a la comitiva fúnebre “y la corona ya había llegado”, pero claro “solo había llegado esa corona”, recordaba Ana Milán. “Entonces mi madre le dio el pésame, muy sentida ella, porque ella era muy correcta y educadísima”, explicaba, a lo que añadía que “Sor Antonia le dijo que no se había muerto Sor Presentación” y efectivamente “me cayó la del pulpo”.

/El Digital de Albacete/Foto: @byanamilan/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba