ALBAMOCION



noticias albacete sanidad salud

Albacete, pionera en el uso de un fármaco para reducir la mortalidad de pacientes mayores con COVID-19

TOyota

/Marta López/

La pandemia de COVID-19 ha puesto a prueba a todos los profesionales sanitarios, ya que se trata de una dolencia prácticamente desconocida cuyo tratamiento ha tenido que ser mejorado día a día gracias al estudio, la investigación y a la profesionalidad de todo el personal sanitario.

Advertisement

Así, el trabajo incansable de los especialistas por mejorar el tratamiento de los pacientes de coronavirus ha sido una cuanta atrás diaria desde el pasado mes de marzo. Un trabajo en el que han tenido jugado un importante papel los médicos del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, ya que gracias al uso pionero de un fármaco implementado por estos especialistas se ha logrado reducir en más de un 70% la mortalidad en pacientes de COVID-19 mayores de 70 años.

En concreto se trata del baricitinib, un medicamento que combinado con el remdesivir mejora el tratamiento de pacientes de coronavirus graves que precisan de oxígeno. Además, se trata de un fármaco que autorizaba la semana pasada la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos.

De este modo el jefe del Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Pedro Abizanda, indicaba a El Digital de Albacete como comenzaba a caminar este importante logro internacional. “Todo nace al principio de la primera oleada cuando se crean las Unidades COVID y trabajamos en equipos multidisciplinares donde se integran muchos servicios para tratar a los pacientes”. Así, subrayaba como uno de los puntos más relevantes del estudio llevado a cabo por profesionales sanitarios de Albacete que “este trabajo surge de la colaboración entre múltiples servicios como Geriatría, Reumatología, Medicina Interna, Neumología, Infecciosas, Cirugía Plástica, Rehabilitación, Radiología, o Alergología”.

Relataba que “al inicio de la pandemia los equipos COVID nos dimos cuenta de que existía un componente inflamatorio inmunomediado muy importante en los pacientes más graves” y matizaba que «al contar con la colaboración del doctor Ginés Sánchez Nieva, jefe del Servicio de Reumatología en nuestros equipos se dio cuenta de que el baricitinib pude ser útil para tratar a los pacientes COVID por el mecanismo de acción que tiene”. Por todo ello decidieron “empezar a implementarlo en estos pacientes bajo uso compasivo”.

Se trata de un fármaco utilizado para tratar otro tipo de patologías que ha resultado de gran ayuda para tratar también a pacientes con coronavirus. “Es un fármaco que está probado desde hace tiempo para la artritis reumatoide”, reconocía el doctor Abizanda. Así, destacaba que posteriormente “se ha visto que este medicamento tiene más efectos, no solo para la artritis reumatoide, sino que podía tener más indicaciones”.

Comenzaron a utilizar este fármaco en los primeros compases del inicio de la pandemia en Albacete y durante la primera oleada “en el Hospital Perpetuo Socorro tratamos a 46 mayores de 70 años a los que les pudimos dar tres o más dosis de este medicamento”, subrayaba el jefe de Geriatría. Pero además añadía que “posteriormente en el Hospital General de Albacete también se trataron a muchísimos pacientes con este medicamento” y ahora se está  tratando de hacer un análisis conjunto de los pacientes de ambos centros hospitalarios. Y es que según el doctor Pedro Abizanda “pacientes que recibieran baricitinib que recibieran en el área de encamación hay aproximadamente 115”.

“De hecho no solo el baricitinb ha dado pie a la publicación científica que nosotros hemos realizado, sino que desde el área de Medicina Interna, el doctor José Luis Rodríguez, con pacientes del Hospital General ha hecho otra publicación en la que se ha demostrado que también se reduce el uso de oxígeno al alta en estos pacientes”, manifestaba el jefe de Geriatría. Sin duda unos trabajos pioneros que demuestran lo imprescindible que es la investigación y que en Albacete contamos con grandes profesionales sanitarios dispuestos a combatir al COVID desde todas las áreas posibles.

Los resultados 

Especificaba el doctor Abizanda que “los resultados más importantes de los pacientes mayores de 70 años tratados en el Hospital Perpetuo Socorro es una reducción de la mortalidad del 71%”, una reducción que consideraba “muy importante”.

Además, en relación a los casos del estudio presentados en el artículo científico firmado por especialistas albaceteños manifestaba que “no son solo de Albacete, sino que hemos conseguido realizar una colaboración internacional con otros departamentos de investigación de otros países”, matizaba. Por lo que se unieron a este trabajo “37 pacientes de la Universidad de Pissa y de departamentos de investigación del Imperial College of London y de Estocolmo”, recordaba. No solo se presentan los resultados clínicos aportados por los especialistas albaceteños sino que también el estudio de “cómo actúa el medicamento para reducir esta mortalidad”.

El Complejo Hospitalario Universitario de Albacete “ha sido pionero en esta investigación porque ha desarrollado su tratamiento al mismo tiempo que se estaban realizando los análisis clínicos”, destacaba Pedro Abizanda. De hecho desvelaba que “en los documentos que se entregaron a la FDA para que aprobara el tratamiento de baricitinib iba nuestro artículo científico”.

La importancia de la investigación y “precaución” ante la llegada de la vacuna

El cuidado y el tratamiento del personal sanitario de los pacientes afectados por el COVID-19 ha sido crucial, pero también ha jugado un papel vital en el tratamiento de estas personas la investigación de este desconocido virus. “Hay dos vertientes muy claras y no son exclusivas, sino totalmente complementarias”, manifestaba el jefe de Geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. 

Así, ponía de manifiesto la importancia de “continuar investigando cuáles son los mejores tratamientos para los pacientes que ingresan por COVID, tanto en los casos graves como en los leves”, destacaba. A colación matizaba que la investigación en relación al baricitinib “o con otros fármacos sigue siendo muy importante”.

“Ahora mismo es cierto que todos tenemos nuestras expectativas muy centradas en la vacuna”, reconocía. Y es que “la prevención es lo que realmente aliviaría la presión a nivel mundial, pese a que hubiera casos que continuar tratando”, sostenía el doctor Pedro Abizanda. Sin embargo se mostraba cauto con respecto a la llegada de la vacuna contra el coronavirus.

Lanzaba por tanto el jefe del Servicio de Geriatría un mensaje de “precaución, tranquilidad y paciencia”, con respecto a la vacuna del COVID. De este modo sostenía que “aunque es cierto que los resultados que están lanzando las compañías biotecnológicas son prometedores, también es cierto que los ensayos clínicos en fase 3 sobre los que se están basando las informaciones que estamos recibiendo no hay ningún paciente mayor de 65 incluido”. Un hecho que se contrapone con los mensajes procedentes desde los gobiernos ya que “se está diciendo que a las primeras personas a las que se va administrar la vacuna van a ser los mayores porque son la población más vulnerable a este virus”, subrayaba. 

Por este motivo indicaba que “desconocemos los efectos secundarios que podrían tener, la inmunogenicidad, ni las dosis exactas que van a necesitar”. Así, ponía de manifiesto que “quedan muchas dudas que despejar”, por lo que insistía en la necesidad de ser precavidos y “dejar que la ciencia haga las cosas a su tiempo sin lanzar las campanas al vuelo”.

Nuestros mayores 

Las personas mayores han sido el grupo poblacional más vulnerable y perjudicado ante esta pandemia y bien lo saben desde el Servicio de Geriatría. Así, el doctor Pedro Abizanda explicaba a El Digital de Albacete que “lo pasamos tan mal en la primera oleada que en esta segunda estamos bastante mejor”, en relación a la situación actual en la que se encuentra el servicio hospitalario del que está al frente.

De este modo ponía de manifiesto que “probablemente influyan en esta situación factores como que haya más inmunidad en Albacete, que estemos controlando mejor a los pacientes, o que se esté haciendo más caso a las medidas preventivas”. Pese a todo remarcaba que “nosotros desde el principio hemos actuado proactivamente y a raíz de la primera oleada de COVID lo que estamos haciendo es intervenir en todas las residencias de Albacete capital y provincia”. De este modo reconocía que diariamente el Servicio de Geriatría “ van entre 3 y 4 facultativos a las diferentes residencias de mayores de toda la provincia para prestar atención en pacientes COVID, post-COVID, control de pacientes hospitalizados y para realizar una coordinación socio-sanitaria entre el Hospital y las residencias, lo que sin duda ha supuesto un factor importante”.

Mapfre

Sobre El Digital de Albacete

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.