El Arzobispo de Toledo pide a los feligreses que se rasquen el bolsillo con las parroquias

Piden que sean generosos

TOyota

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha pedido a los feligreses restablecer la vida cristiana en los grupos parroquiales y ser «generosos» con las parroquias, que están «sufriendo de un modo grave» el no poder hacer frente a sus gastos para así poder salir de la «noche oscura» de la pandemia del coronavirus en la que, afirma, se encuentra inmersa la sociedad.

En su escrito semanal, Cerro Chaves ha lamentado que la pandemia «se ha cebado con las personas más vulnerables, ancianos, enfermos y con otras patologías, que han dado paso a otras realidades que hemos vivido con un dramatismo feroz». «Fallecidos en la más estricta soledad, mayores sin los cuidados necesarios, con la falta de abrazos y la ternura humana tan necesaria siempre para el corazón humano», ha recordado.

El arzobispo toledano ha manifestado que este «ha sido un tiempo de prueba colectiva y lo sigue siendo», considerando que los cristianos están viviendo esta época «unidos al Señor de la vida y de la historia».

Asimismo, ha puesto en valor la «entrega incondicional y con muchas iniciativas» tanto de los obispos y sacerdotes como de «los muchos laicos que, en sus profesiones o en sus ofertas, a veces jugándose la vida, han dado y sacado lo mejor de una humanidad llena de retos, pero nunca de túneles sin salida».

Cerro Chaves, afirmando que el coronavirus «ha venido para quedarse, como otras enfermedades», ha propuesto diez puntos para «volver a casa, a la parroquia, a la vida de encuentro cristiano, el voluntariado y los grupos».

Entre estos puntos, el arzobispo propone participar en la Eucaristía dominical, acudir a catequesis, restablecer los grupos parroquiales y comunidades, acudir a los encuentros de celebraciones y oración y mantener las normas sacramentales canónicas como la confesión. Asimismo, ha rogado a los feligreses ser «generosos con la parroquia» y ha recordado que los templos «siguen abiertos». «Nunca se cerraron. Los sacerdotes tuvieron muchas iniciativas para estar en contacto con la comunidad», ha apostillado.

Igualmente, ha pedido visitar a los enfermos, «el tesoro de la Iglesia», así como seguir potenciando la presencia en todo lo que se convoque y seguir apoyando y participando en los jubileos e iniciativas de la Iglesia.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba