“La gestión del IBI de rústica en el Ayuntamiento de La Roda va de error en error”

TOyota

“Un auténtico despropósito”, así lo calificaba el concejal del Grupo Popular, Constantino Berruga, la gestión de las bonificaciones en el IBI de rústica en el Ayuntamiento de La Roda.

El pasado día 25 de Enero el concejal de hacienda salió anunciando las bonificaciones que había aprobado en el pasado mes de Octubre con la salvedad que lo hizo “sólo cuatro días hábiles antes que el plazo finalizara y es por lo que muchos vecinos no les dio tiempo a presentar las solicitudes”, aseguran desde el Grupo Popular en el Ayuntamiento de La Roda.

Cuanto menos bonificaciones se pidan más ingresa el Ayuntamiento y es por lo que no se hicieron públicas estas bonificaciones hasta, prácticamente, la finalización del plazo. Ante las quejas de muchos vecinos el Ayuntamiento se comprometió a ampliar el período de solicitudes pero, desgraciadamente, la Ley impide modificar un impuesto después de su devengo. Por lo tanto, “una vez más el Ayuntamiento de La Roda se ha comprometido a una cosa que no puede cumplir. Es realmente sorprendente”, afirmó el concejal “popular”

La gestión del IBI de rústica es un claro ejemplo de la una práctica que se está convirtiendo en demasiado habitual por parte del equipo de gobierno socialista, primero anuncian una medida y luego estudian cómo se puede ejecutar y así ocurren estas situaciones que desorientan a los vecinos y les crea indefensión.

CON LOS NUEVOS VALORES LA RECAUDACIÓN DE IBI DE RÚSTICA CASI SE TRIPLICÓ EN EL 2019.

El afán recaudatorio que ha demostrado el PSOE en el gobierno del Ayuntamiento de La Roda se demuestra en que en un solo ejercicio contable la recaudación del IBI de rústica pasó de estar presupuestada en 281.000 a reconocer derechos de cobro por un importe de 763.000 lo que supone casi triplicar la recaudación y, aun así, aprueban unas bonificaciones que muy pocos titulares de inmuebles rústicos cumplen. Ese dinero, junto con el recaudado en el 2020 del que aún no tenemos datos, ha ido a engrosar los 3,7 millones de euros del superávit del Ayuntamiento.

Cada vez queda más demostrado que la propuesta del Partido Popular de reducir el tipo impositivo de IBI de rústica al de urbana es la única solución a este problema y, todo lo demás, son parches y “márketing” político pero nada que solucione, de verdad, el coste tan disparatado que asumen muchos de nuestros agricultores y ganaderos.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba