Lo acusan de pagar a dos niñas para que se desnudaran ante él

TOyota

/El Digital de Albacete/

La Fiscalía pide penas que suman 14 años de prisión para un hombre que será juzgado el lunes en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, como supuesto autor de dos delitos de abusos sexuales a menores, a las que presuntamente pagaba para que se desnudaran delante de él y para que le enviasen por teléfono fotos desnudas.

Según el escrito de acusación pública, el procesado conocía por motivos laborales a la madre de una de las niñas, con la que inició contacto en verano de 2014. La relación era de tal familiaridad, que la madre lo consideraba un ‘padrino’ y la pequeña lo consideraba un ‘abuelo’.

Así, la relación se estrechó, y el acusado se ofreció a llevar a la niña al colegio y a otros lugares, entre ellos a una agencia de modelos para tomarse unas fotos, porque la pequeña quería ser modelo. Al día siguiente de acompañar a la niña y a su madre a esa agencia, contactó con la menor para pedirle que se hiciera una foto de cuerpo entero, con la excusa de enseñársela a unos amigos que trabajaban en televisión.

Semanas después, el hombre le empezó a enviar mensajes pidiéndole fotos de los pechos, luego de las piernas y, más adelante, le pidió una foto en ropa interior. Como la menor no se atrevía, el acusado le prometió que le pagaría 20 euros.

A partir de ese momento continuó pidiéndole fotos desnudas, pagándole 15 euros por cada una, hasta que un día la llevó a su oficina y la instó a desnudarse mientras él se masturbaba. Esta situación se repitió en varias ocasiones, tras las que el hombre le daba 25 euros a la niña.

ABUSO DE OTRA NIÑA

Al inicio del curso 2016-2017, la menor conoció a otra niña y se hicieron amigas, de modo que el acusado, que se presentó como ‘abuelo’ de la primera, empezó también a tener contacto con ella, y las recogía a ambas frecuentemente de sus actividades extraescolares.

Al poco tiempo, empezó a pedirle también a ella fotos en bikini, amenazándola con que la podía separar de su madre. La niña le envió una foto en bikini, y otra en la que salía con su amiga, ambas en sujetador, y el acusado le pagó 5 euros.

El hombre también llegó a estar a solas con esta niña en su coche, y en esas ocasiones se ofreció a desvirgarla «científicamente con un dedo», instandola a tocarse los pechos porque ya era mayor para masturbarse. Incluso en un ocasión llegó a besarla en la boca.

A ambas menores, el acusado las aleccionaba para que, una vez que le enviaban las fotos, las borrasen de su aplicación de ‘whatsapp’ para que no quedase rastro de los mensajes.

Los hechos fueron denunciados en noviembre de 2016 y, cuando se registró la oficina del acusado, se encontró un bastón metálico con mecanismo de disparo, y 34 cartuchos de 9 milímetros.

PETICIÓN DE PENAS

Por estos hechos, la Fiscalía lo acusa de dos delitos continuados de abuso sexual a menores, y un delito de tenencia ilícita de armas prohibidas, y pide para él penas que suman 14 años de prisión.

Asimismo, reclama que se le impongan 12 años de libertad vigilada, y la inhabilitación durante 10 años para desempeñar cargo u oficio que tenga que ver con menores.

Con respecto a la responsabilidad civil, pide que el acusado indemnice a la primera de las niñas en 10.000 euros, y a la segunda en 5.000 euros, por los perjuicios psíquicos y morales.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba