ALBAMOCION



Noticias Albacete

Denuncian al Ayuntamiento de Albacete por capturas ilegales de aves

TOyota

/El Digital de Albacete/

Desde la Fundación Alma Animal presentaban una denuncia «frente al Seprona y la JCCM contra el Ayuntamiento de Albacete por las capturas ilegales de aves que llevan realizando desde diciembre 2019».

Advertisement

Matizaban en un comunicado de prensa que «estas capturas inicialmente están destinadas a capturar palomas, pero estas se hacen mediante jaulas trampa no selectivas. Este método de captura está prohibido por la Ley 42/2007 de Conservación del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Título III. Capítulo IV. En relación a las especies de caza, el artículo 62.3a prohíbe, con carácter general, la tenencia, utilización y comercialización de todos los procedimientos masivos o no selectivos para la captura o muerte de animales, citando expresamente: trampas no selectivas».

«Estas jaulas no permiten que se pueda controlar qué especies quedan atrapadas en su interior, pudiendo entrar especies protegidas o que no sean el objetivo de la captura. Entre ellas pueden ser capturadas fácilmente, por ejemplo, tórtolas turcas (streptopelia decaocto) considerada especie silvestre y protegida, además de autóctona tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia del 3 de julio de 2017. Esto estaría incumpliendo la Ley 4/1986, del 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, establece en su artículo 26.1. un marco general de protección para todas las especies de flora y fauna, concediendo a las Administraciones Públicas la responsabilidad de la conservación de las especies de la flora y fauna que viven en estado silvestre en el territorio español. En el apartado 4 de este mismo artículo establece con rotundidad la prohibición de «dar muerte, dañar, molesta o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, incluyendo su captura en vivo y la recolección de sus huevos o crías, así como alterar y destruir la vegetación», aseguraban.

Por todo ello añadían que «no solo se verían afectados en la captura los individuos que en ella queden capturados durante días, sino las posibles crías que estas pudieran tener, quedando desatendidas y provocando su muerte agónica por inanición o hipotermia, ya que estas capturas se han estado realizando incluso en épocas de cría».

La Directiva europea, 2009/147/CE del Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, de 30 de Noviembre de 2009, relativa a la conservación de las aves silvestres  en su artículo 5 prohíbe «matar o capturar de forma intencionada, sea cual sea el método empleado, todas las especies de aves que viven normalmente en estado salvaje en el territorio europeo».

En esa misma directiva en su Anexo II, queda catalogada la paloma doméstica (Columba Livia). «Las especies incluidas dentro de este anexo no pueden ser cazadas en época de anidación ni durante los distintos estado de reproducción y de crianza  según el Artículo 7 punto 4 de dicha directiva. El Ayuntamiento de Albacete ha estado capturando a esta especie durante su época de cría, incumplimiento esta directiva. Hasta la fecha, son 11 meses ininterrumpidos de capturas».

La Directiva de Aves de la UE exige que «se usen alternativas no lesivas para control de fauna silvestre siempre que las haya». En este caso las alternativas no lesivas existen y su eficacia ha sido demostrada:» la correcta instalación de métodos de exclusión en edificios o el uso de pienso anticonceptivo con Nicarbacina , métodos empleados en ciudades como Valencia y Barcelona y diversas ciudades europeas como Bruselas, Florencia, Hamburgo y Génova. El uso de la Nicarbacina como anticonceptivo de palomas es legal, está registrado, no es biocida y no supone perjuicio para la salud de las palomas ni afecta a otras especies por el diseño del producto y los protocolos de dispensación, cuyo impacto ya ha sido estudiado en otras ciudades durante varios años. Tampoco supone un peligro para el ser humano ni para los ecosistemas, habiendo estudios al respecto. El Ayuntamiento de Albacete es conocedor de dichas alternativas pero no han querido implementarlas», sostenían.

Este método de captura aseguraban que «supone sufrimiento para las aves que quedan en su interior. Estas jaulas han llegado a ser revisadas cada 5 días o más, periodo en el que pueden quedar atrapadas especies protegidas incluso. Cualquier ave puede sufrir lesiones en su interior, ya que es visible como una vez dentro, pasan días tratando de salir y chocando una y otra vez contra las rejas. Esto puede provocar lesiones que pueden causar la muerte del animal antes de que el encargado revise las jaulas».

Otros riesgos que corren estas aves en su interior y en el traslado posterior es la posibilidad de morir por “miopatía por captura, algo muy común en especies silvestres cuando son sometidas al estrés del manejo humano».

«En el interior tampoco tienen ningún tipo de refugio, lo que deja a estos animales a pleno sol en verano, a la lluvia, granizo, nieve o cualquier inclemencia meteorológica.  Nadie puede garantizar el bienestar y salud de estas aves pues las jaulas son revisadas cada varios días y al estar en azoteas tampoco quedan bajo la supervisión de nadie», apuntaban.

Por tanto, incidían en que «este método y su forma de gestión, resulta ser un maltrato para los animales de forma innecesaria y según el Código Penal en el artículo 337, será castigado con la pena de tres meses y un día a un año de prisión e habilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a

a) un animal doméstico o amansado,

b) un animal de los que habitualmente están domesticados,

c) un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o

d) cualquier animal que no viva en estado salvaje».

«No tenemos información del destino final de las aves capturadas ni de gran parte del procedimiento. Esta información fue pedida de forma privada al concejal de sostenibilidad y cambio climático de este ayuntamiento, llamado Julián Ramón García, responsable final de todas las decisiones sobre el control de aves en la ciudad, quien no nos aportó la información solicitada.

Más tarde, el 10 de marzo, «solicitamos esta información por medio de una instancia en el Ayuntamiento de Albacete y tras 8 meses aún no nos han dado ningún tipo de contestación.  Por tanto, tenemos dudas sobre cómo se está gestionando el control de estas aves y  cual es su destino entre otros detalles, lo que nos hace sospechar de que se están pudiendo cometer distintas faltas», apuntaban.

De este modo desde Alma Animal subrayaban que «inicialmente la empresa encargada de la gestión de población de palomas es OHL según las condiciones del contrato de mantenimiento de parques y jardines del Ayuntamiento de Albacete. Pero, según tenemos constancia, esta subcontrató a  Juan Tebar Expósito SL Cif: B02193175. Esta empresa,  es la que está realizando todas las labores con las aves, desde capturas hasta el traslado y mantenimiento en sus instalaciones así como encargarse del destino final de  las mismas».

En 2009, esta empresa se registró con un CNAE 9329: “otras actividades recreativas y de entretenimiento” Con este epígrafe, esta empresa «no está autorizada para el manejo comercial de fauna silvestre ni para encargarse de un control de población», manifestaban.

En el Real Decreto 465/2020 del 17 de marzo, «las actividades incluidas en este epígrafe deberían haber sido suspendidas durante el estado de alarma por Covid-19, sin embargo, esta empresa continuó capturando aves sin pausar su actividad a pesar de no ser una tarea prioritaria».

El 3/6/20, cambiaron su CNAE al 9609: “otros servicios personales no comprendidos en otras partes” que les permite trabajar si volviera a surgir un estado de alarma.

«Sospechamos que se puedan estar dando otro tipo de faltas por parte de esta empresa en cuanto al control de aves», ponían de manifiesto.

De este modo pedían «una vez más, al Ayuntamiento de Albacete, que dejen de capturar palomas y valoren los métodos éticos, sostenibles y efectivos que tienen a su disposición, que llevan usando otros ayuntamientos desde hace años y dejen de usar el sacrificio de animales como una solución que ya queda demostrada que no es efectiva ni digna de una ciudad como Albacete».

Mapfre

Sobre El Digital de Albacete

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.