ALBAMOCION



Ayuntamiento Todos los Santos
noticias Albacete

Alumnos de infantil confinados en casa en Albacete sin PCR tras el positivo de compañeros

TOyota

/Marta López/

Padres y madres de alumnos de Educación Infantil de centros escolares de la capital trasladaban su preocupación a El Digital de Albacete y se preguntaban por qué no se realizan pruebas a los niños de este ciclo que no han llevado mascarilla y han estado en contacto con un positivo por coronavirus.

albaluz

Así, familiares de alumnos de un aula en aislamiento preventivo del CEIP Príncipe Felipe de la capital indicaban a El Digital de Albacete su preocupación por la situación en la que se encuentran estos niños. En concreto señalan que “la clase fue confinada por un caso positivo y que desde el domingo por la mañana se nos notificó desde Sanidad que deberían mantenerse en aislamiento hasta el próximo día 3 de octubre”.

De esa llamada telefónica aseguran “no hemos vuelto a saber nada”, pese a que “nos dijeron que nos llamarían para las pruebas y aún estamos esperando a que nos comuniquen algo”. Indican que “solo a través del contacto telefónico con otros padres y madres preocupados por sus hijos nos hemos ido comunicando y ahora es probable que no les hagan las pruebas PCR”. Así reconocían que “lo principal es que los niños están bien”, pero aseguran que las familias se han sentido “abandonadas y desinformadas por la administración pública”.

Según lo establecido en la Resolución 31/02/2020 “por la que se modifica la resolución 23/07/2020 por la que se dictan instrucciones sobre medidas educativas para el curso 2020-2021 en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha”. De este modo especifica que en el apartado referido al ‘Escenario 1 en Educación Infantil y Primaria’ aparece reflejado que “los centros educativos establecerán grupos de convivencia estables en las etapas de educación Infantil y en 1º y 2º de Educación Primaria, así como en los Centros de Educación Especial, que permitan, en caso de que se produzcan contagios, tener definida la trazabilidad para proceder al aislamiento preventivo”.

Igualmente recoge que “en los niveles educativos superiores a 1º y 2º de Educación Primaria el alumnado podrá así mismo organizarse en grupos de convivencia estable en la medida de lo posible”. Además, señala la normativa que “se intentará que imparta docencia en estos grupos el menor número de profesores, para ello se podrá tener en cuenta todas las habitabilidades con que cuenta el profesorado que compone el claustro del centro”.

De este modo recoge que “en los grupos de convivencia estables no se aplicarán criterios de limitación de distancias”. Por todo ello “se debe garantizar la estanqueidad del grupo de convivencia estable en todas las actividades que se realicen en el centro”. Así, estos grupos de convivencia estables “estarán compuestos por el alumnado del grupo, el tutor/a del mismo y el menor número posible de especialistas” y además la normativa contempla que en estos mismos grupos “no es necesario cumplir con la restricción de la separación interpersonal”.

Así, según recoge la ‘Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos’ “los servicios de vigilancia epidemiológica de Salud Pública de las Comunidades Autónomas deben recibir la información sobre los casos cuando sean confirmados tanto en atención primaria como hospitalaria del sistema público o privado así como los servicios de prevención”. Por tanto “hasta la obtención del resultado diagnóstico del caso no se indicará ninguna acción sobre los contactos estrechos y la actividad docente continuará de forma normal extremando las medidas de prevención e higiene”.

En este documento de carácter estatal se recoge que tras confirmarse el resultado positivo por COVID-19 “los servicios de salud pública o quién la comunidad autónoma haya designado para este fin, y siguiendo los canales de comunicación establecidos, contactarán con los centros educativos y las familias para realizar la investigación epidemiológico e informar de la situación”. De este modo especifican que “Salud Pública decidirá las principales medidas para el control como son el aislamiento de los casos y la cuarentena de los contactos”.

“Si el caso se confirma se realizará el estudio de contactos en el medio educativo y fuera de éste mediante la identificación, clasificación y seguimiento de los contactos siguiendo los protocolos que estén establecidos en cada comunidad autónoma”. Esta función recae “sobre la unidad o servicio que cada comunidad autónoma designe”. Así, cabe recordar que el estudio y seguimiento de los contactos estrechos tiene como objetivo “realizar un diagnóstico temprano en aquellos que inicien síntomas y evitar la transmisión en periodo asintomático y paucisintomático. A la hora de definir quiénes son los contactos estrechos se tiene en cuenta y se valora “si se han seguido de forma efectiva las medidas de prevención e higiene adoptadas en el centro educativo”.

Por tanto se consideran contactos estrechos en el caso de pertenencia a un grupo de convivencia estable “todas las personas pertenecientes al grupo”. Pero si el caso confirmado pertenece a una clase que no está organizada como grupo de convivencia estable “se considerará contacto estrecho a cualquier alumno que haya compartido espacio con el caso confirmado a una distancia inferior a dos metros durante más de 15 minutos salvo que se pueda asegurar que se ha hecho uso adecuado de la mascarilla”.

En el mismo documento se recoge que “el periodo a considerar para la evaluación de los contactos estrechos será desde dos días antes del inicio de síntomas del caso hasta el momento en el que el caso es aislado”. Además “en los casos asintomáticos confirmados por pruebas diagnósticas, los contactos se buscarán desde dos antes de la fecha de toma de muestra para el diagnóstico”.

De este modo “se iniciará la vigilancia de síntomas y cuarentena a los contactos estrechos durante los 10 posteriores al último contacto con un caso confirmado”. Así se realizará “un seguimiento activo siguiendo los protocolos de cada comunidad autónoma de los contactos identificados como estrechos y estos deberán permanecer en su domicilio”. Además aclaran que “se proveerá a las familias de la información adecuada para el cumplimiento de las medidas de cuarentena, higiene de manos y respiratoria así como las señales para la identificación precoz del desarrollo de síntomas compatibles con COVID-19”.

Además, según el documento publicado por el Ministerio de Sanidad el 25 de septiembre sobre la ‘Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19’ se establecen las prioridades de utilización de las diferentes pruebas diagnósticas en pacientes con síntomas compatibles al virus. De este modo especifican que “la prueba diagnóstica de inicio será un test rápido de detección de antígeno o una PCR en función del ámbito”.

En el caso de obtener una prueba con un resultado positivo “el contacto será considerado caso y se manejará como tal”. Si por el contrario, la prueba es negativa “y se realiza en cualquier momento anterior a los 10 días tras el último contacto, se deberá cumplir la cuarentena hasta el día 10”. Además, “en el ámbito sanitario se hace necesario garantizar un adecuado valor predictivo negativo, por lo que ante un resultado negativo de la prueba rápida de antígeno se debe realizar una PCR”.

Además, la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, aseguraba este miércoles, 30 de septiembre que, además de la contratación de 125 monitores más para poder atender los comedores escolares, desde la Consejería se ha querido dar un paso más; por ello, se va a distribuir la comida a aquellos alumnos becados que no puedan acudir a los centros educativos por motivos de confinamiento.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.