La Roda llora la muerte de un ilustre vecino

TOyota

El Ayuntamiento de La Roda ha lamentado el fallecimiento de Francisco Gómez, precursor de las escuelas-taller y asesor para la conservación del patrimonio artístico de la localidad, que fue artífice de la restauración del retablo de la iglesia de El Salvador y de la rehabilitación del camarín de la Virgen de los Remedios de la iglesia de Fuensanta (Albacete).

En nota de prensa, el alcalde de La Roda, Juan Ramón Amores, ha lamentado la pérdida de este «ilustre rodense de adopción» que, según ha valorado, «ha llevado el nombre de nuestra villa por toda la geografía española con el buen hacer en el oficio de la cantería», al tiempo que ha destacado su contribución al mantenimiento del patrimonio del municipio.

El Ayuntamiento, que ha trasladado sus condolencias a familia y amigos, ha recordado que Francisco Gómez nació en El Bonillo (Albacete), aunque a muy temprana edad emigró a La Roda, donde vivió buena parte de su vida, a excepción de su etapa como maestro de cantería en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar del Campóo.

Francisco Gómez fue el promotor de las conocidas escuelas-taller que surgieron en España y en algunos países sudamericanos y que «han servido para formar a miles de personas en diferentes labores especializadas, con el beneplácito del Ministerio de Trabajo y del  Instituto Nacional de Empleo (INEM) allá por la década de los 80», ha añadido la nota.

De la carrera profesional de Francisco Gómez como maestro de canteros destaca la restauración y conservación de monumentos de varios estilos como la fachada principal del Palacio del Marqués de Dos Aguas en Valencia o las cuatro fachadas de la Diputación Foral de Bilbao, además de operar en otros lugares como Galicia, Santander, La Rioja, Pamplona y Tarragona.

El Ayuntamiento rodense ha recordado que el cantero fallecido fue también el responsable de la recuperación del retablo y del templo local de El Salvador, trabajo con el que se logró que lo declararan Monumento Nacional de carácter histórico-artístico, y en el que también restauró la obra de Lucas Jordan titulada ‘La Adoración de los Magos’.

En La Roda también ejerció como delegado local de Bellas Artes para el Consistorio y enumeró y describió los edificios, puertas, rejas y escudos señoriales con valor artístico, al tiempo que se encargó de esculpir el Escudo de la Villa de 1971 que sigue luciendo en la fachada de la Casa Consistorial.

/El Digital de Albacete/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba