ALBAMOCION



noticias albacete

FOTOS | Varias decenas de personas se concentran en Albacete contra la entrada en prisión de Hasél

TOyota

/Fotos:Ángel Chacón/

Varias decenas de personas, en su mayoría jóvenes, se han concentrado este domingo en la céntrica Plaza del Altozano de Albacete para mostrar su repulsa por el encarcelamiento del rapero Hasél, para el que piden su inmediata puesta en libertad.

Advertisement

manifestacion pablo hassel noticia albacete 5

¿Por qué ha entrado en prisión?

Hasél fue juzgado en 2018 por el contenido de algunos tuits y letras de canciones en los que atacaba a la policía y a la monarquía española. Un juez lo condenó a 9 meses de prisión y casi 30.000 euros de multa por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona y a instituciones estatales.

Hasél ya fue condenado en 2014 por enaltecimiento del terrorismo a causa de unas canciones que subió a YouTube. En aquella ocasión, la fiscalía consideró que sus letras defendían la actuación de grupos terroristas como ETA, Terra Lliure o Al Qaeda.

La sentencia de 2014 quedó suspendida porque Hasél no tenía antecedentes y la condena no superaba los dos años. Sin embargo, con la sentencia de 2018, la condena acumula dos años y nueve meses y por eso las autoridades judiciales han acabado ejecutando la pena de cárcel.

En aquel momento Hasél recurrió la decisión y su caso fue pasando a tribunales de mayor rango. Hasta que, en junio de 2020, el Tribunal Supremo (TS) ratificó la sentencia.

REINCIDENTE

Como recogía el diario El Confidencial, el Supremo en su sentencia del pasado junio, Hasél es «reincidente en actos semejantes», pues acumula otra condena en firme a dos años de cárcel por publicar canciones en las que habla de cometer atentados contra políticos. Esta primera sentencia se remonta a abril de 2014 y la firma la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. «Mira a los puercos del PSOE comiéndosela a la monarquía. Los dispararía uno a uno, sería oportuno, algo mejoraría», proclamaba el rapero en una de las canciones por las que se sentó en el banquillo. Otras frases pasaban por «¡Que alguien clave un piolet en la cabeza a José Bono!» o «¡Merece que explote el coche de Patxi López!”.

MÁS ANTECEDENTES

El historial delictivo de Hasél acumula otras sentencias que van más allá de sus canciones o mensajes en redes sociales. Una de ellas se notificó este jueves, cuando la Audiencia de Lleida confirmó la condena de dos años y medio para el rapero por amenazar a un testigo en un juicio contra unos guardias urbanos del municipio. El tribunal considera probado que el rapero amenazó al testigo e intentó propinarle una patada en una cafetería, a lo que se sumaba el tuit que publicó con una fotografía del mismo «con el ánimo de represalia». Todo ello, sentencia el tribunal, «puesto en relación a la celebración del juicio en el que había testificado». No es la única condena que va más allá de sus proclamas: en febrero de 2017, fue condenado por un delito de resistencia o desobediencia, y en julio de 2018, por allanamiento. Ambas son firmes.

AGRESIÓN A UN CÁMARA DE TV3

Un juzgado de Lleida le condenó además el pasado junio a seis meses de cárcel por un delito de lesiones contra un periodista de TV3 durante una protesta en 2016 en la Universitat de Lleida, y tiene pendiente una imputación por un supuesto intento de asalto a la subdelegación del Gobierno en Lleida, hechos que se produjeron en marzo de 2018 durante una protesta contra la detención de Carles Puigdemont en Alemania.

DETENIDO EN LA UNIVERSIDAD DE LLEIDA

El rapero tenía hasta el 12 de febrero para entregarse ante las autoridades e ingresar en prisión, pero decidió no hacerlo para mostrar su disconformidad con la sentencia. El lunes 15 de febrero se encerró en la Universidad de Lleida, su ciudad natal, con una treintena de jóvenes que le apoyaban. La Policía entró a la fuerza al día siguiente para detenerle y llevarlo a prisión.

A raíz de la detención de Pablo Hasél se convocaron manifestaciones en varias ciudades españolas para reclamar su liberación. En algunos casos, estas protestas han acabado con enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, algunos de los cuales quemaron mobiliario público, destrozaron locales comerciales y robaron mercancía de los comercios asaltados.

En Albacete la concentración ha transcurrido pacíficamente.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.