ALBAMOCION



Noticias albacete

OPINIÓN | Mauro culpable, Kabchi responsable

TOyota

/Javier Romero/

La actual situación que atraviesa el Albacete Balompié, en mi opinión, tiene dos máximos responsables; Mauro Pérez y Kabchi, tanto monta, monta tanto el libanés como el canario.

Advertisement

Lo de Mauro Pérez es algo que no se puede sostener ni un minuto más, suya ha sido la responsabilidad de confeccionar una plantilla que no da el nivel del fútbol profesional, pero eso sí, cobran como si lo dieran.

El Albacete Balompié está en mitad de la tabla en cuanto al límite salarial de sus jugadores, pero en descenso directo si hablamos de resultados deportivos, o lo que es lo mismo, Mauro firmó por precio de mitad de la tabla a un equipo de descenso al que dos entrenadores no han sido capaces de sacar partido… lo mismo es que no lo tiene.

No obstante, no creo que haya sorprendido a nadie que Mauro hiciera un equipo incapaz, ya casi logra el descenso la pasada temporada si no llega a ser por un penalti en los últimos minutos del último partido. Mauro “brilló” la temporada que vivía de las rentas de Nico Rodríguez, pero tras esa borrachera de fútbol con Ramis en el banquillo, a tenor de los resultados, Mauro Pérez está demostrando que le queda muy grande la confección de un equipo profesional.

Pero si Mauro es el culpable de este desaguisado deportivo, Kabchi es el responsable. El propietario del Albacete Balompié hizo oídos sordos a todos los que le decían que la plantilla la debía configurar otra persona y prefirió seguir confiando en Mauro, de esos polvos, estos lodos. Por cierto, hablo de Kabchi para referirme al verdadero jefe del Alba, Edmundo, ya que Georges pinta lo mismo que yo en Esquerra Republicana de Cataluña.

Una vez llegados a este punto, la incapacidad no se puede tapar ni con el intento veraniego de lavado de imagen de Mauro en los medios, por cierto, en algunos, otros no quisimos participar del show esperando que el tiempo pusiera a cada uno en su sitio.

Ahora solo quedan dos opciones. La primera pasa por encomendar reconstruir la plantilla a un Director Deportivo de garantías, cesando a Mauro o relegando a otro nivel más acorde a los resultados demostrados. La segunda pasa porque la propiedad se rasque el bolsillo y dote de calidad a una plantilla muy justita y descompensada. Solo con eso tendremos alguna opción de salvarnos. Lo fácil sería cesar al entrenador, pero el problema no es del piloto, es del coche. Tenemos una tartana que hemos pagado a precio de BMW y seguimos confiando en el mecánico que nos la vendió… así nos va.

Por cierto, que den gracias a que con esto del COVID el aficionado no puede asistir al campo, de lo contrario ya escucharían en primera persona el sentir del abonado del Alba.

Mapfre

Sobre El Digital de Albacete

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.