ALBAMOCION


JUNTA PREMIUN

JUNTA PREMIUM
noticias albacete

‘El ovejas’, el actor manchego de moda

TOyota

/Modesto Colorado/Fotos: Ika Vázquez/

Javier Losán es sin duda en estos momentos el actor albaceteño de moda. Su último proyecto, la serie ‘El Pueblo’ ha traspasado las fronteras y su ya mítico personaje ‘El ovejas’ ha calado hondo en el público. El intérprete nos ha adelantado que la serie tendrá una tercera temporada.

albaluz

Natural de El Bonillo, a los tres años y medio se fue a vivir a El Ballestero, lugar donde vivió hasta los 13 años y donde comenzó su pasión por el teatro, formando una asociación cultural con la que montaban representaciones en verano. Ese fue el inicio de este albaceteño tan internacional, al que el público reconoce con cariño como ‘El ovejas’. Ahora, a Javier Losán por fin le ha llegado la popularidad. En todas partes le reconocen, se quieren hacer fotos y le dan la enhorabuena.

noticias albacete

‘El ovejas’

Tras unos años ininterrumpidos haciendo teatro, decidió dejarlo para probar suerte en el mundo de la televisión y del cine, donde conoció a la directora de casting Elena Arnau, que a partir de ese momento, le fue dando personajes episódicos en muchas de las series que hacía, entre las que se encontraba ‘La que se avecina’.

Cuando surge la serie ‘El pueblo’, no encontraban al ‘ovejas’. Hicieron pruebas a un montón de gente, y ya lo consideraban como fuera de casting. De repente se acordaron de Javier. La productora era la misma que la de ‘La que se avecina’ y querían tirar primero de la gente que ya había participado en la serie, por lo que pensaron en hacerle una prueba. El artista recuerda que “ese día ya no quedaba nadie, estaba la directora de casting sola, y se había dejado la cámara encendida. Entré y la saludé, hablé un poco con ella y comenzamos la prueba. Me contaron después, que a los responsables al ver la grabación, no les hizo falta ni ver la prueba, ya que nada más verme entrar y saludar, se miraron todos y dijeron unánimemente: ya tenemos al ovejas”.

Él mismo confiesa estar sorprendido por la gran repercusión de la serie ya que con todas las cosas que ha hecho el reconocimiento a nivel nacional ha llegado con el ‘ovejas’. “Recuerdo que hace años me daba vergüenza decir que era actor porque pensaba que la gente pensaría que me estaba chuleando. Yo simplemente quería ganarme la vida como lo estaba haciendo en el teatro, pero realmente no necesitaba la fama. Ahora me he dado cuenta de que si quieres hacer televisión y cine eso va cogido de la mano con el reconocimiento popular. Así que, aunque no quiera, si tengo que pasar por ahí, pasaré. Lo llevo bien porque me ha pillado con 50 años, con muchos años de carrera y con los pies en la tierra, sabiendo quién soy y de dónde vengo”, asevera.

Con 32 años de carrera, siempre se ha buscado las castañas. “He llegado a ir con mi Citroen Saxo a hacer bolos. He pasado crisis, y siempre me he reinventado para seguir haciendo cosas. Aprendí a montar en zancos, escupo fuego y hago malabares”, puntualiza el artista.

noticias albacete

Trabajar durante 9 temporadas en el programa de José Mota le ha venido bien al actor albaceteño para confeccionar su personaje en la serie ‘El Pueblo’ ya que ha interpretado a personajes parecidos, aunque ha tenido que moderarse. Cuando en un principio el actor le dio su carácter al ‘ovejas’, le pidieron que no fuera tan extremo. El intérprete pone en relieve que “es un pueblo en el que todo el decorado es real y querían que fuese muy realista, por lo que no había que exagerar tanto las formas de expresión. Interpreto un pastor de pueblo, pero más moderado que los personajes de mota, algo más correcto. De hecho querían que los personajes que habitaban el pueblo no fueran caras muy conocidas para que fuera más creíble todo y es curioso que al final, han sido estos, los personajes que más han calado en el público”.

Antes de comenzar el rodaje, los guionistas se fueron unos días al pueblo con los actores, para conocerlos, hablar con ellos y ver las personalidades de cada uno a la hora de confeccionar los personajes. El pueblo en si pertenece a Caja Rural de Soria, que lo alquila para eventos. Normalmente no vive nadie allí, pero en este caso la productora lo alquiló para grabar la serie y todo el equipo de rodaje, compuesto por casi 80 personas, ha estado cinco meses conviviendo en el pueblo, en el que tuvieron que envejecer puertas y las casas por dentro porque “estaba demasiado bonito y no quedaba real.  La estética tenía que representar que vivíamos anclados en el pasado, unos años por detrás de la ciudad. Yo todavía cuelgo los chorizos en el palo, cosa que ya no se hace”, explica.

Inicios en el teatro

A los 13 años, harto de romper zapatillas, balones y bicicletas, abandonó El Ballestero para  estudiar electrónica en Albacete. Losán nos cuenta que por mucho que le gustara el teatro ni se había planteado lo de ser actor porque “lo veía como algo que no estaba a mi alcance”, confiesa

Durante esos años de estudios en Albacete, aprovechaba los veranos para dedicarlos al teatro en el pueblo, donde preparaba con su asociación obras como ‘Historias de una escalera’, ‘Don Juan Tenorio’ o ‘La casa de Bernarda Alba’,  que representaban a finales de septiembre. “Lo vivíamos a tope, ya que además de ensayar, nos dedicábamos a buscar la música, hacíamos de técnicos de sonido, de tramoyistas o preparábamos los decorados”, resalta.

El actor ha vivido intensamente el teatro desde los 13 años. La primera obra en la que participó fue ‘Historia de una escalera’ en la que hacía de galán. Seis años después, el primer sueldo que ganó actuando fue con la misma obra, con la diferencia de que “con 19 años ya no hacía de galán, me dieron otro papel”, recuerda el actor.

noticias albacete

Al terminar en la laboral, con 18 años, se fue a estudiar telecomunicaciones a Alcalá de Henares, donde compaginó los estudios con la diplomatura de Arte dramático en Guadalajara. El actor asegura que “cuando algo te gusta no miras el reloj, le pones el máximo interés y así logré sacar en la mitad de tiempo las asignaturas que allí se daban, que era interpretación, expresión corporal, voz  y escenografía”.

Con su afán de formarse en la interpretación, con 19 años realizó un curso de teatro en Alcalá de Henares en el que conoció a los compañeros con los que se embarcó en su primera compañía de teatro ‘Producciones Teatrales Complutenses’, donde nace el germen de su historia como actor.

Cursos, talleres y seminarios le enriquecieron en su camino para convertirse en un gran artista. “Quería aprovechar, ya que estaba estudiando en Madrid, para empaparme de todo el teatro que había en la ciudad. Era como sumergirme en el mar y empezar a descubrir maravillas y las grandes posibilidades que me daba la interpretación. Así empecé a crear mis posos y a ver hacia donde quería orientar mis pasos”, expone.

Estuvo recibiendo clases, entre otros,  con el dramaturgo Ángel Gutiérrez ‘El Ruso’, que en aquella época era el único catedrático de teatro en España. “Un tipo peculiar al que si le gustabas te subía al cielo, pero si no te bajaba al infierno. Tuve experiencias maravillosas en sus clases y aprendí mucho, aunque mi recuerdo es algo agridulce”, apunta.

La vida teatral de Javier Losán estuvo muy ligada a Alcalá de Henares, donde realizó mucho teatro clásico. Llegó a hacer hasta 9 representaciones distintas de Juan Tenorio, interpretando varios personajes en cada una de ellas. También realizó obras de  Buero Vallejo, López de Rueda y sobre todo de Cervantes, comenzando así su gran afición por el teatro de calle.

Su hermano, que también se dedica al mundo de la interpretación, estaba estudiando junto a Pablo Chiapella, en la escuela ‘Réplika Teatro’ donde estaban preparando la obra ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’ para representarla como fin del ciclo educativo. Al fallar uno de los participantes tuvieron que buscar un sustituto, una gran oportunidad que Javier Losán aprovechó, realizando 265 funciones con ellos. “Estuve nominado con esa obra como mejor actor secundario en los premios ‘Max’ de teatro. Por esas representaciones pasaron muchos directores de casting, y uno de ellos fue el director de casting de ‘Ana y los 7’, que tras verme actuar me dio un personaje episódico en la serie, introduciéndome por primera vez en televisión”, refleja.

En 2005 conoció a ‘La recua teatro’ una compañía de Ávila, que trasladó su centro de operaciones a La Puebla de Montalbán, un pueblo de Toledo, donde organizan un festival de teatro. Interpretaban ‘El Quijote’ desde hacía años y contrataron a Losán para hacer de Sancho, algo que para él, como buen manchego, era todo un honor. Decidió irse con ellos sin mirar atrás y comenzar así una nueva andadura en la que por fin comenzó a vivir de la interpretación. Con esta compañía, con la que estuvo cuatro años, hizo mucho teatro de calle y animaciones en mercados medievales, respirando teatro las 24 horas del día y recorriendo toda España. “Me encanta hacer de Sancho. Lo habré hecho más de dos mil veces y lo sigo haciendo. Además soy manchego y llevo sangre cervantina por mis venas”, sentencia.

Ese año era el aniversario de El Quijote, y el estreno de Javier Losán como Sancho Panza. Les contrataron en Alcalá de Henares para representar la obra que Televisión Española había programado para emitir en directo en La 2. En 2009 ya pensó que había tocado techo con esta compañía y decidió marcharse y montar una por su cuenta llamada ‘Cenáculo teatro’, con la que siguió haciendo teatro de calle.

Un gran paso en la carrera del actor fue cuando el representante de su hermano le consiguió un casting con Juan José Alfonso, uno de los mejores directores de teatro de este país, para la obra ‘Miles Gloriousus’ que se representaría durante 21 días en el teatro romano de Mérida, para luego salir de gira durante cinco meses por los mejores teatros romanos de España. La prueba fue un éxito y consiguió el papel, compartiendo escenario con Pepe Sancho, Pepe Viyuela, Cesáreo Estébanez o Aitor Luna entre otros, un ramillete de actores y actrices de lujo.

Por aquel entonces, el actor se encontraba haciendo un papel en la segunda temporada de ‘Sin tetas no hay paraíso’, en la que a partir del tercer episodio, iba cogiendo más presencia como uno de los hombres del ‘Duque’. Pero la obra de teatro necesitaba mucha dedicación y era su gran oportunidad, así que tuvo que tomar una decisión. “Decidí hablar con producción de la serie para contarles  lo sucedido. Lo entendieron y me dieron menos texto con tal de que no me fuera de la serie y así pudiera compaginarlo”, explica.

En 2011 le proponen participar en la obra ‘La extraña pareja’ junto a Raúl Cimas y Juanjo Cucalón en donde conoce a Josema Yuste que actúa en este caso como productor, con quien entabla una buena relación profesional y de amistad que les lleva a trabajar juntos en obras como ‘La ratonera’, ‘La cena de los idiotas’ o ‘Taxi’, que estuvo más de cuatro años en cartel.

noticias albacete

Planes de futuro

Entre sus nuevos proyectos, además de comenzar el rodaje de la tercera temporada de ‘El pueblo’,  se encuentra el espectáculo ‘Losán dejao venir’. Un show muy divertido, en el que hace un homenaje a su propia carrera y en el que interactúa mucho con el público. También está escribiendo una obra de teatro muy manchega a la que ha llamado “Julietos y romeas, la maldición de los quesos”, en la que desmonta la obra de Shakespeare trasladando a los personajes a La Mancha. “Tengo mucha ilusión por hacer cosas mías. Cuando me contratan presto mi alma, mi cuerpo y mi voz al proyecto de otros, pero yo también tengo mis proyectos e intento hacerlos realidad”, concluye.

Toda una vida dedicada a la interpretación, que por fin recibe su merecido reconocimiento. Estaremos atentos a todos los futuros proyectos del actor manchego de moda.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.