Denuncian una presunta negligencia en la administración de unas vacunas a un bebé de 4 meses en Albacete

TOyota

/Marta López/

La familia de un bebé albaceteño denunciaba una presunta negligencia médica sufrida en un centro de salud de la capital.

En concreto, el padre de este bebé indicaba a El Digital de Albacete que “durante la vacunación correspondiente a los 4 meses la enfermera del centro de salud confundió la medicación y le administró por equivocación la correspondiente a los 12 meses”. Todo ocurrió el pasado 19 de febrero cuando “le pusieron por equivocación la triple vírica que se pone cuando el niño tiene 12 meses”, puntualizaba.

Tras el supuesto error y a la espera de completar el proceso de vacunación correspondiente a los 4 meses “salieron la enfermera y la pediatra para comunicarle la noticia a mi mujer y que se habían equivocado”. Explicaba que el personal del centro de salud “se puso en contacto con Madrid ya que por lo visto era la primera vez que ocurría y que nunca se había cometido este error”.

En un primer momento “nos dieron la opción de marcharnos a casa para ver la evolución del bebé”, pero asustados por la posible reacción del bebé, ya que “era la primera vez que ocurría”, sostenía el padre, decidieron hospitalizar al pequeño. Así, reconocía que “lo mejor era que estuviera controlado en cualquier momento por profesionales por lo que pudiera pasar”.

A la hora de hacer el ingreso, como ocurre con cualquier paciente, “le tuvieron que hacer la prueba PCR con lo que ello supone para un bebé de tan solo 4 meses”, subrayaba el padre. El bebé permaneció hospitalizado 24 horas en las que no presentó “fiebre ni ningún síntoma que pudiera achacarse a la vacunación errónea”.

Un ingreso que consideraba “se podría haber evitado si se hubiera administrado la vacuna correcta” y  que supuso “la exposición innecesaria a un posible contagio de COVID-19 en el hospital”. 

Por el momento, explicaba a El Digital de Albacete que desde entonces “notamos al bebé más inquieto, duerme menos y descansa peor”. Sin embargo, tras una nueva revisión “nos han indicado que está todo correcto y el niño está bien”.

Este incidente “lo pusimos en conocimiento del Servicio de Atención al Paciente del Hospital de Albacete”, apuntaba. Pero por el momento “estamos esperando una respuesta por escrito”, añadía. Y es que consideraba que “necesitamos un documento que nos garantice que esto no ha pasado nunca” y que esta vacunación no repercuta en la salud del pequeño a largo plazo.

“Son situaciones que hay que denunciar porque si las cosas no funcionan correctamente debido a la falta de personal habrá que decirlo”. Del mismo modo aseguraba que “no nos sirven las excusas de la saturación del personal debido a la especial situación sanitaria que atravesamos”.

Así reivindicaba este padre albaceteño que “necesitamos que nos garanticen por escrito cierta tranquilidad porque estamos hablando de una vida humana no de un mueble”.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba