ALBAMOCION

José Portes, el actor al que el azar unió de por vida a Albacete

TOyota

/El Digital de Albacete/Foto: Cuentos de cine/

El periodista José Fidel López recoge en cuentosdecine.es la historia del conocido como Pepito Portes, uno de los grandes actores del cine español y natural de Albacete.

Bajo Pepito Portes se esconde José Portes Torrecilla, cuya filmografía aglutina interesantes títulos que forman parte de hemerotecas y archivos. Portes, apareció en notables películas convirtiéndolo en una popular figura del cine español y especialmente alabado por su figura cómica. Y es que el albaceteño fue uno de los protagonistas de ‘El Clavo’, uno de los éxitos cinematográficos de la década de los 40.

Portes desciende de un linaje de artistas ya que sus padres fueron dos importantes actores de finales del siglo XIX, “cuya presencia en los teatros de todo el país fue constante”, recoge la publicación. Su padre, el alicantino José Portes Espadín, fue primer actor y director de su propia compañía cosechando éxitos por las tablas de los teatros españoles. Su mujer, Emilia Torrecilla Giménez de Bargues, conocida cómica, ostentaba una dilatada carrera que la llevó también por todo el país, “y no solo con la compañía familiar”. Junto a Pepito Portes, su hermano Emilio y el hijo de éste también se dedicaron a este noble oficio.

Corría el año 1881 cuando la compañía familiar representaba en Albacete ‘La canción de la Lola’. Así, decidieron alojarse durante su estancia en la capital albaceteña en la Fonda del Reloj, que “fue el primer establecimiento hotelero de estas características en la ciudad”, apuntan. Así, el azar quiso que el popular cómico naciese en 1881 en el primer establecimiento hotelero de Albacete.

La compañía realizó diversas actuaciones en el desaparecido Teatro Vidal, en el Teatro Circo y en el Teatro Cervantes. Con todos estos antecedentes Pepito Portes decidió dedicarse al mundo de la escena desde muy joven, cosechando “notables éxitos gracias a la sobresaliente vis cómica de la que gozaba”. Peo con apenas 20 años fue llamado, como ocurrió con cualquier joven de la época, para formar parte de las tropas de reemplazo.

Por este motivo y ante la posibilidad de que el joven tuviera que frenar su carrera artística su padre decidió organizar “una función extraordinaria y benéfica a favor de su hijo en febrero de 1901 en el Teatro Principal de Alicante”, Y es que, “en aquel entonces era posible evitar el servicio militar pagando cierta cantidad de dinero”, recoge la publicación de cuentosdecine.es

A pesar de todo la trayectoria de José Portes Torrecilla continuó convirtiéndose en un fijo de la escena. Además logró dar el salto al cine en el año 1916, cuando aún era mudo. Esta es la fecha en la que vio la luz la primera película en la que participaba el actor nacido en Albacete, ‘El secreto del mar’. 

‘Sangre y Arena’, ‘La Verdad’, y ‘La España trágica’ fueron algunos de los títulos que también contaron con la presencia del albaceteño. En concreto, esta última se trató de una gran producción para la época que llegó a rodarse en múltiples escenarios entre los que destacan Sevilla, Jerez de Frontera, Ceuta o Tetuán.

Tras ‘Los intereses creados’, “el albaceteño tardaría décadas en ponerse de nuevo ante las cámaras”, centrando su carrera en la escena y realizando numerosas visitas profesionales en las décadas de los años 20 y 30 a las tablas de los teatros Circo y Cervantes de Albacete capital. Un trabajo que también le acercó a diversos puntos de la provincia como Almansa y Hellín.

Portes no volvió a aparecer en pantalla hasta 1940, una de las épocas más fructíferas del actor albaceteño. Así, en tan solo cinco años aparece en una quincena de películas como ‘El nacimiento de Salomé’,  ‘Intriga’, ‘El marido provisional’, ‘El destino se disculpa’ o ‘Tierra sedienta’ (1945), instante en el que “se pierde su pista profesional y vital”.

La fortuna quiso ligar para siempre con su nacimiento a este actor con Albacete y legado familiar fue clave para que desarrollara su pasión el teatro y el cine dejando buena muestra de su trabajo también en nuestra tierra.

Mapfre
Botón volver arriba