El rapero Pablo Hasél deseó que se estrellara el avión en el que viajaba Roman Zozulia

TOyota

/El Digital de Albacete/

El rapero Pablo Hasél fue detenido la semana tras pasada tras su negación a entrar en prisión de forma voluntaria. En concreto está condenado a más de dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo en injurias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad.

Ríos de tinta se han vertido en los últimos días sobre los polémicos tweets del rapero contra instituciones, políticos y fuerzas de seguridad. Pero incluso salpicaban al mundo del deporte, y es que Hasél llegó a cargar y atacar a través de redes sociales contra el festina Rafa Nadal. Así escribía en 2016 que “el facha millonario de Rafa Nadal se indigna por una estilada, no por la miseria de su amado Estado podrido. Todo por la pasta”, en referencia a las molestias que supusieron para el mallorquín el observar una bandera estelada en la entrega de medallas tras ganar el oro junto a Marc López en el dobles de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Pero esto no queda ahí, sino que las palabras del rapero también tuvieron como objetivo el universo futbolóstico, y en concreto a un jugador del Albacete Balompié: Roman Zozulia. El delantero ucraniano militaba en 2017 en las filas del Real Betis instante en el que se inició su cesión al Rayo Vallecano.

Por aquel entonces se sucedían los ataques de los ultras del equipo madrileño contra Zozulia. Así, el conjunto sevillano decidió respaldar a su jugador mostrando camisetas de apoyo al delantero, un gesto con el que parecía no estar de acuerdo el rapero.

Pablo Hasél dejaba constancia de su malestar con este gesto de apoyo de la plantilla del Betis a Zozulia en las redes sociales. Así escribía un tweet en el que llegaba a sesear que el avión en el que viajaba el equipo se estrallara y por el que el Betis tomó acciones legales llegando a demandar al rapero. “A la plantilla del Betis que defiende al nazi, si no fuera porque también morirían pilotos y azafatas les desearía que el avión se estrellara”, escribió Hasél en Twitter.

Unas palabras a las que añadía un nuevo mensaje: “A mí me amenazan de muerte mil fachas a diario y no voy querellándome ni denunciando. Que susceptibles son para lo que les conviene. Las víctimas de los nazis ucranianos no pueden querellarse porque ya están muertas. Adelante, no me sacaréis nada, no tengo un euro”. Finalmente el rapero acabó borrando los tweets antes de que la Fiscalía concluyese que suponían “graves ofensas no constitutivas de ningún delito penal”.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba