Cuatro años de prisión para un septuagenario natural de Albacete por abusos sexuales a una menor

TOyota

La Audiencia de Alicante ha condenado a cuatro años de cárcel a un septuagenario por abusos sexuales continuados a una niña de 13 años. En concreto, según adelantaban desde EFE, estos abusos se produjeron “aprovechando la relación de amistad y confianza que le unía a la familia de la menor”.

Como consecuencia de los abusos la víctima “desarrolló pánico hacia el acusado y manifestaba frecuentes pesadillas, crisis de ansiedad, miedos a la presencia de personas de parecidas características a las del procesado y temor a mostrar su propio cuerpo”. Debido a todo ello precisó de tratamiento médico y psicoterapia.

En concreto, la publicación detallaba que “el procesado, natural de Albacete y vecino de Alicante, acudía a la vivienda de los padres de la niña, haciéndolo en diversas ocasiones a partir de los primeros meses de 2017”. El motivo de estas visitas al domicilio de la menor eran para acompañar al nieto del procesado a recibir clases particulares, según la sentencia de la Sección tercera de la Audiencia de Alicante.

La resolución judicial, que no es firme y contra la que cabe interponer recurso de apelación, recoge que “tres de los casos de abusos sexuales que se produjeron con la excusa por parte del condenado de darle a la niña un masaje”. La menor relató uno de esta episodios a sus padres quienes “restaron importancia ante la confianza que tenían con la conducta del procesado”, recoge el escrito.

Posteriormente la niña se negó a acudir junto al resto de su familia al cumpleaños del nieto del acusado debido al miedo que sentía ante un nuevo encuentro con el acusado. De este modo la menor relató a su madre todo lo ocurrido con el supuesto autor de los abusos, “lo que derivó en la denuncia contra él tras ser comprobada la versión de la víctima ante los psicólogos y otros profesionales a los que fue llevada a instancias de la familia”.

El tribunal impone al acusado una pena de 4 años de prisión, además de la prohibición de aproximarse y acercarse e a la menor a una distancia de 300 metros, así como de comunicarse con ella por cualquier medio durante 8 años. Del mismo modo puntualizaban que permanecerá en libertad vigilada durante cinco años tras cumplir la sentencia y estará inhabilitado durante 8 años para ejercer cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve un contrato regular y directo con menores.

También deberá indemnizar a la víctima de los abusos con 19.406,59 euros por los perjuicios causados.

/El Digital de Albacete/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba