El portero de un bar de Hellín podría ir cuatro años a prisión por agredir y lanzar insultos racistas a un cliente

TOyota

/El Digital de Albacete/

El Juzgado de lo Penal número 1 de Albacete tiene previsto juzgar el próximo jueves, 4 de febrero, a un hombre acusado de agredir y discriminar con insultos racistas a un cliente en un bar de Hellín.

Según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso El Digital de Albacete, los hechos ocurrieron sobre las 4.30 horas de la madrugada del 29 de abril de 2018, cuando el acusado, que estaba trabajando como portero en un bar de Hellín, tras un enfrentamiento verbal con la víctima, inició una reyerta, propinándole golpes y lazando insultos racistas del tipo «aquí no entras, tira moro de mierda».

Uno de los golpes fue con una botella de cristal, provocándole a la víctima una herida incisocontusa frontoparietal derecha que requirió puntos de sutura.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de lesiones, con la agravante de racismo, por lo que solicitan cuatro años de prisión para el acusado, que además deberá indemnizar, junto con las aseguradoras, a la víctima en la cantidad de 600 euros por lesiones y 1.000 euros por secuelas.

Además, tendrá que abonar al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha 236,09 euros.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba