GLOBALCAJA TOP

ALBAMOCION


JUNTA PREMIUN

JUNTA PREMIUM
noticias españa

Las declaraciones de un cura que muestran la complicidad que la Iglesia vasca tuvo con ETA

TOyota

/El Digital de Albacete/

El párroco de Lemoa (Vizcaya), que había relativizado los atentados de ETA en unas declaraciones efectuadas en una entrevista que aparece en el documental de Iñaki Arteta titulado ‘Bajo el silencio’, ha mostrado su arrepentimiento por sus «desafortunadas declaraciones» y ha pedido perdón a las víctimas de la banda terrorista.

albaluz

En dicho documental el cura justifica el terrorismo de ETA con: «No era terrorismo, sino una respuesta a una represión que se estaba sufriendo, que es muy distinto»; o «el que un pueblo oprimido, al que quieren conquistar, pues responda, pues con violencia, no sé hasta qué punto es terrorismo. Todos entendemos que eso es una guerra entre bandos, entre una nación o contra otra nación». Además señala en el mismo documental que conflicto «había y hay, hay y existía y existe», e incide en que a los terroristas no se les dejó otra salida: «Una cosa es que estuviera mal y otra cosa es que pudieras admitir que no hubo otra forma de hacer. Cuando una persona ha hecho lo que ha hecho, se da cuenta de que, yo no he querido hacer esto, las circunstancias me han llevado a hacer eso». También considera que «la opresión del pueblo vasco, que parece que es una pancarta, eso es real. Pero que eso está ahí… Estuvo y está, ¿no?. Estuvo y está. Era mucho más fácil que salieras, pues protestando la muerte de un etarra, que protestando la muerte de un alguacil». Y continúa señalando que  «hablamos de víctimas y solamente hablamos de víctimas cuando estamos hablando de víctimas de ETA, diríamos, ¿no? Y no hablamos de víctimas cuando estamos hablando de los presos, por ejemplo, que son víctimas de una política carcelaria». Es más, cita que ante la muerte de guardias civiles en un atentado en dicha localidad en 1981, que «no sabías a qué atenerte, por una parte te alegras de que, bueno, su merecido se lleva, y, por otra parte estás diciendo, pero no está bien».

Según ha informado el Obispado de Bilbao, el cura ha remitido una carta al Administrador Apostólico de Bilbao, Monseñor Mario Iceta, en la que muestra su arrepentimiento por sus «desafortunadas declaraciones», pide «sinceramente perdón a las víctimas», se compromete a «seguir trabajando por la paz y la reconciliación», y se pone a la entera disposición del obispo.

Tras recibir la carta, Mario Iceta ha señalado que estará en contacto con el cura y realizará las «consultas oportunas» antes de tomar las decisiones que estime convenientes.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.