González Ramos: «La Ley del Cambio Climático es una estrategia rigurosa para transformar una amenaza en una oportunidad económica y medioambiental para España»

El diputado socialista por Albacete ha participado en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico

TOyota

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, cuyo objetivo es dotar a nuestro país de un sistema energético del siglo 21: descarbonizado, descentralizado, digitalizado y que ayude a cumplir los compromisos internacionales asumidos contra los efectos del cambio climático.

Entre estos compromisos se encuentra que las emisiones del conjunto de la economía española en el año 2030 deberán reducirse como mínimo en un 23% respecto al año 1990 y se deberá alcanzar la neutralidad climática antes de 2050 y en todo caso, en el más corto plazo posible.

La ley aprobada esta tarde en el Congreso fija entre otros objetivos que para el año 2030 la penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final sea al menos de un 42%; que la producción del sistema eléctrico cuenta al menos con un 74% de energías renovables y mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria en, al menos, un 39,5% con respecto a la línea de base conforme a normativa comunitaria.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Agricultura, el diputado albaceteño, Manuel González Ramos, ha manifestado su satisfacción por la aprobación de esta Ley, que, en suma, “plantea una estrategia rigurosa para transformar la amenaza del cambio climático en una oportunidad que nos permitirá una transición justa hacia un modelo energético sostenible y coherente con la Agenda 2030”.

González Ramos, que ha participado en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, ha afirmado que” la Ley del Cambio Climático permitirá movilizar más de 200.000 millones de euros de inversión a lo largo de la década 2021-2030 y que supondrá un elemento dinamizador para la creación de empleo, aumentando entre 250.000 y 350.000 puestos de trabajo al final del periodo, con las medidas propuestas”.

Este nuevo modelo -ha señalado- “cambiará nuestro modelo productivo, dotándolo de mayor competitividad, productividad, investigación desarrollo e innovación y en consecuencia, de un mayor progreso económico y social desde una perspectiva medioambiental sostenible”.

Por último, en su calidad de portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Agricultura ha adelantado que, esta ley tendrá un impacto muy positivo para dinamizar y potenciar el desarrollo rural con las medidas planteadas para la protección de la biodiversidad y sus hábitats, lo que supondrá un incentivo para el sector agropecuario, la industria agroalimentaria y para el comercio local de proximidad, proporcionando valor añadido a las rentas de nuestros agricultores y ganaderos”.

/El Digital de Albacete/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba