ALBAMOCION



noticias castilla-la mancha

Una mujer da a luz en una casa aislada por la nieve en Castilla-La Mancha y gracias a la ayuda de sus vecinos

TOyota

/El Digital de Albacete/

La vida se abre paso incluso en las situaciones más adversas. Este es el caso de la pequeña Lucía que vino al mundo en la localidad toledana de Argés bajo una gran nevada que tenía paralizada esta localidad castellano-manchega.

Advertisement

La borrasca Filomena azotaba la provincia desde el pasado viernes Toledo y este domingo Julia daba a luz aislada en su casa por el temporal y gracias a la ayuda de sus vecinos a su hija. Un momento que jamás olvidarán y que recoge ‘ABC’. La urbanización en la que reside esta familia quedó aislada por los efectos del temporal de nieve y “pasadas las cinco de la tarde Julia se puso de parto de su segundo hijo, una niña”, indica la publicación.

Además, el azar es así de caprichoso y la pequeña Lucía quiso venir al mundo en mitad de un temporal histórico, pero también en el mismo día en el que su hermano mayor, Daniel soplaba las velas de su tercer cumpleaños. Los padres de estos dos pequeños, “un matrimonio de Jerez de la Frontera que se debió mudarse a Argés por trabajo”, jamás se hubieran podido imaginar esta inaudita situación.

El padre, Eugenio, se puso en contacto con el Servicio de Emergencias 112 para notificar el inminente alumbramiento, pero debido a la borrasca le comunicaron que “la ambulancia no llegaría a tiempo”. Asustado, este padre familia decidió salir a la calle en busca de ayuda, encontrando en sus vecinos el mejor respaldo. 

Virgina e Ismael, una psicóloga y un técnico de ambulancia fueron los ángeles de la guarda de esta familia gaditana. Al entrar en la vivienda comprobaron que “Julia estaba tumbada en el suelo del salón acompañada de su hermana Elena, estudiante de Enfermería”. A través de un teléfono móvil, Ismael, Julia y Elena “seguían las instrucciones que les daban desde el 112”.

Y así se obró el milagro de la vida y la pequeña Lucía llegó al mundo rompiendo a llorar con fuerza en el silencio que envolvía la nieve. Tras el parto una auténtica cadena de vecinos comenzaron a ayudar al matrimonio y a la recién nacida, llegando incluso a trasladar en sus coches al personal sanitario que no podía acceder hasta la vivienda. Así, abrigada con mantas,  en coche de su vecino y escoltados por la Guardia Civil lograron llegar a dependencias hospitalarias.

Mapfre

Sobre El Digital de Albacete

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.