Las Hermanas Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús se despiden de La Roda tras 120 años

TOyota

El Alcalde de La Roda, Juan Ramón Amores, ha asistido, junto con miembros de la Corporación municipal a la misa en homenaje a la labor que las Hermanas Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús han prestado durante 120 años en el conocido Asilo, hoy Residencia Municipal ‘Virgen de los Remedios’, del que se han despedido este domingo.

La ceremonia ,oficiada por el obispo de la Diócesis de Albacete, Ángel Sánchez, en la Iglesia del Cristo, a la que también han estado presente los sacerdotes de las parroquias rodenses, Vicente Contreras y Fernando Zapata, así como los alcaldes del período democrático, Sixto González y Vicente Aroca. Han querido disculpar públicamente la ausencia de los que también fueran regidores de la población Amparo Roldán y Abelardo Mora, según ha informado el Ayuntamiento rodense en nota de prensa.

Amores ha agradecido a monseñor Ángel Sánchez su presencia en el pueblo «en este día agridulce, porque después de 120 años cuesta mucho venir a este homenaje, pero también demuestra el agradecimiento de nuestros vecinos por la labor de las hermanas y hoy no podía ser menos». Ha querido manifestar la labor y «las bondades» de la religiosas «que han estado durante tanto tiempo ayudando a las personas que más lo necesitan».

Ha recordado el alcalde que «vendrán más homenajes», en referencia a la condecoración de la Medalla de Oro de la Villa a la Congregación, tal y como se aprobó en la última sesión plenaria. Es la máxima distinción que puede otorgar un consistorio, así como la calle que llevará el nombre de ‘Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús’ para, como ha indicado, «recordar que este sentimiento de gratitud sea un recuerdo para siempre».

Asimismo, ha añadido que insistirá «un poco más, para que una vez pasado este tiempo, reconsideren esta decisión y puedan volver lo antes posible». Ha subrayado que «las puertas de La Roda siempre estarán abiertas para ellas».

Por su parte, Ángel Sánchez también ha coincidido en que esta misa de despedida un acto agridulce. Ha justificado esta marcha por «las circunstancias de la vida, la falta de vocación, la edad y la enfermedad», acerca de las tres últimas religiosas que marcharán de La Roda durante los próximos días. Con respecto a su estancia en la población, ha reconocido que «es un motivo de gozo y de alegría llegar hasta aquí porque me encuentro como en casa».

Ha agradecido el detalle del alcalde, en nombre del Ayuntamiento, así como los detalles indicados por Amores para que puedan volver en el futuro «siempre y cuando puedan y así lo deseen» y también el reconocimiento y «el cariño que han recibido y que han dado a quienes han estado sirviendo durante más de cien años».

Esta decisión fue adoptada el pasado 24 de octubre por parte del Consejo General de la Congregación y comunicada de manera presencial al alcalde rodense el pasado 7 de noviembre por parte de la Superiora General, María Estela Lugo. Precisamente, también ha asistido a la misa de despedida para agradecer las atenciones prestadas por parte de los rodenses en una intervención que ha realizado al final de a ceremonia.

Mapfre

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba