ALBAMOCION



Ayuntamiento Todos los Santos
NOTICIAS ALBACETE

LA REVOLERA | Banderitas y casoplones

TOyota

Hay quienes están interesados en resucitar el debate o la división por capas sociales o por barrios donde vivan, de los que llevan banderita de España en la muñeca, en la corbata, en la mascarilla o donde les dé la gana. Es tan trasnochada esa cuestión que no tiene ni un atisbo de sensatez, ni de realidad en estos momentos. Cuando nos debatimos entre las medidas para luchar contra la pandemia, cuelan, entre col y col una lechuga, ese asunto, para distraernos con una simpleza más y no ir a lo mollar.

Claro que, achaco el situar en primer plano esos asuntos, a los medios de comunicación, tertulianos y redes sociales, además lo hacen, algunos que nadan en la abundancia, pero van de progres y otros que van de otra cosa. A ellos parece interesarles más que a los que se ponen la banderita. A los que les gusta el debate se habrán fijado que el propio presidente del Gobierno la lleva en su mascarilla, la bandera, y no creo que haya que rasgarse las vestiduras por ello. Me importan mucho más sus decisiones que lo que lleve puesto para tomarlas. Es tan simple que cuesta trabajo escribir sobre esto. En contraposición está una vecina de La Moraleja que ha dicho: “no nos mezclamos con gente de Alcobendas, viven en pisos”. Primer plato servido de carnaza para estar hablando durante unos días de la sandez de esta presunta adinerada. Seguramente a su casa o quizás a otras acudirán personas que viven en pisos en Alcobendas para hacer las tareas domésticas y pueden contagiar. Como si el bicho distinguiese de clases, ricos o pobres. La señora a la que no le he visto la cuenta corriente, calladita y trabajando serviría mejor a su país.

albaluz

Está también una vecina de Vallecas que ha dicho: “humildes sí, pero todos con mascarilla. Lo único que no llevamos aquí son banderitas de España”.

Servido el debate: casoplones y sin banderitas de España. Es la reducción a la nada de la vida. Mientras tanto la Covid 19 acechará con las mismas armas a los de La Moraleja y a los de Vallecas. Pensé que a lo mejor a la señora de Vallecas y al periodismo reinante le importaría mucho más un buen servicio de metro para no viajar hacinados y quizás también una buena asistencia sanitaria primaria para su barrio.

Luego viene un individuo, diputado, Echenique y arregla el patio con otro debate interesado, para él y los suyos, seguramente le viene muy bien para ver si alguien lo sigue votando. Ha escrito: “no quiero pensar que el criterio que ha seguido Ayuso para confinar las diferentes zonas de salud de Madrid sea dejar libres los barrios donde la gente tiene más dinero y votan más a PP, Cs y Vox y confinar los barrios más humildes donde les votan menos”. Son incendiarios, les interesa una España dividida, peleada, entre ricos y pobres. No cuenta que él ahora mismo está entre los privilegiados en cuanto a sueldo, tiene posibilidades de vivir en La Moraleja más que en Vallecas. Sigamos por ahí, vamos muy bien. Menuda tropa, unos y otros y los que repican las campanas.

Un eurodiputado del Ciudadanos, un tal Adrián Vázquez, se dio una vuelta por Albacete, no tendría nada mejor que hacer, se trajo un nombramiento para una concejal del mismo partido, Teresa García Arce, se fue a un pueblo pequeñito como Robledo para hablar de agricultura y lo mucho que el partido naranja está trabajando en Bruselas para que los agricultores vivan mejor. Aprovechó el partido desnortado para hacer un uso indebido de las instituciones como el Ayuntamiento de Albacete. El PP lo ha denunciado y con razón, totalmente fuera de lugar e improcedentes por romper las reglas de juego que, si no están escritas, son las que se deben cumplir.

Ya de paso, cursó invitación al alcalde temporal o con contrato bienal, Casañ, para que acuda a Estocolmo, ojo, a la próxima cumbre de alcaldes liberales europeos, para tener la oportunidad de compartir tanto los problemas como soluciones que están sufriendo municipios y ciudades por la pandemia. Repito, alcaldes liberales europeos, lo que representa el alcalde de Albacete, el liberalismo puro. Viene a cuento la invitación. ¡Por favor! un poco de cordura, no vendría mal. No se habló de quién pagará tan noble y destacada asistencia, doy por hecho que no saldrá -si llega a producirse el viaje, que seguro que sí- de las maltrechas arcas municipales. Los partidos suelen tener remanentes, de aportaciones de sus cargos, para atender esas cuestiones, pues de ahí debe salir, de sus bolsillos.

Tras hacer esa ocupación partidista del Ayuntamiento se fueron a Robledo, un municipio que quiero mucho por lazos familiares y con un alcalde al que tengo en estima, creo que está muy por encima del partido en el que milita (Cs) y allí supongo que el señor eurodiputado lanzaría su mensaje sobre agricultura.

Es ahí, en Robledo, donde radican los mayores problemas de la agricultura, la PAC tiene una gran incidencia, los precios, la recolección de la uva, un sitio muy emblemático de nuestra geografía regional para llegar a mucha gente. No caerían en acudir a Villarrobledo o Valdepeñas y debatir ahí sobre los porqués del debate de continuar con la vendimia debido a la caída brutal de los precios. Ahí están los problemas ahora mismo, pero no en ese pueblo “grande” por sus buenas gentes como es Robledo. He seguido con atención el eco en medios de comunicación y ni siquiera en medios amigos casi han parecido. El interés despertado ha sido de 0 patatero.

La acampada de temporeros en un parque de Albacete capital, los vecinos de la zona que han presentado un escrito ante la Fiscalía para que investigue si se está cumpliendo la normativa de Sanidad frente a la Covid-19, deben parecerles asunto de escasa importancia.

Me alegro que la COPE cuente con el abogado Angel Ramírez Ludeña para hablar en sus ondas, supongo que de nuestra gastronomía y siempre el vino, será temas principales. Con él en la SER de CLM funcionó y bien el programa “Coloquios del vino” pero el eterno enredador puso todos los obstáculos para cárgaselo, no pudo entonces, pero ahora parecer ser que sí. Recuerdo que, desde la Junta de Comunidades, incluso con el hoy consejero Nacho Hernando, se utilizaron buenas artes y mano izquierda para que hablar del vino y bien fuese una realidad. Mejores momentos llegarán y no será muy tarde, ante el enorme descalabro económico que se cierne, también en los medios de comunicación. Y lo lamento, pero tocan nuevos modos, nuevas ideas, contando con los profesionales, los que sirvan y con las personas ajenas al sector que puedan aportar.

Traigo hoy también el nombre de María Victoria Fernández, persona que ha tenido altas responsabilidades en el mundo de las finanzas, pero sin abandonar nunca el campo empresarial y otras labores sociales que necesitan de personas como ella, entregadas, solventes, desinteresadas para que asociaciones como el cáncer o el Club Rotario ocupen el lugar que merecen, con una posición de preponderancia para no perder la esencia para la que fueron creadas. Mi felicitación hoy para Ángel y María Victoria.

Lamenté el viernes el agua que cayó en las instalaciones del Hospital de Día de Albacete, todo debido, al parecer, a una claraboya de la parte central que no pudo soportar tanta agua caída. Seguro que muy pronto, incluso este lunes, las instalaciones y su servicio de enfermería continuarán prestando la asistencia y atención a las decenas de personas que a diario pasan por allí. El personal no tuvo que lamentar ningún daño, de lo cual me alegro e inmediatamente la dirección del Complejo Hospitalario inició las tareas de reparación.

noticias albacete

Ángel Calamardo

Twitter: @AFCalamardo

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.