ALBAMOCION



Ayuntamiento Todos los Santos
noticias albacete

Vuelve la ilusión al voleibol femenino en Albacete

TOyota

/Modesto Colorado/

Albacete está recuperando su lugar en el voleibol sénior femenino, y lo está haciendo gracias al ascenso del club ADEVA a primera división. Tras unos años de sequía, un equipo femenino de nuestra ciudad vuelve a saltar a la categoría nacional.

albaluz

El voleibol femenino tiene una larga tradición en Albacete. Muchas niñas lo practican en la escuela y compiten en categorías inferiores, lo que convierte a la ciudad y a la provincia en un gran vivero de jugadoras. Pablo Lloret, entrenador del Club de Voleibol Femenino ADEVA, indica que “el club lleva muchos años compitiendo en las mejores categorías masculinas, ya que en un principio estaba enfocado a ello. Viendo la cantidad de niñas que practican este deporte, hace dos años, el club decidió dar el paso para trabajar con ellas, creando unos equipos de base de la categoría femenina, con la finalidad de formar una buena cantera”.

La desaparición en 2009 del equipo sénior del Club Voleibol Albacete por falta de apoyos, después de haber conseguido el título de Liga y de copa en la División de Honor y su participación en competiciones europeas, dejó un gran vacío. Diez años después, el voleibol femenino vuelve a tener un equipo sénior intentando ocupar ese espacio que en su día hizo vibrar al público albaceteño. El club ADEVA fue el encargado de crearlo, bajo demanda de las propias jugadoras, un grupo de chicas que venían de diferentes clubs y que se pusieron en marcha con el objetivo de sacar adelante, un equipo para competir en Segunda División Nacional. “Fue totalmente una iniciativa de ellas. Tenían muchas ganas de jugar y se pusieron en contacto conmigo para contarme el proyecto. Fue entonces cuando trasladamos la propuesta al club, que la vio como una gran oportunidad y la acogió con agrado”, asegura el entrenador y añade que “son las chicas las que están haciendo todo. Su compromiso y sacrificio han sido ejemplares. Buscaron los patrocinadores y se movieron para encontrar a gente que les ayudara. El club está muy contento y orgulloso con la labor que están haciendo”.

El equipo es muy joven. Las chicas que van a afrontar la competición en Primera División, van desde la más joven de 17 años, recién llegada al primer equipo, hasta la mayor, con tan solo 27 años. Está compuesto por 15 jugadoras que lo están dando todo dentro y fuera de la cancha, con el fin de llevar al voleibol femenino de Albacete otra vez a lo más alto. “Vamos a seguir prácticamente con las mismas jugadoras del año pasado. Estoy muy contento porque es un equipo de luchadoras con un gran nivel y con gran pasión por este deporte. De hecho no me lo ponen nada fácil a la hora de decidir quién juega. Esto hace que aumente el nivel en los entrenamientos. Ellas tienen que luchar para conseguir su puesto y eso las hace mejorar. Es un buen grupo, en el que todas aportan y juegan muy bien en equipo, son una piña”, afirma el preparador.

Una gran pasión

Una de estas luchadoras es Esperanza Martínez. La jugadora pone en relieve que “el voleibol, como se vive en Albacete no se vive en ningún otro sitio. He jugado en otros clubs de fuera, y nunca me he encontrado tan bien como jugando aquí. Hay mucho compañerismo, somos todas como una gran familia”.

Tras una más que brillante temporada en segunda división, el club ADEVA femenino confirmó su ascenso a primera nacional. “Cuando comenzó el proyecto, subir a Primera División era uno de nuestros objetivos, pero pensábamos en ello a largo plazo, ya que era un poco difícil. Es una liga muy larga y había muy buenos equipos. Finalmente lo hemos logrado gracias a que hemos trabajado duro para ello”, señala.

El club ADEVA logró el ascenso en un encuentro decisivo en la última jornada, en el que derrotó a su gran rival, el ADV Miguelturra, con remontada incluida, en un pabellón del parque repleto de un  público enfervorecido. “Fue muy emocionante. El partido duró más de dos horas y media, y aunque, llegó la hora de comer, el pabellón seguía lleno. Al salir la gente nos preguntaba por la próxima cita para venir a vernos”, expone la deportista y añade que “hicimos mucho ruido en redes sociales y pusimos carteles por todo Albacete. La respuesta de la gente fue fantástica.”

El voleibol femenino es un deporte minoritario, que las de Albacete están poniendo en alza gracias a su gran tesón. La jugadora sostiene que “es un deporte muy limpio, bonito y divertido tanto para jugar, como  para ver, ya que es sumamente vistoso. A nivel técnico es bastante completo, se trabaja duro y los partidos son emocionantes. Nosotras animamos mucho y el balón no para en ningún momento. Si alguien viene a vernos, seguro que repite porque engancha”.

En estos momentos, el equipo se encuentra en plena campaña de búsqueda de patrocinadores, ya que al competir en una división superior, los gastos de temporada son más costosos. A pesar de esto, las jugadoras no pierden la esperanza, resaltando que “aunque tenemos el antecedente del equipo que no pudo seguir adelante por causas económicas, que ha sido nuestro referente y ejemplo a seguir, el año pasado nos dimos cuenta de que si te mueves y buscas, la gente de Albacete sí que te tiende la mano y te ayuda. Creo que no se le ha dado la suficiente visibilidad a nuestro deporte y por eso la gente no lo conoce. Pero los años pasan, la sociedad evoluciona y ahora mismo se está apostando algo más por deportes minoritarios, aunque todavía nos queda mucho por trabajar”, apunta.

Convencidas de que han llegado para quedarse y que no hay nada que se les interponga en el camino, luchan para que “no se nos discrimine. Ni por ser mujeres, ni por ser un deporte minoritario. Al final, tanto el objetivo como el sacrificio es el mismo o mayor que los deportes mayoritarios, y nosotras económicamente nos hemos visto sin recursos muchas veces”, reivindica.

Buscan patrocinadores

Para ello hacen un llamamiento en nombre de todo el equipo. “Además de nuestro esfuerzo, necesitamos  el apoyo de nuestra ciudad. Que el público nos anime y que las empresas nos patrocinen, ya sea de manera económica o con material. Cualquier cosa será bien recibida para poder mantenernos en lo más alto posible”, concluye.

Estas chicas están consiguiendo que se hable de voleibol, que la gente sepa que hay un equipo que juega en el pabellón del parque los domingos, que han venido para dar mucha guerra en la liga de la Primera División nacional. Les deseamos toda la suerte del mundo. ¡Ánimo campeonas!

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.