Pena de cárcel para los dueños de dos perros peligrosos que atacaron a una anciana

Acabo muy grave en la UCI

TOyota

El Juzgado de lo Penal número 1 de A Coruña ha condenado a tres meses de prisión al dueño de dos perros peligrosos y a su madre, que estaba a su cuidado, por el ataque a una mujer en Melide (A Coruña) en 2019, según recoge el fallo.

En concreto, les considera autores de un delito de lesiones por imprudencia grave, petición que planteaba Fiscalía y la acusación particular pero, en su caso, de forma subsidaria. Esta parte solicitaba que fuesen condenados a tres años de prisión por un delito de lesiones.

Además, se les impone la prohibición de adquisición o tenencia de perros de raza considerada peligrosa por un plazo de un año y tres meses, además del pago a la víctima –que tardó en curar 108 días, estando uno de ellos muy grave con estancia en la UCI– de una indemnización de casi 29.000 euros.

Según recoge la sentencia, a finales de agosto de 2019 el propietario de los animales, dos perros de raza American Staffordshire, los dejó al cuidado de su madre durante una semana pese a ser conocedor «de la agresividad y peligrosidad de los mismos».

OTROS INCIDENTES

Además, afirma que los perros ya habían protagonizado numerosos incidentes previos atacando tanto a personas como a otros perros, citando once denuncias por estos hechos. Asegura también que el hombre tenía constancia de que su madre carecía de la licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos y que aún así le encomendó su cuidado durante una semana.

Sobre la agresión a la anciana, explica que se produjo el 1 de septiembre de 2019 cuando la ahora condenada se encontraba en una
finca con ambos animales. «Haciéndolo sin observar las más elementales medidas de precaución en cuanto que los animales se encontraban sin bozal y sin sujeción, y la finca no se hallaba debidamente vallada».

Esto, añade, «permitió que escaparan los perros, y se abalanzaran» contra la víctima que transtitaba por el camino adyacente a la finca, siendo necesaria la intervención de dos ciclistas y de la encausada para conseguir detener el ataque, añade.

El fallo ve una conducta «negligente» pero rechaza que los hechos sean constitutivos de un delito de lesiones «porque la disminución de la audición de la perjudicada no es consecuencia de la mordedura de los perros», señala aludiendo a los informes forenses.

/El Digital de Albacete/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba