Hellín y Tobarra hacen sonar sus tambores en un atípico Miércoles Santo

TOyota

La pandemia por la COVID-19, en la que todavía estamos sumidos, ya impidió el año pasado que se celebrara nuestra más arraigada tradición, la Semana Santa. Este año, y aunque la situación sanitaria parece que ha mejorado con respecto al anterior, las administraciones se han visto obligadas a tomar decisiones drásticas pero necesarias en estos momentos.

Así, por segundo año consecutivo las localidades albaceteñas con costumbre tamborilera como Hellín y Tobarra, declaradas sus tamboradas junto con Agramón como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, han suspendido las concentraciones en sus días grandes en esta Semana Santa 2021. Al igual que sucediera el año pasado los tamborileros podrán redoblar sus tambores desde los balcones, patios y terrazas de casa.

Unas tamboradas que en Hellín, siendo su Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional, comenzaban Viernes de Dolores por la tarde con los niños como protagonistas y ya entrada la noche con los tamborileros más mayores desde balcones, terrazas o patios de las casas, unas citas que han sido organizadas por la Asociación de Peñas de Tamborileros de Hellín. Pero, ha sido este Miércoles Santo cuando, en circunstancias normales los hellineros hubieran salido con sus túnicas y tambores a primera hora de la tarde a redoblar sus tambores por las calles aledañas al Rabal  haciendo vibrar a una ciudad que vive por y para una de sus tradiciones más arraigadas y esperadas del año, han cambiado el escenario, los balcones por las calles.  

Una cita con el tambor que está prevista no se vuelva a repetir hasta las 11:00 horas de Viernes Santo y las 10:45 de Domingo de Resurrección, momento en el que tendrá lugar la primera tamborada del día con una duración de 10 minutos para proceder al tradicional silencio del Encuentro, a las 10:55, para finalizar a las 11:00 horas con el repique de campanas y tamborada de 10 minutos, tradicionalmente es el momento más emocionante del Domingo de Resurrección con el encuentro entre Ntra.Sra. de los Dolores y el Grupo escultórico de Cristo Resucitado.  

La localidad de Tobarra tampoco podía dejar pasar por alto sus 104 horas de toque de tambor. Por eso, uno de los objetivos que persigue la Asociación Amigos del Tambor de Tobarra es la de promocionar el tambor en todas partes. Así, en la mañana del Viernes de Dolores integrantes de la asociación acudían a los colegios para realizar diferentes talleres y toque de tambor. Y es que es de vital importancia la realización de este tipo de actividades, ya que son dos los años sin su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional, y muchos niños pequeños no han podido vivir las famosas 104 horas de toque de tambor, por lo que la asociación apuesta para que no se pierda esta tradición tan importante.

Así, este Miércoles Santo desde las 16:00 hasta las 16:30 horas daba comienzo la tamborada, como sucediera ya el año pasado, desde balcones y patios de Tobarra haciendo sonar sus toques más característicos.

Una cita con el tambor en Tobarra que volverá a tener lugar Viernes Santo de 10:45 a 12:00 horas interrumpiéndose el toque de tambor durante la Bendición, que tendrá lugar a las 11:00 horas en la Iglesia de la Asunción de Ntra. Señora. Y para concluir con el cierre del tambor Domingo de Resurrección desde las 23:45 hasta las 00:00 horas. 

La Semana Santa de Hellín y Tobarra ya ha dado comienzo aunque este 2021, al igual que ocurre con los tambores, las procesiones no tomarán las calles y habrá que acudir a las iglesias, con sus restricciones de aforo y horarios establecidos, para poder venerar las tallas. 

/Llanos García/Fotos y video: Ángel Chacón/

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba