El incierto futuro de estas 55 vacas procedentes de Asturias y encontradas en Castilla-La Mancha

TOyota

/El Digital de Albacete/

La Guardia Civil ha tomado manifestación, como investigados no detenidos, a dos personas de 22 y 38 años de edad, por un delito de falsedad documental. Estas personas son las responsables de dos explotaciones ganaderas ubicadas en Pulgar y en Totanés.

La ganadería establecida como destino de 55 reses vivas, adquiridas en un certamen de ganado, rechazó las guías de transporte, siendo los animales recepcionados en otra explotación ganadera distinta a la marcada en la documentación que debe de acompañar a los animales. Estas reses fueron posteriormente localizadas en otras dos explotaciones distintas a las anteriores, ha informado en nota de prensa la Guardia Civil.

El pasado mes de febrero, una patrulla del Seprona de San Pablo de los Montes, junto con veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria de Gálvez, realizaron una inspección en una explotación ganadera de la localidad de Totanés y localizaron, en dos emplazamientos distintos ubicados dentro de la misma explotación, 55 cabezas de ganado vacuno de entre 2 y 4 meses que en su mayoría carecían de sistema de identificación.

De la información obtenida de los animales inspeccionados, la Guardia Civil comprobó que éstos habían sido adquiridos en un certamen ganadero celebrado en Asturias y que deberían encontrarse estabulados en una explotación ganadera de Pulgar.

El responsable de esta explotación había anulado las guías de transporte que deben acompañar a estos animales y las devolvió, pero las reses se recogieron indocumentadas en la explotación de Totanés.

Días después, el Seprona de San Pablo de los Montes realizó una nueva inspección en la explotación ganadera de Totanés, y comprobó que de los 55 terneros sólo quedaban 3, negándose su responsable a informar sobre el destino de estos animales.

Finalmente la Guardia Civil localizó las cabezas de ganado en dos explotaciones de dos localidades distintas de la misma zona, cuyos responsables desconocían la irregularidad en la que se encontraban estas reses.

Estos ganaderos habían accedido a estabularlas temporalmente porque supuestamente se iban a realizar mejoras en la explotación de Totanes.

Una vez comprobados todos los datos y localizados los animales, el Seprona de la Guardia Civil tomó manifestación, como investigados no detenidos, a los responsables de las explotaciones de Pulgar y Totanés, por un presunto delito de Falsedad Documental previsto en el artículo 392 del Código Penal.

Las 55 reses han quedado intervenidas de forma cautelar y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia correspondiente de Toledo.

La Guardia Civil, en estrecha colaboración con los servicios Veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria, continua con estas actuaciones a efectos de detectar nuevas posibles personas relacionadas con este delito.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba