Un joven hellinero que necesita una silla de ruedas deportiva logra su meta en tiempo récord demostrando que no hay barrera que se le resista

TOyota

/Marta López/

A sus 22 años, Gabri Teruel es todo un ejemplo de superación. Este joven hellinero ha demostrado que con fuerza y optimismo no hay nada que se le resista.

En 2019 sufrió un accidente en la nieve que le causó una lesión medular irreversible. En concreto, quedó sin movilidad y sin sensibilidad en la parte inferior de su cuerpo. Sin embargo, lejos de bloquearse por la lesión, Gabri se ha puesto el mundo por montera y quiere alcanzar una nueva meta deportiva.

“Ahora que poco a poco va mejorando la situación del COVID-19, se está empezando a mover el deporte adaptado”, explicaba Gabri Teruel a El Digital de Albacete. Así, está dispuesto a darlo todo en las pistas de tenis gracias a un equipo alicantino que “me ha proporcionado ayuda para contar con una licencia para poder probar y poder competir”.

Pero para poder practicar y competir, Gabri necesita utilizar una silla de ruedas especial que agilice sus movimientos y con la que no cuenta. Así fue como surgió la idea de “lanzarme a crear una página de crowdfunding con el objetivo de que a través de donaciones la gente me ayude a poder costearme la silla”, confesaba. 

noticias hellin

Detallaba a El Digital de Albacete que esta silla deportiva “cuesta más de 6.500 euros”. Una silla muy especial, hecha prácticamente a medida con la que podrá entrenar y competir demostrando que no hay barreras que se le resistan a este joven de Hellín. Del mismo modo remarcaba que una vez conseguido el objetivo “compartiría a través de redes sociales con toda la gente que me ha ayudado fotos de mi silla para que la vean”.

El objetivo de la campaña es acercase a los 7.500 euros, y en tan solo dos días ya ha conseguido recaudar el dinero necesario. Agradecía a todos aquellos que han dedicado aportar su granito de arena para hacer que su silla deportiva sea una realidad. Así reconocía estar “muy contento y sorprendido” por la acogida de la iniciativa.

Para Gabri el deporte “lo es todo porque es una vía de distracción en la que mantenerme entretenido y activo”. Además, confesaba que antes de sufrir el accidente el deporte también era fundamental en su día a día, tanto que “estaba estudiando el ciclo superior de deporte”.

Durante su ingreso en el Hospital Nacional de Parapléjicos “probé el tenis y el bádminton”, y añadía que son “deportes que me han gustado para seguir trabajando en modalidad adaptada”. Pese a todo confesaba que no cierra las puertas a otro deporte ya que “todo es probar”.

Señalaba que le gustaría seguir la estela deportiva de Cisco García. “Es mi gran ejemplo”, sostenía, y es que Cisco también sufrió un accidente deportivo y ahora se dedica a nivel profesional al tenis adaptado. Tanto Cisco como Gabri son un verdadero ejemplo porque tratan de normalizar su situación haciendo una vida normal y despejando los problemas a golpe de raqueta.

Siguiendo esta filosofía cargada de optimismo trasladaba a quienes se estén enfrentando a una situación similar a la suya que “el mundo no se acaba por estar en silla de ruedas”. De este modo compartía con todos ellos su frase de cabecera: “La silla se lleva en el culo no en la mente”. Así matizaba que “se puede hacer todo lo que hacía antes pero sentado en una silla”.

Una actitud que se puede trasladar a todos los ámbitos de nuestra vida, y es que antes o después debemos hacer frente a retos y dificultades que Gabri aconseja afrontar con “la cabeza bien alta y fuerte”. Con la mirada puesta en su incorporación a las pistas, aseguraba Gabri Teruel que “voy a por todas y a meterme en lo más alto”.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba