Muere un buitre intoxicado con un medicamento; confirmado por expertos de Castilla-La Mancha

Un antinflamatorio

TOyota

La organización conservacionista SEO/BirdLife ha advertido hoy sobre los riesgos del uso veterinario del diclofenaco ante la primera muerte de un buitre negro en España que confirma “el impacto de este medicamento”.

El emisor GPS que portaba este animal permitió al equipo del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) interpretar esta información y localizar el cadáver del dejemplar ya que se encargaba del seguimiento de esta colonia de aves, según un comunicado de la ONG.

Los análisis anatomopatológicos desarrollados en Noah’s Path (Elche) y los toxicológicos que ha llevado a cabo el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos, ubicado en Ciudad Real, “han confirmado la muerte de este buitre negro por una intoxicación con diclofenaco”.

La organización ambiental decana en España recuerda que un estudio publicado el pasado 5 de abril por la revista científica Science of the Total Enviroment demuestra que “el uso veterinario del diclofenaco puede causar la muerte de aves necrófagas como la del buitre negro encontrado”.

La coordinadora de los programas de Conservación de SEO/BirdLife, Ana Carricondo, afirma que este caso “debe marcar un antes y un después en las medidas de conservación de las especies”.

Carricondo confía en que “no sean necesarios más casos para que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios prohíba definitivamente el uso de medicamentos con diclofenaco para uso veterinario” y añade que “no podemos esperar a que se produzcan muertes de ejemplares cuando hay signos evidentes de un posible impacto en las poblaciones de aves”.

Se trata del primer caso detectado tanto en España como en Europa que confirma el impacto de este medicamento, que según SEO/BirdLife, causó en el sur de Asia “la muerte de más del 95 % de los ejemplares de buitres”, de especies cuyas poblaciones se contaban por millones de individuos y que en la actualidad están en peligro crítico de extinción.

Actualmente, el uso veterinario del diclofenaco está permitido tanto por la Unión Europea como por los gobiernos de España e Italia mientras que en el caso de Portugal, “las autoridades están valorando su autorización”.

El caso de España, para la ONG, es “especialmente preocupante” al mantener una población significativa de estas aves carroñeras, que suponen el 90 % de los buitres del continente europeo y que además “desempeñan un papel vital en el funcionamiento de los ecosistemas”.

La ONG indica que desde hace años pide la prohibición del antiinflamatorio que se administra al ganado doméstico y que desde la autorización de dos medicamentos para bovino y porcino con diclofenaco comenzó a desarrollar gestiones encaminadas para la prohibición del fármaco.

/El Digital de Albacete/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba